Inicio Columnas Amador favorito de AMLO, Ebrard y Mancera; ¿el nuevo Ahumada?

Amador favorito de AMLO, Ebrard y Mancera; ¿el nuevo Ahumada?

*El sueño de controlar, comprar cargos y funcionarios, se logró ahora *El imponer un presupuesto, lo llama “goliza a diputados” de la ALDF

768
0

Por Joaquín Herrera

A Carlos Ahumada algo le falló. Quería comprar la capital, vía sus autoridades. Terminó preso y no sus comparsas, los funcionarios y demás, comprados. Incluyó a un candidato tabasqueño al gobierno estatal y un gobernador, con apellido de prosapia, en Michoacán.

Ahumada se apoderaría del Jefe de gobierno, sus entonces candidatos por el partido (casi único, el PRD, no como ahora que el bueno es Morena, del propio AMLO) a jefes de las 16 delegaciones, a diputados locales y federales.
Por dinero –siempre pensó que todo lo barato se arregla con dinero- y en dólares no pararía su plan.
Pero, algo falló. Terminó preso.
Hoy se sabe de otro empresario, quien logró penetrar a ese gobierno, el más rico del país, fuera de la Presidencia de la República y con manos libres. Al menos, más libres que a nivel federal.

El argentino ambicioso, conquistó el PRD, vía su lideresa entonces; luego, se fue a la cabeza del poder: conquistó al único hombre que le movía  operó con el brazo derecho del Jefe de Jefes, en que se convirtió de todos, Andrés Manuel López Obrador, por decisión del líder de todos, Cuauhtémoc Cárdenas.
El dirigente deportivo argentino, tenía nacionalidad mexicana,  era fuerte inversionista en la minería, la construcción y el fútbol. Ahumada buscaba ejecutar obra para el gobierno nacional con más presupuesto a nivel local, el del DF.
El aprendió que en la capital donde priva la sentencia de “el que no tranza no avanza”, más ante quienes tienen hambre canina de poder.
Igual el nuevo Ahumada, quien “gobernó” como amo de las finanzas en cuatro gobiernos, cada cual con un presupuesto, a precios constantes, es decir, hoy, de un billón cada sexenio. Ah y con una caricatura de poder Legislativo, la Asamblea Legislativa, manos libres, como cree la mitad de chilangos y la otra solo lo sospecha.
Todo iba bien.  Carlos había regado dinero; lo mismo a la candidatura de AMLO que a su paisano que anhelaba la gubernatura, como prestanombres del futuro presidenciable.

Incluyó su mano bondadosa a los candidatos a todos los puestos de elección desde ese año 2000, afortunado para el perredismo. Y más para esa especie de santón, que es el dirigente espiritual del nuevo partido, Movimiento de Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador.

Entre sus beneficiarios de esa mano poderosa, mano bondadosa, según el libro del columnista estrella de Excélsior, Adrián  Rueda, “El “Complot El dinero sucio en el partido de la esperanza”,  estuvieron en la “polla” desde el propio AMLO (que solo es “es un complot”  más contra él) y medio centenar de funcionarios, líderes, legisladores y jefes delegacionales, hasta que un video lo echó todo a perder.
La mafia del poder, como la llama el propio AMLO, es decir, su más clara y omnipresente manifestación  -Televisa- exhibió ese “dinero sucio” así.

Con ello México inició los” videoescándalos”. El que terminó preso –por denunciar la corrupción aquí- fue Ahumada y Bejarano, el “Señor de las Ligas” como le quedó el mote porque se mostró a René Bejarano en TV, a todo color, en el programa de Brozo, recibiendo un portafolios lleno de los famosos 40 mil dólares y que incluso recibía como operador de AMLO, el Jefe de Gobierno entonces, y se llevaba a las bolsas hasta las ligas con que se formaban los fajos de billetes.
Hoy, otro Ahumada, empresario y funcionario en el gabinete del Gobierno del DF, según convenga o permitan las circunstancias, tiene mejor suerte.

 Mejor forma de operar. Y ha entrado y salido al “gabinete” de gobierno chilango, especialmente en el área de finanzas o pasa a ser algo como proveedor, según convenga o lo dejen.

El otrora “secre” particular de López Obrador, René Bejarano sigue con un amor de lejos ante  el círculo de López Obrador  en una retirada estratégica –aunque de a mentiritas- que todo indica se hizo efectiva este año, creen los perredistas antiobradoristas; ayudó a Morena. Y esta ganó medio DF, electoralmente y se apodera de la Asamblea a niveles peligrosos.
Esas posiciones serán veneno para los opuestos al sol llamado López Obrador, que ahora es moreno, no dorado: Carlos Ahumada y medio centenar de figuras compartieron los beneficios de Ahumada. Con el tiempo, la mayoría se pelearon y hoy son enemigos entre sí.
Pues, hay un personaje que logró a algo equivalente al René Bejarano de ayer: Edgar Amador.
Conforme a dos columnistas de primer nivel, Adrián Rueda, de Excélsior y Manuel López Santillán.
Este último expone sobre el afortunado funcionario de cabecera en varias administraciones en el gobierno del DF.
Edgar Amador se desempeñó como Director General de Calidad de Vida, S.A de C.V. (abril-agosto 2010) y como Director General de Administración Financiera para el Gobierno del Distrito Federal de 2004 a 2006.

