Inicio Columnas BRINCAN LOS MACHINES; TRATAN DE TIRAR ACUERDO DEL INE

BRINCAN LOS MACHINES; TRATAN DE TIRAR ACUERDO DEL INE

140
0

Por Martha Elba Torres Martínez

Este viernes 6 de noviembre, el consejo general del INE inicia el análisis del proyecto de acuerdo elaborado por la Comisión Género que propone garantizar la paridad total en todas las candidaturas a cargo de elección popular del próximo, incluidas las 15 gubernaturas. Pero lo hará en un contexto de fuertes presiones por parte de los partidos políticos que siguen viendo a su militancia femenina como “menores de edad”.

El proyecto de acuerdo da respuesta por parte del Instituto Electoral a las consultas promovidas por la aspirante de Morena a la gubernatura de Michoacán, Selene Vázquez Alatorre, y las organizaciones Equilibra, Centro para la Justicia Constitucional y Litiga, Litigio Estratégico de Derechos Humanos, que dirige Graciela Rodríguez Manzo. Pero más que ello, implicaría el mayor salto que puede dar México en materia de derechos políticos de las mujeres, en los últimos 60 años.

Desde la semana pasada trascendió lo sustancial del proyecto de acuerdo: que la paridad total aplique también en las candidaturas para gobernador: 8 para mujeres y 7 para varones. El machismo y misoginia en todos los partidos provocó espuma en muchas bocas y presiones para tumbar una propuesta tan revolucionaria como justa para más de la mitad de la población del país que son las mujeres.

De acuerdo al documento, el INE emitiría reglas para garantizar el cumplimiento de la reforma publicada el 6 de junio de 2019, denominada Paridad Total o “en todo”, que mandata aplicar la paridad en la postulación de todas las candidaturas.

Esto implica que los partidos políticos nominen mujeres como candidatas a las gubernaturas en 8 estados de los 15 que se renovarán el próximo año. Solo que hay un pequeño gran problema: la reforma de 2019, no establece expresamente la aplicación de la paridad en los cargos unipersonales en nuestro país, que son el Presidente de la República y los 32 gobernadores y gobernadoras. (fuente: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5562178&fecha=06/06/2019)

Pero el INE le encuentra salida fundamentada:

“Indiscutiblemente, a nivel constitucional, la paridad de género es un principio obligatorio en las elecciones, tanto de cargos colegiados como unipersonales, como se advierte de los artículos 1º; 2, 4, 35, 41, 53, 56, 94 y 115, en donde se establece la obligatoriedad de la paridad de género en las secretarías de despacho del Poder Ejecutivo Federal y sus equivalentes en las entidades federativas, los poderes legislativo, judicial y los organismos autónomos.

“Es decir, si a los partidos políticos les corresponde fijar los criterios de paridad para los cargos mencionados en el referido precepto, entonces le corresponde exclusivamente a la autoridad electoral determinar los criterios de paridad para la postulación de las candidaturas a las gubernaturas. Ello, porque la titularidad de los Poderes Ejecutivos Locales se renuevan en cada entidad federativa de manera periódica, razón por la cual, para que aplique el principio de paridad entre los géneros en la postulación de las candidaturas para este tipo de cargos unipersonales, necesariamente se deben ver las 32 entidades federativas en su conjunto como parte de un todo (que es la República Mexicana) o un número concreto de entidades que en determinado año deben renovar la titularidad de los Ejecutivos Locales, y desde esa visión panorámica, definir los criterios a adoptar por los partidos políticos para garantizar que las mujeres accedan a ese cargo de elección popular, con la finalidad de que, en su momento, sea posible que las mujeres gobiernen, por lo menos, 16 de las 32 entidades federativas, para lo cual debe exigirse la postulación de mujeres como candidatas a las gubernaturas. Ello, a manera de una paridad horizontal para las titularidades de los Poderes Ejecutivos Locales”. (…)

“El artículo 3 de la Ley General de Partidos Políticos, establece que cada partido político determinará y hará públicos los criterios para garantizar la paridad de género en las candidaturas a legislaturas federales y locales, así como en la integración de los Ayuntamientos y de las Alcaldías, en el caso de la Ciudad de México. Si bien no contempla en forma expresa los cargos de Gubernaturas y Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, ello no implica que en estos cargos unipersonales no aplique la paridad en el registro de candidaturas, ya que también es necesario que en los mismos se aseguren condiciones de igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

“Máxime que la fracción II del artículo 35 constitucional, reconoce como derechos de la ciudadanía, el hecho de poder ser votada en condiciones de paridad para todos los cargos de elección popular, teniendo las calidades que establezca la ley. Siendo evidente que este precepto no excluye los cargos unipersonales como es la titularidad de los Poderes Ejecutivos Locales, ya que la única forma de garantizar a cabalidad el ejercicio de este derecho, es exigir a cada partido político que postule mujeres de manera paritaria con candidatos hombres para contender por estos cargos de elección popular; de lo contrario, si se excluyeran estos cargos unipersonales, entonces se haría nugatorio el derecho de las ciudadanas a acceder a las candidaturas correspondientes”.

Paridad dispar

Si bien el reconocimiento de los partidos políticos a la paridad ha sido más a fuerzas que de ganas, ocho gobernadoras más -actualmente solo las Claudias: Pavlovich, de Sonora, y Sheimbaum, de la Ciudad de México- entraña un cambio muy significativo y prometedor en las formas de gobernar en México.

