Inicio Columnas 2 DE OCTUBRE: LOS OTROS DATOS DEL PRESIDENTE

2 DE OCTUBRE: LOS OTROS DATOS DEL PRESIDENTE

78
0
Foto Excélsior

*Con fuerza PRD en Michoacán porque tiene gobernador; en 2 años, quien sabe

Por Martha Elba Torres Martínez

¿Quién diablos está atrás de los “otros datos” que invariablemente alude el Presidente para esquivar la realidad del día a día que a muchos nos tiene tan asustados? ¿Él solito y su imaginación? ¿las buenas nuevas que todas las madrugadas le deben entregar para que no se enoje?

¿O la idea de Göbbels, de que miente mil veces para que se convierta en verdad? Que aplicaba para esos tiempos en que los medios de comunicación masiva estaban en pañales, pero no a estas alturas en que la tecnología digital nos permite atestiguar con nuestros propios ojos, lo que pasa en el mundo.

Siempre son sus “otros datos”. Como ayer, a propósito de la marcha del 2 de octubre en la Ciudad de México. Desde la tarde/noche del miércoles seguimos en redes los disturbios y los noticieros nocturnos se dieron vuelo con lo sucedido, y el Presidente sale en la mañana a decir que todo salió muy bien, que los “cinturones de paz” funcionaron.

“¿Por qué no se revisa lo que pasó el año pasado y los otros años? Yo tengo, ahora sí, otros datos y tengo la información y les puedo decir que salieron muy bien las cosas. Se hubiera acusado al gobierno de represor si en lugar de cordón de paz hubieran participado granaderos”.

Y ahí están los videos: pobres empleados del gobierno capitalino humillados, huyendo despavoridos; la destrucción de vidrios, el pintarrajeo y la humareda de las bombas molotov; los granaderos vestidos de civil. Sí. Como los halcones de hace 51 años. Cierto. La turba no llegó al Zócalo porque le cerraron el paso, pero ¿alguien se enteró de qué viejito del 68 –de los que quedan- dijo qué, digno de recordarse? Y sobre que no pasó lo mismo que en otros años, ¡por favor!

Lo que si tengo que reconocer, es el control de daños implementado para que medios capitalinos, como Radio Fórmula, le bajaran tantito. Otros, se fueron al extremo del ridículo, como el decaído en credibilidad Federico Arreola, que festejó en su columna de ayer, “el gran día de la Ciudad de México, donde la gente derrotó a los violentos”.

O sea, algunos estamos bien pendejos porque confundimos los videos de la revuelta estudiantil en Hong Kong, con los de la Ciudad de México. ¡Ay! ¡joder! Ya se nos achalaron los ojos.

Ojalá algún día el Presidente revele las fuentes de sus “otros datos” para contagiarnos de su optimismo, que la economía va muy bien, que somos muy felices, que ya se acabó el huachicol y la corrupción y ahora, que la CNTE se encargará de formar a las nuevas generaciones incorruptibles…

                                                                              ***

Y es que sí, con el perdón del creador, la escuela ideal que dibujó ayer Esteban Moctezuma, titular de la SEP, ante la Cámara de Diputados, hasta no ver no creer.

Porque pintó las escuelas normales como el adalid de la nueva formación de docentes, pero el mes pasado, en Tiripetío, donde se incuba la sección 18 de la CNTE, en una disputa entre líderes estudiantiles por el control de alumnos de nuevo ingreso, uno apuñaló a otro y casi muere.

El tema, es que son los lidercillos y lo la dirección, los que deciden quién entra y quién no. Todo en función de someterse al adoctrinamiento que impone la Coordinadora. El herido terminó en el hospital pero fue obligado por el Comité Estudiantil a no presentar denuncia por lesiones graves y las autoridades se hicieron las occisas.

No dudo de las buenas intenciones del Presidente, pero no serán suficientes seis años para transformar el país. Estamos a dos meses de que cumpla su primer año de gobierno y del otro lado de sus datos, esta la realidad…

                                                                              ***

No fue pregunta. Fue afirmación de Ciro Gómez y Joaquín López: “serás el último gobernador del PRD”. Dijeron a Silvano Aureoles en la visita que hizo a sus noticieros con motivo del cuarto año de que asumió la gubernatura, el pasado 1 de octubre.

El mandatario michoacano medio contestó. Quería aprovechar el veloz tiempo al aire, para difundir los logros, que francamente los hay, pero el tema de la violencia criminal sigue acaparando todos los espacios. El caso que los gobernadores son los únicos que los encaran, mientras que el Presidente saca sus “otros datos” y dice que todo va bien.

El caso que en la conferencia de Silvano, anteayer, reformulé la pregunta. “Nada está dicho respecto al futuro del PRD para las próximas elecciones, pues todos los partidos políticos están en crisis, más acentuado el que está en el poder (Morena), por lo que habrá que esperar los tiempos para ver el comportamiento político-electoral con miras al proceso del 2021.

Por lo pronto, expuso que el PRD habrá de fortalecerse y trabajar para lograr nuevamente el voto ciudadano. También tiene la percepción que por los resultados del primer año de Morena en el poder, es difícil que mantenga esa inercia que lo llevó en julio de 2018, al triunfo.

Pero por sus propias palabras, no esta optimista. Si desaparece el PRD, no viviríamos de la nostalgia, simplemente se cerraría un ciclo”.

Y es que en honor a la verdad, no le vemos con qué. Con mucho trabajo, este partido tiene 5 por ciento de votación, perdió el registro en una decena de estados. Se fundó en la figura del caudillismo político de la primera mitad del siglo XX y perdió el rumbo de la institucionalización.

El primero en abrir la puerta y fugarse, fue Cuauhtémoc Cárdenas. En lugar de quedarse y rectificar. Pero no. Era más fácil largarse y aventar la toalla. Eso es cobardía. Pero si hoy hicieran una reunión de ex presidentes nacionales, nada más quedan dos: los Chuchos. Y porque no tienen a dónde ir.

Qué pena. Un partido que tenía mucho que dar, pero la ambición lo mató.

En Michoacán todavía tiene membresía porque tiene gobernador. En dos años, quién sabe…

                                                ***

Por lo pronto, aprovecha el tiempo que le queda. Ahora ya propuso a la Conago trabajar de manera conjunta en el tema de los homicidios dolosos, es decir, el crimen organizado.

No lo dijo, pero así se entendió. El Gobierno Federal no está haciendo nada, y en septiembre pasado las ejecuciones sumaron tres mil. ¿Y quiénes son los responsables? Los mandatarios estatales. La estrategia del Presidente no tiene pies ni cabeza, ni garantiza seguridad ni combate el delito. Por el contrario, lo fomenta con esas expresiones de fuchila, guacala; piensen en su mamacita y los voy a acusar con sus mamás, papás y abuelos para que les den unos sapes.

Eso sí, la Guardia Nacional se ve bien bonita en los desfiles y el Ejército tiene la orden de ya no enfrentarse con grupos armados. Que mejor se den vuelta y regresen por donde iban. Así, pues cómo.