Inicio País Colima (suicidios y atentados) otra guerra a muerte; no hay carro completo

Colima (suicidios y atentados) otra guerra a muerte; no hay carro completo

*A días del elegir gobernador: PRI 30 % de intención del voto contra 27% del PAN * Entre guerras de lodo, el estado escatima dar carro completo para nadie *Maldición persigue a colimotos; “suicidios”, “accidentes” y atentados *Gobernadores, ex o candidatos, blanco mortal desde los años Setentas. * Ni PRD, ni Morena, pesan. Como se ve, la pelea es entre PRI y PAN

707
0

Joaquín Herrera

CD de México, 13 de enero/15 (Agencia acento) A días de la elección extraordinaria para  gobernador de Colima, el priísta José Ignacio Peralta Sánchez aparece favorito, con el 30%) de intenciones del voto en Consulta Mitofsky recién levantada y publicada hoy. Como aspirante PRI-PVEM-PANAL-PT. En tanto Jorge Luis Preciado Rodríguez (PAN) aparece con el 27%,  con desventaja de tres puntos; después en tercer lugar el candidato de Movimiento Ciudadano Leoncio Alfonso Morán Sánchez con 11%, en cuarto lugar Martha María Zepeda del Toro del PRD (5%) y disputando la quinta posición José Francisco Gallardo Rodríguez de morena y Gerardo Galván de PES con 1% respectivamente. El nivel de los ciudadanos que aún no toman su decisión de voto o no la expresan es de 25%.

Guerrea de encuestas y de lodo

Colima votará en elecciones extraordinarias –porque las constitucionales de junio en 2015, se invalidaron por la mano negra del mandatario saliente- para gobernador este domingo y arrecia la guerra sucia. Panistas y priistas, los favoritos, pasaron del lodo al estiércol, acusándose de todo. Ante escasez de argumentos, los candidatos se acusan unos a otros de delincuentes y exhiben vicios personales reales o inventados  de sus rivales, en los recursos de las redes y videos.

El candidato panista, el senador Jorge Preciado ha sido criticado no solo por ser afecto beber. Abusó de su papel de senador y usó el recinto legislativo para una pachanga y lo ventanearon.
Nada raro en política. Ahora es parte de la campaña para testarle votos.

Maldición de décadas: crímenes y suicidios de gobernadores, ex o candidatos

Desde que muere Antonio Barbosa Heldt, electo como gobernador en 1973, Colima no ha levantado cabeza. Una especie de maldición persigue a sus gobernadores o candidatos, con suicidios, accidentes o atentados.

Este domingo votará entre una guerra de lodo que se pasó al estiércol: la guerra por el poder del principal puerto mexicano del Pacífico, por el que domina el Cártel del Chapo.
La batalla es feroz.
Se denunció al candidato del PAN de participar en redes de trata de mujeres, por ejemplo. Un grupo autodenominado «Anonymous Colima» divulgó en YouTube una versión de que paga favores políticos con sexoservidoras.
En el video de ocho minutos y 27 segundos exhiben al senador con un supuesto audio hablando con Isis Amaya Baltazar Martínez, personaje identificado como amiga de la familia y 20 años menor  que él, con quien sostendría una relación sentimental. ¿Se vale?

En Colima se exhibe la pobreza de los partidos, la clase mas devaluada: los punteros, José Ignacio Peralta (PRI) Jorge Luis Preciado (PAN) Leoncio Morán (MC); Martha Zepeda del Toro (PRD) José Francisco Gallardo (Morena) y Gerardo Galván (PES).

Esta elección extraordinaria repondrá el proceso del 7 de junio, anulado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por mano  negra del gobernador saliente (PRI), Mario Anguiano.

El aspirante tricolor,  José Ignacio Peralta, cree que la anulación fue una especie de autogol propinado por Anguiano, quien no lo quiere de sucesor.
No es la primera vez que un gobernador en turno se ve en líos por querer imponer a su gallo o hay muertes. Así, se puede decir que a Peralta, el posible sucesor, le sale barato si de ahí no pasa la rabieta de un gobernador saliente, a punto de ir a prisión por desfalcos, desviación de recursos en su favor y lo clásico, obras fantasmas.

Colima, coto del Cartel del Chapo

La entidad figura entre las más competidas, como que aloja al puerto más importante del Pacífico Mexicano, estratégico en la economía del país de las Reformas (Manzanillo opera el 90 por ciento de la carga que transita por ese océano en México) y disputado por el Cartel de El Chapo y Jalisco Nueva Generación y los Caballeros Templario.

