Inicio Columnas *Bronco, solo peón político: va por el borrón y cuenta nueva de...

*Bronco, solo peón político: va por el borrón y cuenta nueva de Medina *El Grupo de Los Diez, le dirige la rienda: escribe Ricardo Alemán*Moreira sí robó “cientos de millones”: su cómplice ante corte de Texas.

862
0
Ilustración: imagui.com

 

Grillería

Por Joaquín Herrera

A la sentencia bíblica, de que el que esté libre de culpa…el Grupo de los Diez, reaccionó con la conseja popular: es mejor un mal arreglo que el mejor de los pleitos.
Así se inició el que será el borrón y cuenta nueva para otro gobernador pillo, Rodrigo Medina. Dejó a Nuevo León, en los puros huesos.
Ese es ya el deporte nacional para nuestros gobernantes en general. El carácter de candidato independiente, de El Bronco, parece que no garantizará un happy end a la Sultana del Norte que se le entregó cabalmente; ser candidato y luego gobernador electo independiente no parece ser pues una vacuna; quizá sea sólo el principio.
La lista de antecesores  que se valieron de los grupos de poder o la partidocracia -Granier, Moreira, Montiel o el tamaulipeco Eugenio Hernández-  siempre tiene quien la supere, como quizá sea el caso del impresentable Marcelo Ebrard, con su línea 12.
Cada gobierno saliente –el de Sonora, de Guillermo Padrés, que con  Medina en NL disparó la deuda de su entidad al triple; el de Colima, Mario Anguiano Moreno, con su colección de propiedades, estilo el mexiquense, Montiel- parecen insuperables.
Y así la misión (no imposible) de los dueños del dinero en  la tierra del cabrito, para con su peón político, Jaime Rodríguez El Bronco es suavizar sus dichos. Olvidar su promesa más sentida, como la de encarcelar al pillo gobernador neolonés de salida, Rodrigo Medina, con todo y su padre, Humberto Medina o “El Señor 15 por ciento” que encabeza al poder tras el trono, con el Grupo Allende. Ante estos, los moches del PAN, sus detractores por cierto, resultan juego de niños en Monterrey.
Y es que puede más la ambición del poder (el político, sobre el poder  del dinero) en su ecuación de primero la pasión que la virtud, a nadie sorprende lo que se ve y se siente en todo el país.
Claro, como que se requieren alianzas hasta con el diablo, para ir por la Presidencia de la república en 2018. El Bronco, lo sabía, lo sabe. Falta ver como arranque en el fangoso hipódromo del reino del dinero.
El gobernador saliente de Nuevo León, Rodrigo Medina, ya no es el pillo que debe ir a la cárcel por la colección de propiedades; por las inversiones en el paraíso del crimen organizado en materia de lavado de dinero, las Islas Caimán, que le achacan.

Las finanzas, por los suelos

El cochinero de las finanzas es insuperable para el nuevo gobierno independiente. Los intereses de la deuda de entre  61 y 65 mil millones de pesos se acerca a lo impagable, tipo el caso Grecia, guardadas las des proporciones.
Por Jaime promete adelgazar el aparato estatal (como todo buen político) pero faltará que no se quede en promesa. También afirma que aplicará una disciplina fiscal rigurosa. Sí, como no. Lo veremos, dijo un ciego
Ahora que El Bronco se reunió con el Presidente Peña y con el gobernador saliente, Rodrigo Medina, ya le bajó al tono.
La “cacería de brujas” como se suele mencionar para descalificar la urgencia de aplicar la ley a ladrones, se borró de su lenguaje.

Ahora solo es parte de los pendientes llegar acuerdos  para un borrón y cuenta nueva como con un centenar similares a este caso de Nuevo León, desde los finales del siglo XX e inicios del XXI.

Monterrey VI,  como la L-12 del Metro chilango

Monterrey enfrenta un caso comparable a la Línea 12 del Metro de Marcelo Ebrard en el DF. Solo que en la capital neolonesa, se trata de una obra aún en proceso.

La prueba de fuego de Jaime Rodríguez “El Bronco” es ya la controvertida obra Monterrey VI, proyecto ya en curso.
El acueducto 47 mil millones de pesos, que se pagarían a 27 años mediante un esquema de Asociación Público Privada.
Jaime prometió parar el polémico proyecto del Acueducto Monterrey VI. Consta de 386 kilómetros de largo y saciaría la sed de la Sultana del Norte con agua rodada desde los límites de San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas hasta la Presa Cerro Prieto, en Nuevo León pero eso fue el Bronco candidato. Ahora, gobernador electo, lo quiere pensar.

Eugenio Clariond, presidente del Fondo de Agua Metropolitana de Monterrey, calificó de “nefasto” en lo económico, en lo ecológico y en lo social”.
Tras reunirse con el gobernador Rodrigo Medina para afinar detalles de la transición, Jaime prometió revisar Monterrey VI.

