Inicio Columnas ALCALDES DE HIDALGO TOCAN EN PUERTA EQUIVOCADA PARA OBTENER RECURSOS

ALCALDES DE HIDALGO TOCAN EN PUERTA EQUIVOCADA PARA OBTENER RECURSOS

312
0
Compartir
"Sean cautelosos", les dice el senador a la decena de alcaldes que lo visitaron.

SILOGISMOS

 

*  Acuden a solicitar apoyo al senador Julio Menchaca ignorando que el presupuesto de egresos  lo aprueba y gestiona la Cámara de Diputados no el Senado

 

Por Antonio Ortigoza Vázquez.- La sombra de una crisis financiera en nuestro país, comienza a aparecer y tendrá dispendiosos efectos políticos, sociales, económicos e incluso, democráticos. Pero esta tormenta se puede convertir en una oportunidad para campear de una mejor forma una devaluación del peso, que las últimas utilizadas en el gobierno actual.

Ante los acontecimientos dados el día de ayer en la bolsa de valores de México, donde dos bancos sufrieron la pérdida en más de un 9 por ciento en el valor de sus acciones, podrían ser el presagio de una fuerte caída en las inversiones extranjera y nacional, por el anuncio de la bancada morenista en el senado, que es encabezada por Ricardo Monreal, que anunciaron que buscaran una ley para cancelar los cobros de “comisiones bancarias”.

El nubarrón financiero, obliga a los legisladores de las dos cámaras, a evaluar que políticas fiscales, crediticias y de inversión pública, podrían mitigar una posible crisis financiera en nuestra nación.

En 2017, las exportaciones de nuestro país, ascendieron a más de 400 mil millones de dólares, algo así como más del 40 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB); un porcentaje que ha sido oxígeno puro para la economía mexicana. Hoy, existe incertidumbre financiera, los efectos podrían ser alarmantes para el empleo, la inversión, las cadenas productivas podrían romperse y esto meter en un brete a la economía nacional.

La cuarta transformación, ya comenzó, los barones del dinero ya sintieron el embate de la nueva política que regirá en nuestro país, el giro de timón ha sacudido a propios y extraños, mexicanos y extranjeros, el primer naufrago de esta nave que es capitaneada por López Obrador fue el NAIM, hoy los bancos Santander y Banorte, y eso que el barco aún no llega a buen puerto.

En tierras hidalguenses, alcaldes despistados ¿o desesperados?

Los presidentes municipales de Pachuca, San Felipe Orizatlán, Molango, Huasca, Tlanchinol, Tepehuacán de Guerrero, Huhuetla, Tlahuelilpan, Xochicoatlán y Agua Blanca, visitaron al senador Julio Menchaca Salazar, para pedir su apoyo para allegarse de recursos para aplicarlos en reparación de carreteras y adquirir ambulancias para la Sierra y Huasteca hidalguense.

Y es que en estos municipios su alcaldes se encuentra desesperados, es fin año y seguramente su fondo de ahorro, ni existe; pues como es el caso de la alcaldesa de Pachuca Yoli Tellería, que aún no puede justificar el gasto de 18 millones de pesos, pero bueno, esa es otra historia, decía doña Goya.

Pero se les olvida a los alcaldes que un senador no gestiona recursos, ellos no realizan el presupuesto de egresos, solo el de ingresos, se equivocaron de puerta, pero eso sí, salieron advertidos por el senador, pues tajantemente les dijo que fueran cautelosos con los recursos etiquetados “y no ocuparlos para fines distintos” y les recordó algo, que seguramente les cayó como balde de agua fría, que cuando él fue diputado local, la legislatura “desaforó” a cinco presidentes municipales.

Pero les aclaró de una forma puntual y fulminante: “se van apoyar los proyectos productivos,  el rubro de salud, la educación, la ciencia y la tecnología, esto mediante la modificación a la Ley de Hacienda la cual  establece que los recursos que antes se destinaban a los diputados federales y senadores, ya no se van a canalizar a los municipios a través de ellos, si no que se entregarán directamente a los ayuntamientos para que se puedan fortalecer estos rubros que son primordiales para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y así alcanzar la transformación de México”, pero sobre advertencia, no hay engaños, ya les dijo el senador Menchaca Salazar, “sean cautelosos”, en pocas palabras… aguas y si se sirven con la cuchara grande.