Inicio Columnas ¡A DEFENDER EL CENTRO DE SALUD! #TLAXCOAPAN NO SE RINDE!!!!

¡A DEFENDER EL CENTRO DE SALUD! #TLAXCOAPAN NO SE RINDE!!!!

67
0
Compartir

*  Surge  un conflicto social por la pretensión de achicar el Centro de Salud para favorecer a la Empresa Munsa y adecuar un libramiento exclusivo

 

POR JUAN OVIEDO BERNAL

Especial para Expediente Ultra

Los tres niveles de Gobierno tienen la obligación de velar por la integridad física de los mexicanos, garantizar su seguridad y proteger sus bienes, muebles e inmuebles. Deben además, realizar acciones para preservar la paz, la tranquilidad y propiciar el desarrollo armónico entre los individuos.

Una obligación que corresponde al Estado es el cuidado de la salud y evitar actos de terceros que pongan en entre dicho ese derecho constitucional. La salud de las personas, junto con la alimentación, educación y la creación de empleos son los cuatro grandes ejes prioritarios para el desarrollo de un país. estado o municipio.

Sin embargo hoy en Tlaxcoapan ese precepto constitucional es letra muerta. Ese derecho que tenemos todos los Tlaxcoapenses está siendo pisoteado por un binomio perverso : una extraña Alianza Autoridad – Empresa.

Con el sofisma de buscar inversión para generar empleos, mal pagados y causando daños materiales y amputando el Centro de Salud de Tlaxcoapan.

Las empresas son bienvenidas cuando su arribo es para invertir, generar empleo directo e indirecto, respetar las leyes, evitar la contaminación y no generar problemas sociales, remunerar la fuerza de trabajo con salarios justos. No salarios de hambre.

Sin embargo hoy tenemos un conflicto social por la pretensión de achicar el Centro de Salud para favorecer a la Empresa Munsa y adecuar un libramiento exclusivo.

¿Acaso la Autoridad Municipal se confabulo para despojar de una superficie considerable a nuestro Centro de Salud ?

¿Que no será mejor construir un Hospital de especialidades para beneficiar a los Tlaxcoapenses antes que construir una calle para favorecer a una empresa ?

Se equivocan los fariseos que hoy de la mano de los funcionarios encargados de la Concertación festejan sus magros logros porque decenas de adultos mayores, acuden para solidarizarse con la Huelga de hambre.

Limitados por su embriaguez electoral y las dádivas que reciben, no comprenden que ¡Tlaxcoapan SOMOS TODOS! ¡Y que Tlaxcoapan no se rinde!

Es lamentable que hoy algunos Candidatos manifiesten insensibilidad en este problema. Los jilgueros gubernamentales nunca imaginaron una ¡PROTESTA PACIFICA! Menos una Huelga de hambre. Concluyeron que basta arribar granaderos para intimidar a los pobladores. Pero el apoyo es lento pero crece. Y crecerá más porque muchos jóvenes se empiezan a sumar. Ese es el espíritu indomable de Tlaxcoapan. Esa es la fortaleza de nuestro pueblo. ¡Tlaxcoapan no se rinde!