Inicio Exclusivas Cargos de elección en el DF, botín de mafias y...

Cargos de elección en el DF, botín de mafias y familias

Desde hace varios años, quienes detentan cargos en delegaciones y en la Asamblea Legislativa, son los mismos de siempre, pasándose la estafeta del poder de padres a hijos y familiares cercanos, lo mismo que entre parejas sentimentales, sin tomar parecer a los ciudadanos.

1549
0
foto especial

 

Nepotismo devora a partidos

 

Por Joaquín Herrera

Exclusivo para Expediente Ultra

Fotos Especiales

 

En el DF, las elecciones resultan una mascarada: buena parte de las delegaciones y diputaciones de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF), son el intercambio del cargo entre esposos, padres,  hijos o hermanos y demás parientes.

 

mapa_df_color
El D.F., el premio mayor de unos cuantos

En la capital mexicana prospera la  delincuencia organizada de cuello blanco, que hace de las Jefaturas Delegacionales copias de la Cueva de Alí Babá.

Legisladores federales y locales en la capital, así como pequeños virreyes llamados Jefes Delegacionales, ocupan cargos que en las elecciones son reemplazados por parientes para retomarlos en el siguiente trienio.

 

El dominante PRD, que ha reclamando un cambio al otrora “monopólico  PRI en el país, en el DF, su coto de poder, prácticamente no opera la división de poderes ni se da el contrapeso real de la oposición.

Las huellas de “servidores públicos” en el Legislativo o el Ejecutivo -y no se diga el Judicial- muestran el reino del nepotismo. Esto se traduce en ausencia de voces del legislativo para reclamar programas urgentes.

Así, la capital del reino de la basura en sentido estricto (no hay una de las 60 mil arterias que registra la Guía Roji- libre de desperdicios que incluyen animales muertos.

Pero el líder sindical de los 110 mil trabajadores sindicalizados  del gobierno capitalino, Juan Ayala, está distraído en asegurarse una curul. Y no se percibe que promueva entre los 16 mil barrenderos y demás personal de limpia, que desquiten  el sueldo a plenitud.

Ni a nivel de la capital y menos de la delegación, se ven servicios urbanos  de primera: el transporte, predomina en carcachas humeantes y peligrosas, con operadores que urge pasen una prueba antidopaje.

Pero las elecciones hoy apuntan más a  las preocupaciones a retener y agrandar el poder. Y es en cuarteles de las “famiglias” o tribus que se  entregan y reciben cuotas de poder político, sin la participación popular.

El reparto del pastel, como se ve este electoral año 2015, está decidido, a favor de una docena de apellidos en la heráldica del poder. La única válida es la ley del más fuerte y las normas internas de tribus o grupos de poder, basadas en el clientelismo; priva  el “Club de Tobi” –oportunidades  sólo a familiares o amigos y aliados sumisos-…Y nadie más pasa.

 Así, veamos un repaso de qué significan las elecciones:

 

Coyoacán, caja chica para delegados

En Coyoacán –la “capital cultural de la capital”- Mauricio Toledo es la viva imagen de la tesis de que “el que no transa no avanza”. Como jefe delegacional con licencia, tiene récord de “moches” o diezmos.

Mauricio Toledo
Mauricio Toledo

Conforme a denuncias, este funcionario está por ser diputado local. Su partido, el PRD, es su mejor abogado; anda alocado para empoderarlo,  premiándolo con ese historial delincuencial, según sus acusadores y hasta podría ser líder de la bancada negroamarilla en la ALDF próxima.

Entre 2010 y 2013 la Procuraduría de Justicia del DF recibió (entre otras) siete denuncias por amenazas, cohecho, lesiones, extorsión y tentativa de extorsión. Están archivadas pero él no ha sido exonerado y podría estar fuera de la ley su candidatura y eventual diputación, conforme diarios del país.

Subalternos de este sospechoso de ser un delincuente (salvo que los diarios que lo mencionan así o sus fuentes, quienes aparecen como víctimas) estén equivocados. Revelaron que ya con nombramiento, eran obligados a entregar 10 por ciento del sueldo so pena de expulsión.

Un caso de esos casos fue el de Darío Larrondo (conforme a Reforma) coordinador de modernización administrativa y luego director Jurídico. Este informó al diario que su jefe inmediato, Francisco Mendoza Esparza, le fijo la cuota mencionada y que Saúl Torres Maya, secretario particular de Toledo, le confirmó. Le dijo que por no haber cumplido con el diezmo, el delgado ordenó darlo de baja.