El Bronco enseña el cobre…y la plata: Alemán

Para la implacable pluma de Ricardo Alemán, El Bronco ya enseñó el cobre…y la plata.

Recuerda su tesis de que el sorpresivo triunfo de Jaime Rodríguez, El Bronco, había resultado de una campaña de diseño en la que participaron los verdaderos dueños de Nuevo León; los hombres del dinero.
Esa es la forma de quitarle el encanto que pudiera vérsele a un candidato que –al menos en apariencia- derrota a la partidocracia. Pero ni en México ni en el resto del mundo, hay políticos híbridos, sin que en su haber registren cercanías y hasta lealtades a grupos. Los hay cercanos a su generación académicas que cuando llegan al poder, se rodean de ellos. Ocurre con militantes en partidos o agrupaciones políticas o gremiales. Y una de las más poderosas, es la empresarial. Varias de ellas, hicieron Presidente a Fox; hoy, parece que pueden repetir ese camino, con Jaime Rodríguez u otro.
Así, Alemán reprocha le intento de engaño: Pruebas, expone, el “equipo de transición” de El Bronco, aparece en primer lugar Fernando Elizondo Barragán, secretario de Energía con Vicente Fox, senador por el PAN y oportunista que saltó al corrupto Movimiento Ciudadano con el cuento de que el PAN “adoptó como propias las prácticas que combatió”….Elizondo Barragán hizo con Peña Nieto lo que no logró su padre Eduardo Elizondo con el entonces presidente Luis Echeverría; arrebatarle Nuevo León al PRI. Eduardo Elizondo combatió al gobierno de Echeverría —de manera frontal—, y por eso debió renunciar…Pero además, Elizondo financió la campaña de El Bronco con recursos de la poderosa Coca Cola, de la que es propietaria la madre de Elizondo.

Fernando Canales Stelzer –prosigue Alemán-, ex panista, empresario, hijo del primer gobernador del PAN en Nuevo León —Fernando Canales Clariond—, y quien en 2011 apoyó política y económicamente la llegada de AMLO a Los Pinos, ya que se decía convencido de que la mejor alternativa para el país “no es el PAN, sino López Obrador”.

Hoy, Canales Stelzer canalizó carretadas de dinero de sus poderosas empresas metalmecánicas a la campaña de El Bronco, a quien, de manera pública, emparentó con AMLO.
Carmen Garza Junco, integrante del Grupo Frisa, agrega, dedicada a la construcción de fraccionamientos residenciales, parques industriales, centros comerciales y desarrollos rurales…es hija de Eduardo Garza T., perteneciente al “Grupo de los 10” empresarios más acaudalados de Nuevo León y es sobrina de Alejandro Junco, cabeza del poderoso Grupo Reforma; empresas de medios que editan los diarios Reforma, El Norte, Mural y otros que “invirtieron” miles de millones de pesos en la promoción de El Bronco, sin que el INE volteara a ver esa propaganda —también Verde—, disfrazada de periodismo.

Por último, escribe, aparece Manuel González Flores, ex delegado del Infonavit, a quien los constructores del estado no bajan de corrupto, ya que les exigía moches a cambio de los permisos de construcción. Cuando un constructor se negaba al moche, los amenazaba de que la PGR los investigaría por delitos federales. Al final “dobló” a todos.

Y remata con que “los empresarios apostaron a comprar a su gobernador, sin pasar por los corruptos y nada confiables partidos políticos…Y una vez que “a billetazos” los empresarios mataron a la partidocracia en Nuevo León, también intentarán comprar al candidato presidencial para 2018, sin pasar por los partidos. Al tiempo”.

Moreira, sí robó cientos de millones: su cómplice

Cuando se creía muerto el tema, revive el caso del desvergonzado Humberto Moreira. Sí, usted lo recordará:  logró que su partido el PRI lo perdonara y solo lo quitara de la presidencia del CEN que le consiguió la entonces mujer más poderosa del país, Elba Esther Gordillo.

En EU se da por hecho que Humberto Moreira «robó cientos de millones de dólares del erario de Coahuila» cuando fue Gobernador.
Esto confesó Rolando González Treviño, supuesto cómplice del ex gobernador de Coahuila, intocable para la ley…de las complicidades.
González Treviño, allegado al ex Mandatario priista, expone en su declaración jurada (mentir en ese caso significa un crimen en las leyes de EU) se declaró culpable de conspiración para transportar dinero robado del estado de Coahuila. La versión fue dada a los medios a través de un comunicado Richard L. Durbin Jr., secretario de Justicia de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Texas.
No tiene escapatoria Moreira. No la tendría si estuviera arrestado y en territorio de Texas. En México, sabemos, es otra historia.