De 2015 al 2020, se han renovado las gubernaturas de las 32 entidades federativas, sin embargo, solamente tres mujeres resultaron electas como titulares de los Poderes Ejecutivos Locales, además de las Claudias, la finadita Martha Erika Alonso, de Puebla; tras su trágica muerte, ni siquiera su partido -Acción Nacional- postuló nuevamente mujer.

El INE amplió el periodo de análisis sobre las candidaturas femeninas y descubrió que desde 1953, año en que se reconoció el derecho de las mujeres a votar y ser votadas, hasta 2020, han sido gobernadores 344 hombres (98%) y solo siete mujeres (2%). En 25 estados -incluido Michoacán- nunca ha gobernado una mujer.

Y si bien el INE reconoce que la titularidad del Poder Ejecutivo Local es un cargo unipersonal, también es “cierto que periódicamente se está renovando, razón por la cual los partidos podrían elaborar una estrategia para impulsar a las mujeres en las candidaturas y accedan a ese cargo de elección popular. Lo más elemental, es partir de la base de que si tenemos 32 entidades federativas, entonces en 16 deberían postularse candidatas mujeres y en las otras entidades impulsar candidaturas de hombres. O bien, los partidos podrían buscar la paridad en cada bloque de elecciones que se realizan cada año”.

Así las cosas y para a emparejar de una vez la paridad, es que el Instituto propone candidaturas de mujeres en 8 entidades federativas y en el resto postular hombres.

En este contexto, los partidos políticos nacionales y locales deberán emitir sus criterios para determinar la forma en que aplicarán el principio de paridad entre los géneros en el registro de las candidaturas para gobernadoras y gobernadoras; estos criterios los notificarán al INE y los OPLes y ahí determinarán las entidades federativas en que postularán mujeres para las gubernaturas y así desde las convocatorias se dirijan a personas del género requerido en cada entidad federativa.

Fin a nacidas para perder

La propuesta del INE podrá fin a la etapa vergonzosa en los partidos políticos de las nacidas para perder: mujeres candidatas en municipios y distritos de baja competitividad y solo para cumplir con la paridad. En la gran mayoría de los casos, las dejaron sin recursos, sin apoyo partidista y hasta promueven el voto en su contra y las violentan.

A fin de abatir esta nociva práctica para la democracia mexicana, el INE propone una fórmula elemental en la postulación de mujeres a las gubernaturas. El parámetro, son los porcentajes de votación: alto, medio y bajo.

Los partidos políticos nacionales deberán conformar 3 bloques de competitividad respecto de las 15 entidades federativas. Se deberá considerar en cada bloque de competitividad, igual número de mujeres y hombres, así el partido político definirá el número de gubernaturas que le corresponderán a cada género por bloque, garantizando la paridad horizontal y transversal.

Por lo que toca a los partidos de nueva creación, podrán determinar libremente las ocho (8) entidades federativas en las que postularán mujeres para la renovación de las gubernaturas, al no contar con una participación previa en este tipo de elecciones. En el caso de los partidos locales, deben postular como candidata a una persona del género distinto a la registrada en la elección anterior.

Tratándose de coaliciones o candidaturas comunes entre partidos políticos nacionales y locales, se debe cumplir con la regla de que, en la totalidad de las 15 gubernaturas, se postulen a 8 mujeres y 7 hombres, conforme a los bloques de competitividad señalados, con independencia de la postulación de origen de la candidatura en coalición.

Caso Michoacán

La resolución del INE no coloca en automático a Selene Vázquez como candidata de Morena a la gubernatura de Michoacán, pues será determinación de la dirigencia nacional si postula hombre o mujer, y tampoco se puede descontar que no se apunten Fabiola Alanís, actual comisionada de la Conavim, o la senadora Blanca Piña, que ha manifestado su interés por participar.

Por el eventual bloque opositor -PRI, PAN y PRD-, las únicas mujeres que aparecen en las encuestas son las priístas Adriana Hernández y Daniela de los Santos, esta última mencionada como candidata por Morelia. Ambas, han sido diputadas federales y locales, por mayoría relativa, pero son una fiel fotografía de que los partidos apuestan mayormente por hombres para las gubernaturas.

Los porcentajes de votación de cada partido contarían para determinar el género de la candidatura. El proyecto de la Comisión de Género del INE se refiere en su análisis al “proceso electoral local anterior”.

Si se considera la elección para gobernador del 2015, los porcentajes son: la coalición PRD-PT-NA-PES que encabezó Silvano Aureoles, 36%; PRI, 27%; Morena, 3.8% y MC, 3.2%.

En la elección local de 2018 -Congreso local-: Morena, 25%; PRI, 17%; PRD, 15%, PAN, 12%, PVE, 7%, PT, 5%; MC, 3.2% y PES, 2%.

Hoy el proyecto de acuerdo está en las manos de las y los consejeros del INE y habrá que ver hasta dónde ceden al machismo partidista y en el caso de prosperar, quiénes y cuántos impugnarían la resolución del árbitro ante el Tribunal Electoral al considerar que son vulnerados sus derechos políticos por no establecer expresamente la Carga Magna, la paridad en cargos de carácter unipersonal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here