Pero usted, amigo lector, no lo divulgue  y se vaya a enterar Carlos  Navarrete, presidente del PRD. Ya ve que amenaza: “los corruptos no pasarán”; “podrían desprestigiar al partido” y quizá fastidiara a un futuro legislador.

Iztapalapa sin agua; Valencia, con alberca; será pluri del PRD

El partido que ni siquiera a Marcelo Ebrard –el de desvíos y cuentas opacas de 47 mil millones de pesos para la obra más importante de su tipo en dos décadas, la Línea Dorada- quiso castigar; ni expulsar, lo obligó a irse a MC; pero su representante, el ex delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia, goza de cabal salud, como su secreto aliado. Igual el secretario general de gobierno del DF, Héctor Serrano Cortés.

Por algo, Ebrard no ha sido “tocado” ni con el pétalo de una mención”; las que había se “ordenó” borrarlas de los expedientes del negro caso de la línea 12 del Metro.

El resultado, Marce y Chucho, van a legislar. Pues lejos de castigos, el Jefe Delegacional, Valencia, avanza a una diputación, tras ser exhibido por moches”y “conflicto de interés”.

Fue el escándalo, en la etapa navideña, cuando se estrelló en el cuerpo del moche, perdón, cuerpo del delito: un auto dizque “prestado”, propiedad –casualmente- de la empresa Amexire. Es decir, su proveedor favorito con obra millonaria.

La PGJDF –que no encuentra a un elefante dentro de un vochito–, no ha logrado castigarlo como se castiga a los manejadores ebrios, con prisión inconmutable.

A Valencia se ordenó no “tocarlo”, a pesar que si se ha castigado a famosos y poderosos. Pero no al hombre de la mentira a flor de labio; y menos va a hallarlo sospechoso de extorsión e incontables delitos que se evidencian con la Línea 12 del Metro, que sigue parada. Ya nadie es culpable.

Valencia ni siquiera cumple la norma de la Ley Electoral que solo permite ser electo Jefe delegacional a residentes en su demarcación y él vive en el popof Pedregal de San Angel.

Es decir, el barrio del Presidente Zedillo, La Tigresa, Irma Serrano, en sus mejores épocas como amante del Presidente Díaz Ordaz o una docena de capos, nunca vistos ni oídos por la ley. Valencia tiene razón en no querer vivir en el rincón capitalino que no conoce el agua entubada ni el drenaje. En tres décadas, sus protectores  -desde Cuauhtémoc Cárdenas a Miguel Ángel Mancera y sus respectivos delegados- han olvidado la esa promesa de cada campaña…llevarle agua a medio millón de lugareños. Y júrelo, que la promesa se repetirá por Morena (con Claudia Brugada, que tampoco cumplió) o la figura perredista, panista que pudiera llegar si el sistema lo permite.

Sin armas de fuego, las que se imponen son el apellido y la habilidad para retener privilegios, incluso dentro de la ley, aunque esto no es indispensable. Iztapalapa es un ejemplo del manejo mafioso del poder con  Jesús Valencia

Así, es fama que en al menos seis de las 16 delegaciones, el futuro jefe delegacional, es “nombrado” por un puñado al frente del PRD. Y ni Dios padre puede removerlo, como tampoco puede alcanzar ni el nombramiento de candidato, fuera de ese poder.

 

GAM: Nora Arias, hereda cargo a su pareja, V.H. Lobo
El asambleísmo, en lugar de elecciones internas, no ve conflicto que no se resuelve incluso por la buena. Así, el mejor ejemplo lo tiene la segunda delegación más perredista (después de Iztapalapa) Gustavo A. Madero.

Noria Arias
Noria Arias

Está prohibida la reelección, pero no heredar el cargo de la mujer a su pareja, como es el caso de Nora Arias que deja el cargo a Víctor Hugo Lobo.

Víctor Hugo Lobo no ha dejado de ser el poder tras y frente al trono. Ahora repetirá en el cargo que tuvo en 2009-2012 y que heredó a su pareja, Nora Arias. Ahora, el movimiento es al revés. La pareja Lobo-Arias, desafió a la tribu de otra pareja, la de René Bejarano-Dolores Padierna, formadas al calor de Cuauhtémoc Cárdenas en el GDF, en la cultura de la invasión de viviendas solitarias, abandonadas o destruidas por sismos de 1985 (cuna del PRD) hasta que el dinero de Carlos Ahumada, que llegó al alumno de “Cuate”, El Peje.