El supuesto cómplice de Moreira compareció ante el juez magistrado de los Estados Unidos, Henry J. Bemporad, y confesó que -en contubernio- manejó los fondos robados (un millón 846 mil 782.10 dólares (27.7 millones de pesos) y fueran transmitidos a EU electrónicamente.
La fuente dice que «González Treviño reconoció que estos fondos fueron robados del estado de Coahuila», y que el gobierno de EU se apoderó de estos fondos y de los intereses derivados de los mismos.
González Treviño podría ser sentenciado hasta a cinco años de prisión federal, pero bajo los términos de su acuerdo de culpabilidad podría conseguir que fueran cinco años de libertad condicional.
La sentencia del empresario, detenido el pasado 31 de octubre de 2014 en el aeropuerto de Las Vegas, será dictada el 3 de septiembre de 2015, por el juez de Distrito, Orlando L. García, en San Antonio, Texas.
Que alguien le avise a la PGR que prepare explicaciones para que Moreira escape a la cárcel, con argumentos de que “no hay pruebas suficientes”, “no se ha comprobado nada” o se prepare un “faloso arresto” para dejarlo en paso, unos días después, como acaba de suceder, con El Menchito, por enésima vez.
El actual gobierno de Coahuila ha negado en varias ocasiones que el dinero haya sido extraído de las arcas coahuilenses. Rolando González Treviño, presidente del consorcio de medios Núcleo Radio Televisión de Monclova, es acusado por tres delitos federales y hasta marzo de 2015 la defensa manifestaba la inocencia del mismo.
La decisión de declararse culpable coincide con lo realizado en septiembre de 2014 por el ex tesorero de Coahuila, Javier Villarreal Hernández, quien se declaró culpable de conspiración de lavado de dinero y conspiración para transportar dinero robado. En ambos casos, sus respectivas sentencias se han programado para septiembre.

De acuerdo con el documento, fechado el 3 de abril ante la Corte del Distrito Oeste en San Antonio, Texas, González admite su culpabilidad de conspirar para enviar fondos robados a EU tras aceptar que el Gobierno de ese país podría comprobar el desvío y envío de fondos pertenecientes al erario de Coahuila.

 La peor crisis para PAN y PRD

Polvos de aquellos lodos del  domingo 7, los líderes del PAN y el PRD, están en el banquillo con gritos de que “como no pudieron, que renuncien”.
Es el caso del blanquiazul, donde un sector se pronuncia por la salida de su aún líder nacional, Gustavo Madero. Su partido perdió más de dos millones de votos en la etapa en que ha sido su dirigente. Esto es, en tres años.
Les resulta insoportable a los panistas haber perdido Sonora, así como representación en la cámara baja ligeramente inferior a la que obtuvo en 2012.
AN tiene su peor resultado federal desde 1991, aunque se mantiene como la segunda fuerza a nivel nacional.
Le queda el gusto de alcaldías como el puerto de Veracruz, Mérida, León, o Naucalpan, Huixquilucan y Atizapán, de su ex Corredor Azul.
Pero es relevante que ganó Querétaro y Baja California Sur. En tanto en Jalisco pierde su liderazgo a manos del Movimiento Ciudadano.
En Nuevo León decrece frente a los independientes. Con un breve y amigable interludio, el liderazgo de Gustavo Madero ha sido dominante desde 2010 y no queda claro cómo podría encontrar un buen rumbo para ganar en las elecciones de 2018.

En el PRD, no están en un lecho de rosas

En tanto, en el sol azteca, surgen clamores que Carlos Navarrete deje el cargo.
El de por sí alicaído PRD perdió al 10 por ciento de sus votantes, esto es, perdió 400 mil votos respecto al 2009.
Se desinfló su fuerza  en la Cámara de Diputados es significativa: de 99 los diputados que tiene hoy, pasa a la próxima con solo 44. Menos de la mitad.
La pérdida histórica, ideológica y  política, fue más bien simbólica: le quitaron Guerrero. Y, peor, por los crímenes que permitió, toleró y calló en Iguala.
Asimismo, el PRD perdió la mayoría en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, su más importante bastión de votos y recursos económicos, como en los celulares, con manos libres.

División interna grave en el PAN

La ya profunda división entre los maderistas y calderonistas, taladra aún más ahora al interior del PAN; se torna insostenible.

Los cercanos a Gustavo Madero hablan de un triunfo del albiazul en la recuperación de Querétaro, por ejemplo, y en mantener la gubernatura de Baja California Sur y –a grandes rasgos- los mismos números en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, no le perdonan que se haya perdido Sonora, que se hayan tenido resultados pobres en algunos congresos estatales y en la elección de gobernador de estados como Nuevo León.

Sus detractores, el ala cercana al expresidente Felipe Calderón, en cambio, ya han pedido la renuncia de Madero.

Uno de ellos es Germán Martínez, expresidente del PAN, quien en el 2009 renunció a la presidencia del partido al día siguiente de la elección, cuando los resultados no fueron favorables para el blanquiazul.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here