Inicio Columnas ATENTADO: QUIÉN SÍ CUMPLE

ATENTADO: QUIÉN SÍ CUMPLE

102
0

«Jamás se fracasa tratando de cumplir con el deber, y sí cuando se descuida»

Robert Baden-Powell

Por Samuel Cantón Zetina

Mucho daño le hace a la sociedad el enfrentamiento prensa/intelectuales contra el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Debido a la confrontación, lo que informativamente volvió a predominar a propósito del atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch, fue el deseo de golpear a AMLO, y en este caso, a Claudia Sheinbaum.

Por dos frentes: la estrategia fallida contra la violencia, burlándose del “Abrazos no balazos”, y erosionar la condición de víctima del funcionario, por ser nieto de Marcelino García Barragán, secretario de la Defensa Nacional durante el movimiento estudiantil del 68, y su presunta participación en el episodio trágico de Ayotzinapa.

Otro punto de vista, sin embargo, opacado por la riña, es el valor de lo que en la capital se hace contra los grupos criminales: García Harfuch ha golpeado duro al narcomenudeo de Tepito, deteniendo a algunos de sus líderes por homicidio, venta de droga y cobro de piso, e incluso contribuyó a la detención de “El Licenciado”, cabecilla del cartel de Sinaloa.

Recién salido del quirófano donde le extrajeron tres balas, puso en tuiter (echado para adelante) que seguirá trabajando por la seguridad y la paz de la metrópoli.

Por cierto, irresponsablemente se puso en la mira de los sicarios a la madre de Harfuch, recordando su identidad y dando a conocer múltiples detalles de ella.     

Lo anterior debe consignarse junto con el cumplimiento del deber que venía haciendo el juez federal acribillado en Colima con su esposa, y el “congelamiento” de 1770 cuentas por parte de Santiago Nieto y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) a las organizaciones delictivas, entre ellas a la que el propio secretario responsabilizó de su atentado.

Gente que honra a México, y otros, como la mujer que perdió la vida en el tiroteo, y los elementos de seguridad que con heroísmo defendieron al secretario -dos de ellos murieron-, cuyo sacrificio apenas cuenta como “daño colateral”.

Tristemente, el encono de las diferencias entre el paisano y los informadores y formadores de opinión, diluye lo digno de rescatar y narrar.

Preocupa la osadía de los carteles para desafiar al régimen; el uso de armas tan poderosas en pleno Paseo de la Reforma -capaces de traspasar tanques- y los récords de homicidios de los primeros 4 meses del año (11 mil 535 en total).

Pero no es nada más bronca de Obrador.

La mayoría de los gobernadores -¿recuerdan que balconeó a los que ni siquiera acuden a las reuniones de seguridad?- no han hecho su tarea, menos los alcaldes.

Sin corporaciones honestas y capacitadas en cada estado, municipio y país, ¡todas!; sin mandatarios y ediles auténticamente aplicados, el verdadero atentado lo perpetra la omisión.

Y DE MAÑANA…

TABASCO REBASÓ 10 mil contagios y 1000 muertos, mientras el mundo alcanzó ¡10 millones! de casos y casi ¡500 mil decesos!, según la Universidad Johns Hopkins -EEUU y Brasil están aportando entre 40 mil diarios cada uno-, y México (7º.) ya dejó atrás en muertos a la India y va por España y Francia…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here