El “Señor de las Ligas”, fue desde entonces el Villano Favorito, divorciado de la izquierda (el PRD) pero no de la nómina, en la que sigue. Gustavo A. Madero había sido bastión de Bejarano hasta que se lo arrebató Lobo. Tuvo capacidad para imponer a Nora en la sucesión de 2012 y ahora se asigna él mismo el regreso.

victor hugo lobo

Nora supo capotear agresiones armadas, amenazas de muerte y una que otra marcha de gente de René. Hoy el poder del señor de las Ligas no alcanzó ni para hacer diputado a su jefe moral, Ebrard y no parece ir a buen futuro. No sería sorprendente que se fuera con AMLO, pero allá, el tabasqueño ya lo conoce “demasiado”.

Así que nadie se sorprenda si ve de regreso a Nora en 2018, si es que Lobo no sube como candidateable a la Jefatura de Gobierno. Por ahora, con  los Lobo Arias, está a salvo el filón de más de 3 mil millones de pesos que allí se maneja, más la pepena, en los usos y costumbres de manos libres.

 

Dolores Padierna y René Bejarano
Dolores Padierna y René Bejarano

Pero los tricolores, como los azules, no son ajenos a esa “ley”: el que fuera pagador en el PRI del DF convertido en Caja Chica para los juegos de adultos de Cuauhtémoc de la Torre, Roberto Zamora, le cayó la candidatura a una diputación como premio. Originalmente era para su compañera en el PRI capitalino, Sandra Vaca Cortés. Fue señalada –dicen que sin pruebas- de reclutarle personal femenino a Cuauhtémoc, que logró extender su reino de la basura a la sede del PRI capitalino.

Pero a como no le gustó pelear en una zona “vedada” a gente ajena al PRD, en Iztapalapa, declinó y la dirigencia optó por darle la oportunidad a Roberto, pero en Gustavo A. Madero.

 

El príncipe tricolor, en el reino de la basura

El tricolor capitalino, ha sido coto de Cuauhtémoc Gutiérrez. Y no de ahora; lo ha sido desde que logró -con el apoyo de su socio y cómplice, Marcelo Ebrard, entonces el máximo poder capitalino-, penetrar al PRI.

El tricolor fue el partido en que militaron su padre, Rafael Gutiérrez Moreno, “El Zar de la Basura”, como le gustaba ser llamado. Y su madre, Guillermina de la Torre fue una de las 152 parejas de Rafa tuvo, como personaje del lumpen,  surgido con el apoyo del entonces “Regente de Hierro” Ernesto P. Uruchurtu –cargo que hoy es Jefe de Gobierno- y que abarcó los años 40,50 y 60s.

Cuauhtémoc Gutiérrez
Cuauhtémoc Gutiérrez

Así, el hijo de Rafa,  busca seguir los pasos de su padre, pero más cerca de las curules (butaca de diputados) o quizá algún día una jefatura delegacional o hasta la Jefatura de Gobierno

¿Por qué no? Cuauhtémoc, como es sabido, maneja a 10 mil “pepenadores” –que viven en la ciudad de la basura, en el “tira” (o tiradero, basurero del DF) en la tierra de nadie que es ocupada por una montaña de desperdicios (algo como 20 mil toneladas diarias) territorio del Estado de México.

De la basura se aprovecha desde los restos de un cerillo o cigarro, hasta todo lo que la gente tira (comida en primer término, y que sirve para cerdos) y se pepenan con la paciencia y cuidado de un cirujano. Se aparte el metal (cuota para el líder y político) y cartón, hueso, madera, cartón, trapo y un centenar de materia reciclable que se paga y hace millonario al comprador que suele ser el propio Cuauhtémoc.

Pero se alienta de lo que le estorba al DF –la ciudad que más basura genera, algo como un kilo diario por habitante propio y visitante- que llenaría el Estadio Azteca cada semana.

Así Gutiérrez y su clan tienen “influencias” en el Gobierno de Mancera, como en el de Eruviel Avila.

Nepotismo en Iztacalco,  lotería que llegó para quedarse

Pero el nepotismo llego para quedarse también en Iztacalco: La jefa delegacional, Elizabeth Mateos, repitió el estilo Lobo-Arias, aunque al revés…Y su pareja, Carlos Estrada resultó señalado por el pueblo para la sucesión delegacional.

Elizabeth Mateos
Elizabeth Mateos

En Iztapalapa resultó designada para delegada, Dione Anguiano (“casualmente, esposa de Alfredo Hernández Raigosa, responsable de la Procuraduría Social). Su sobrina es Karen Quiroga Anguiano, ex diputada federal por esa demarcación. Probablemente, repetirá en San Lázaro en 2018.

 

 

Bejaranismo, gloria y declive

Es una incógnita la principal delegación, la Cuauhtémoc, coto del bejaranismo. Se inició con Dolores Padierna, esposa del entonces operador financiero y político de AMLO, el Señor de las Ligas. La que será capital de la capital, ahora que sea estado, es la joya de la corona en toda elección capitalina. El  PRD no la tiene fácil; El Potrillo, Alejandro Fernández, dejó muchos hoyos negros sin tapar.