También fue Director General Adjunto de la empresa Dexia Crédito Local México (2007-2009).

Fue Consejero Suplente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Conducef) en el sector Sociedades financieras de objeto limitado.
Antes,  fue director general de mercados (1998-2003). También se desempeño como analista de bonos para América Latina y Gerente de Análisis de Renta Fija de la empresa Vector Casa de Bolsa (1994-1995).

Para las empresas Stone & Mccarthy, Princenton, New Yersey y General de Mercados S.A de C.V fue economista en jefe. Ya como secretario de finanzas del Gobierno de Miguel Angel Mancera, mostró su calidad de operador (al estilo de Bejarano) y la calidad moral y política resulta un espejo de la que se observa en el líder de la Asamblea Legislativa, Manuel Granados.
El tema es la “etiquetación” de presupuesto para algunas áreas, a conveniencia del gobierno capitalino central y que suele encontrar resistencia en diputados de oposición.

 “Goliza a los diputados”: Amador

Llama “goliza” la que el gobierno y Manuel Granados metieron a los diputados al etiquetar mil 875.7 millones de pesos para dependencias y delegaciones.
“Salió todo muy bien, y sobre todo el tema de los etiquetados”, menciona el líder de la ALDF a Amador.
“A todo mundo le convino cabrón (…) se las metimos doblada”, dice el secretario de finanzas de Mancera.
Remacha que chamaquearon a los diputados:
“Lo del ISR lo detectaron no al cuarto sino al cinco para las doce, cuando ya la tenían adentro”, remata Amador.

López Santillán dice que Amador, “cobijado por cuatro administraciones del DF, ha saltado de cargo a cargo público y privado,  manteniendo su influencia y presencia. En 10 años, hizo carrera en cargos de la Secretaría de Finanzas, para luego dar el salto a la iniciativa privada. Nada de malo habría en ello, de no ser porque el secretario pasó de una responsabilidad pública a un puesto directivo en Dexia Group, casa que otorgó Certificados Bursátiles Fiduciarios de Deuda Pública al DF, por siete mil millones de pesos”.
Y remarca que Edgar Amador fue director general adjunto de Administración Financiera en el GDF con López Obrador; luego con Alejandro Encinas, fue director general de Planeación Financiera. Y brinco al sector privado; en 2007 fue director general adjunto en México de la compañía Dexia Group, dedicada, según su página, a “la banca al menudeo, servicios financieros a gobiernos locales y financiamiento de proyectos en el mundo”.
Ese mismo 2007 (luego directivo en la empresa para la que trabajaba, el GDF contrató sus servicios para el financiamiento de deuda a una tasa fija de 8.5 por ciento, por la que obtuvo el certificado Bursátil Fiduciario.

En 2010, Amador regresó al gobierno a invitación de Marcelo Ebrard, quien lo nombró subsecretario de Planeación Financiera en la Secretaría de Finanzas.

Hoy, dice el columnista de La Razón, Edgar Amador sigue colocando certificados de deuda como estrategia de financiamiento a través de Dexia Group. Parte de los certificados bursátiles para financiar proyectos de infraestructura, así como el refinanciamiento de deuda pública está, por decisión del hoy secretario, en manos de la empresa para la que trabajó.

Y suelta el dato de que “la deuda Pública capitalina supera los 68 mil millones de pesos o siete mil millones más que la que había al inicio de la actual, por 61 mil 207 millones; al corte del primer trimestre de 2015, ésta alcanza ya los 68 mil 396 millones de pesos, un aumento real de 7 mil 189 millones de pesos.

Crédito a la palabra.- Y el DF, que se creía el rey de todo el mundo, resulta que no estaba vacunado contra la CNTE. Esta sigue oaxaquizando a la capital, con escenas del plantón que lleva dos años y marchas que nadie sabe cuántas veces han infartado a las principales arterias capitalinas. La ciudad sin custodios, no tiene respuesta para esto.
Peeeeero la CNTE sí tiene nuevas formas de fastidiarle la vida a miles. Ya con su sede dos trasladada del “Zócalo” de la capital oaxaqueña al Monumento a la Revolución, en esta ciudad paralizó 67 planteles de Iztapalapa, Gustavo A. Madero, entre otros sitios. El pretexto, sumarse en un paro de 24 horas, y dejar sin clases a 13 mil alumnos.

Claro, mas tardó en anunciar esto el líder de la sección magisterial 9, Enrique Enríquez, que  la Administración Federal de Servicios Educativos, correr a afirmar que a los paristas se les descontará el día…Ja ja. Así empezaron en Michoacán, Chiapas, Guerrero, no solo en Oaxaca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here