Inicio Columnas CIENFUEGOS ¿LA PUNTA DEL ICEBERG?

CIENFUEGOS ¿LA PUNTA DEL ICEBERG?

133
0
FOTO ESPECIAL

* ¿Y nosotros por qué? Que le ponga o le preste “Alito”, al general

* Roberto Pantoja debe renunciar ya, si quiere…

Por Martha Elba Torres Martínez

El pasado 7 de julio que el presidente López Obrador visitó a su homólogo estadunidense, Donald Trump, en Washington, las investigaciones sobre el ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos y varios integrantes también de alto rango en la milicia mexicana por presuntos vínculos con el narcotráfico ya estaban prácticamente completas. Es más, el embajador Christopher Landau se enteró el mismo día que llegó a México, en agosto del 2019.

La visita a Washington, dijo López Obrador a su regreso a México, había sido exitosa, de mucho respeto y provecho para el país. Es más, sigue abierta la invitación a Trump para que visite nuestro país.

Claro, si gana la reelección del próximo martes 3 de noviembre.

Pero gane Baiden -que parece que así será- o gane el pelos de elote, la relación Estados Unidos-México no mejorará en nada, es más, podría empeorar por dos temas muy claros: Cienfuegos y el combate al narcotráfico, y el energético.

El embajador estadunidense Christopher Landau acaba de revelar que estaba enterado desde el año pasado, de las acusaciones de su país contra el general en retiro Salvador Cienfuegos, detenido en Los Ángeles, este 15 de octubre.

Al participar en un seminario en línea organizado por el Baker Institute, de la Universidad de Rice, el diplomático soltó: “Estaba al tanto de la acusación contra Cienfuegos desde el año pasado”; “Me enteré de ello el primer día que llegué a México como embajador y dije: ‘Dios mío. Ésto es una enorme bomba de tiempo que está haciendo tic-toc’. ¡Pero no podía ni siquiera discutirlo con mi agregado militar en la embajada porque era información de un Gran Jurado!”.

Lo más interesante:

“Es muy difícil que los mexicanos confíen en nosotros, cuando no saben lo que está sucediendo y con qué información contamos. Y es muy difícil para nosotros, si no sabemos en qué grado podemos compartir esta información con nuestros colegas mexicanos”. Desconfianza a lo cañón.

El embajador Christopher Landau informó al canciller Marcelo Ebrard de la detención de Cienfuegos, una vez consumada, le dijo a Amlo y luego tuiteo.

En sus “Serpientes y Escaleras” de ayer, Salvador García Soto comparte un análisis interno del gabinete de seguridad de López Obrador en el que se puso en la mesa que la detención del general Cienfuegos pudo ser desquite por el “culiacanazo”, es decir, la detención e inmediata liberación de Ovidio Guzmán, hecho ocurrido el 17 de octubre de 2019. La ubicación del hijo del Chapo fue resultado del trabajo de inteligencia de la DEA y que costó muchísimos dólares a Estados Unidos. Así que prácticamente lo entrega al gobierno de México y el Presidente ordena que lo suelten. Ese argumento de que quería evitar una masacre, ni él se lo creyó, porque cinco meses después, el 29 de marzo, veríamos las imágenes del López Obrador caminar hacia la camioneta donde se encontraba la mamá del Chapo y abuela de Ovidio, para saludarla cordialmente de mano.

Entonces, es entendible la desconfianza hacia el gobierno de México, porque bien dice Landou, es muy difícil para ellos saber hasta qué grado, la información que le compartan, no será usada en sentido contrario, como sucedió en Culiacán.

Sobre la detención de Cienfuegos, la cancillería emitió desde ayer la nota diplomática sobre su “profundo descontento” -que en realidad a los gringos les vale queso-, por no haber compartido información sobre el operativo en Los Ángeles. Que valorará el gobierno de México “acciones subsecuentes en función de los elementos que se vayan presentando a lo largo del juicio” -dijo Ebrard-. Pues quién sabe cuáles tengan en mente.

Pero si el río suena, es porque agua lleva. Y no sabemos cuán profundo sea el iceberg. Es decir, el general Cienfuegos es la punta visible, pero quién sabe cuántos generales y mandos más involucrados y son precisamente en los que hoy se apoya López Obrador. Así que hay que esperar que otros elementos se presentan a lo largo del juicio…

                                                                               ***

En lo que si estoy totalmente de acuerdo con el Presidente, es en su negativa de pagar con recursos de nosotros los contribuyentes, la defensa del general Cienfuegos. Que el bufete de abogados cobra mil dólares por hora, pues ni modo, que pague su familia o acepte un defensor de oficio. La asistencia consular está garantizada.

Pero además, si la defensa ya había ofrecido una fianza por 750 mil dólares, pues que con eso pague las primeras 750 horas de acompañamiento legal, que venda sus cuatro propiedades con valor cotizado de 525 mil dólares y los 680 mil dólares en su cuenta bancaria. Otra, ¿para qué esta la familia y los amigos? En el hospital y la cárcel se conocen.

Porque ¿por qué diablos va a pagar México la defensa de Cienfuegos, como lo propuso el PRI. ¿A honras de qué o de quién? Que le ponga o le preste Alejandro Moreno y quien le de su gana. Y si resulta inocente, que ante la justicia estadunidense es bien difícil por no decir imposible, pues que demande por daños a su honor…

                                                                               ***

Y si efectivamente, como lo anticipó, Roberto Pantoja va a buscar la candidatura a gobernador por Morena, entre hoy y más tardar mañana, estará renunciando a la delegación del Bienestar en Michoacán. Hay que recordar que el jefe López Obrador puso plazo a sus funcionarios federales ganosos, hasta octubre para retirarse de los cargos.

El que se adelantó desde mediados del mes, fue Pablo Sandoval, hermano de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y superdelegado -por eso de que operan los programas sociales- en Guerrero.

Si no lo piensan bien, estarían renunciado también Jesús Alejandro Ruiz, de Baja California, Víctor Castro, de Baja California Sur, Katia Meave, de Campeche, Indira Vizcaino, de Colima, Manuel Peraza de Nayarit, Gabino Morales, de San Luis Potosí y Lorena Cuéllar de Tlaxcala.

El caso que el retiro del cargo federal es obligatorio para este mes. Nada que antes de diciembre, como cree Pantoja Azola. ¿Qué dijo? Un mes más de sueldo, pues no. Así que es cuestión de horas para que se sepa si está dentro o fuera, de la larga, larguísima lista de apuntados la candidatura morena, que sigue encabezando el senador Cristóbal Arias.

Nada escrito, ni nadie tiene seguro el triunfo solo por ser Morena. Se demostró en Coahuila e Hidalgo. Los contextos socio económicos y políticos están que arden. Las encuestas en redes sociales son un fraude y así quedó exhibido. Así que los indecisos definirán el rumbo en el 2021…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here