Inicio País ANULAN PRETENSIÓN DEL ISSSTE PARA DEMOLER EL TEATRO “JIMÉNEZ RUEDA”

ANULAN PRETENSIÓN DEL ISSSTE PARA DEMOLER EL TEATRO “JIMÉNEZ RUEDA”

* El juez XIII en Materia Administrativa dicta revés jurídico a funcionarios que pretendían desaparecer este patrimonio artístico

822
0
Foto: eleconomista.com.mx

 

Especial para Expediente Ultra

Por BLAS A. BUENDÍA/ Columnista Invitado

Luego de un año tres meses de deliberaciones jurídicas, el juzgado décimo tercero de distrito en materia administrativa, decretó la suspensión definitiva en contra de directivos del ISSSTE que pretendían enajenar y demoler uno de los teatros más emblemáticos para las clases medias y populares, como el “Julio Jiménez Rueda”.

La decisión se puede interpretar como una victoria sin igual ya que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal fue una de las actoras conductoras y vehículo importante para evitar lo que era un inminente sacrificio en contra del mundo de la cultura y el artístico.

El pasado  26 de marzo se presentó una demanda de amparo ante los juzgados de distrito en materia administrativa bajo el expediente  501-2015, turnada al juzgado decimo tercero de distrito en materia administrativa.

José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, hoy diputado local por el Distrito XII en la VII ALDF, y personas vinculadas directamente con el Teatro “Julio Jiménez Rueda”, ubicado en Avenida  de la República, 154, colonia Tabacalera en la delegación Cuauhtémoc, demandaron la posible enajenación y demolición ilegal del inmueble donde se ubica el Teatro “Julio Jiménez Rueda” por parte de diversas autoridades, principalmente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En dicha demanda se reclamaron los siguientes actos: órdenes verbales y/o escritas para la demolición del Teatro “Julio Jiménez Rueda”; licencias y/o permisos para la demolición del Teatro “Julio Jiménez Rueda”; y la posible escrituración o anotación preventiva, derivada de la compra-venta del Teatro “Julio Jiménez Rueda”.

A resultado de la demanda interpuesta, se otorgó la SUSPENSIÓN DEFINITIVA por el juez decimo tercero de distrito en materia administrativa, en la que se especifica que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) no puede demoler, vender o realizar cualquier otro acto que resulte en un daño o suspensión de actividades del Teatro  “Julio Jiménez Rueda”.

La resolución única de la suspensión definitiva sentencia:

“.. se concede la suspensión definitiva que solicita el impetrante de garantías  para el efecto de que las autoridades se abstengan de realizar acto alguno encaminado a que se lleve a cabo la enajenación del inmueble ubicado en el número 154 de la Avenida República, Colonia Tabacalera , código postal 06090, predio en donde se encuentra enclavado el Teatro “Julio Jiménez Rueda” a través del procedimiento de licitación pública, como consta en acuerdo número 85.1342.2013 de fecha dieciséis de diciembre del dos mil trece, emitido por la Junta Directiva del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.”

Es decir, que desde que se promovió este litigio el 16 de diciembre de 2013, y hasta el 26 de marzo de 2015, fueron 15 meses de intensas zozobras y animadversiones para salvar de la ambición administrativa gubernamental manipulada por malos servidores públicos, destruir los pocos escenarios culturales que posee la Ciudad de México.

El medio artístico no tardó en exhibir las manifestaciones de  beneplácito, aplaudiendo la decisión del titular del juzgado decimo tercero de distrito en materia administrativa, al amparar las acciones razonables en contra de esos enemigos de la cultura enquistados en el ISSSTE, cuya institución ha perdido su prestigio y que ahora es satanizada como el I$$$ch$te.

Cabe hacer especial mención que el ahora diputado local José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, fue subdirector general Jurídico y de Seguridad Institucional del Sistema de Transporte Colectivo-Metro, y de alguna forma siempre ha estado vinculado en las manifestaciones culturales de la capital de la República.

En su carrera política y en la Administración Pública, sus últimos cargos fue director de Administración de Personal y en marzo de este año, se desempeñó como subdirector general de Administración y Finanzas del STC-Metro.

Su intervención para frenar que el ISSSTE no procediera en demoler el Teatro “Julio Jiménez Rueda”, tiene un sentido de gran valor cultural toda vez que propició la construcción de la Cooperativa Cultural Metro a fin de facilitar el acceso a la cultura a los 5.3 millones de pasajeros que utilizan este transporte para ejercer su derecho a la movilidad en la zona metropolitana.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here