Es la demarcación que aglutina el poder religioso, económico, financiero, turístico de la ciudad con más turismo del país y aloja a la bolsa de valores y la espina dorsal  del factoraje mayor y las fuentes financieras y bancarias.
La mayor concentración del ambulantaje, en la ciudad de la informalidad; René manda a enfrentar al centro delantero de AMLO, Ricardo Monreal.
El PRD lleva nuevamente a José Luis Muñoz (delegado 2006-2009) al que muchos creen un cartucho quemado, pero el Sol Azteca no puede romper los usos y costumbres de entregar los cargos etiquetados.
Pero algo sabrá el alto mando de Los Pinos. Sobre la tesis de que “para toros de El Jaral, caballos de allá mesmu” y el grupo ligado a Aurelio Nuño, el único que le trabaja los dos hemisferios  al cerebro del Presidente Peña, manda alfiles, torres y caballos al Camelot de Bejarano: Cynthia Iliana López para arrebatarle al “Rey Arturo” de Huarache, el IX distrito local y a Dunia Ludlow, del Centro de Capacitación y Desarrollo Político, a pelar el XII. Algo deben saber esta especie de Lancelot. Pronto se sabrá.

Azcapotzalco, otro coto bejaranista

En Azcapotzalco, Antonio Padierna resultó el afortunado para manejar la delegación. “casualmente” es hermano de Dolores Padierna y, obvio, cuñado del Señor de las Ligas y el PRD va seguro. Esta es su cuarta administración “porque usted lo pidió”.

Antonio Padierna
Antonio Padierna

Ha sido algo similar a Venustiano Carranza: lo han gobernado Alejandro Piña (2006-2009) José Manuel Ballesteros (2009) y los hermanos Julio e Israel César Moreno Rivera. Entra al quite, su compañero de tribu, Israel César Moreno Rivera.

A Tláhuac va Marisela Alamilla. Sí, usted adivinó; es pareja del ex delegado ahí, Gilberto Ensástiga.

Cesar Motreno
Cesar Motreno

María Antonieta Hidalgo, va a Álvaro Obregón; Dinorah Pizano, a Benito Juárez; Valentín Maldonado,  a Coyoacán; Luis Cházaro, a Cuajimalpa; Beatriz Garza, peleará en Magdalena Contreras; David Razú, sobre Miguel Hidalgo; Carmen Antuna, Milpa Alta y Ana Julia Hernández en Xochimilco.

 

Y los panistas también

La relación es infinita, pero no sólo perredistas y priistas; los panistas también afectados del virus nepotista:

Gómez del Campo es una heráldica afortunada: Mariana, por ejemplo, es sobrina de Margarita Zavala, ex primera dama del país; su tío, Salvador Nava, empujó con el navismo a sacar al PRI pero se quedó con buena parte de sus mañas.

Aquí, el apellido da oportunidad a Gabriel Gómez del Campo, primo de Mariana; él aspira a una diputación federal; de ese grupo que forman al calor del apellido, surge Wendy González, “Lady Garnacha”, ex presidenta local del PAN en Xochimilco: obvio, el cargo se lo heredó su pareja.

En tanto, Santiago Torre Blanca Engels, va por una pluri a la ALDF, su hermano Pedro, le dio el empujón, desde su puesto en la delegación Benito Juárez, bastión panista. Salió porque se le “chisporroteo” un comentario que exhibe su racismo, pero su cercanía con el amo local, Jorge Romero, ya verá dónde lo coloca de nuevo.

Bueno, hasta a doña Isabel Miranda la alcanza el virus nepótico, siendo ella ejemplo de lucha para desenmascarar a la PGJ del DF, entonces a cargo de Mancera; ella logró encontrar y poner tras las rejas a los asesinos de su hijo, a pesar de haber sido castigada por violar dizque la ley de a anuncios espectaculares de la capirucha. Le achacan a ella que su sobrino, Andrés Sánchez Miranda, se beneficia del apellido y quiere pasar de pluri local a federal. ¿Será?

Es como Saúl Téllez, que saltaría igual, mientras su esposa busca la delegación de Tlalpan. Este caso copia al de Rafael Calderón, que busca entrar a la ALDF y su esposa a la delegación Miguel Hidalgo.

Esto es: nuestros políticos no tienen llenadera frente a una arca cada día más abierta.
El repaso  -y somero por esencia- nos da una idea de por qué hay tal menosprecio al grillerío que nos venden como política…

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here