El entonces gobernador electo Antonio Barbosa Heldt, supuestamente se suicidó 45 días antes de tomar el mando en 1973. La versión de suicidio –de que lo afectaba un mal renal – nunca se ha creído.

Gustavo Vázquez Montes, gobernador en funciones, falleció en enero de 2005, al caer el avión oficial en el que viajaba. Silverio Cavazos, entró al quite para sustituir al gobernador electo en febrero del 2005, Vázquez Montes.

Pero Cavazos fue atacado cuando salía de su casa para pasear a su perro en 2010. Herido a tiros, falleció en un hospital.

Un año después la Procuraduría Estatal reveló que Samuel Rodríguez Moreno, sobrino del exgobernador Fernando Moreno Peña –en el cargo entre noviembre de 1997 y octubre del 2003- era uno de los autores intelectuales del asesinato de Cavazos, aunque otros detenido dijo pertenecer al cártel de La Familia Michoacana.
Por eso, Moreno Peña fue acusado por Javier Lozano (del PAN) de tener vínculos con el narco.
En el 2011, Moreno Peña fue artífice del PRI que lo envió a operar la elección de gobernador en  Michoacán, que ganó Fausto Vallejo. Terminó renunciado, sustituido por Jesús Reyna. Este, encara proceso por descubrírsele nexos con el Cártel de La Tuta.

El ex gobernador  Fernando Moreno Peña fue atacado a balazos en octubre reciente.

Al parecer, el narco quiere a Colima de rodillas
Este atentado  a mediados de octubre de 2015, es para “poner de rodillas”  a Colima frente al crimen organizado, según cree el historiador Héctor Porfirio Ochoa Rodríguez  en entrevista con Proceso.
“Esto era contra Moreno, pero advirtiéndole al próximo gobernador: ‘aguas porque estamos atentos, mira lo que te puede pasar también a ti’, aunque no me parece casual que este atentado haya sido prácticamente al finalizar el sexenio, lo que también puede ser un aviso de lo que le puede pasar al propio gobernador Mario Anguiano Moreno en cuanto salga”.

Coautor del tomo IV de la Historia General de Colima, denominado ‘Las Caras del Poder’, Ochoa Rodríguez comentó que “si, como se ha dicho, en el asesinato del exgobernador Silverio Cavazos, en 2010, participó el crimen organizado, podríamos pensar que el ataque contra Fernando Moreno es producto también de alguna facción del narcotráfico”.

Héctor Porfirio Ochoa cree que hay muchos cabos sueltos, muchas hipótesis y dudas que se prestan a la especulación, además de que “uno no se explica por qué Moreno Peña no traía escoltas, yo lo acababa de ver en el Teatro Universitario el viernes previo y no se veía un aparato de seguridad ostensible; en otra ocasión lo vi bajando solo de una camioneta en la Plaza Zentralia”.

Colima es un estado que no ha conocido la alternancia; siempre ha sido gobernado por el PRI.

La guerra por Colima, del lodo al estiércol

Salvo algunas propuestas en radio y TV, los candidatos se han  centrado en ataques vergonzantes. Se atacan hasta en la vida privada.

“Que la vergüenza del PAN no sea la de Colima”, se lee en el anuncio.

Preciado acusó a Peralta de haber atropellado a un hombre en mayo del 2015 cuando supuestamente manejaba su camioneta en estado de ebriedad, y no haber atendido las heridas del lesionado; ha afirmado que hoy el PRI planea dar a conocer unos videos donde lo acusan de supuestamente estar relacionado con el delito de trata de personas y prostitución.

El senador también le ha pegado al candidato Leoncio Morán, de Movimiento Ciudadano. Hace unos días, Preciado difundió un video y a través de Whatsapp donde se ve a un hombre relatar que Leoncio Morán atropelló a una persona a la que mató en el incidente.

El gobernador priista Anguiano dejó solo a Peralta en la defensa de su triunfo de junio de 2015; su distanciamiento era evidente, hacía meses: Peralta no era su candidato, se le cree más bien cercano a Luis Videgaray.

Anguiano nunca ocultó su oposición a que el candidato fuera nombrado desde la dirigencia priista.

Un día después de la anulación, el 22 de octubre pasado, José Ignacio Peralta afirmó en una entrevista con Grupo Imagen que el gobernador Anguiano nunca lo apoyó e insinuó, incluso, que el asunto de la grabación pudo ser una maniobra para que se anulara el proceso.
Manlio Fabio Beltrones, líder nacional del PRI, afirmó que habría sanciones si se prueba el sabotaje a Peralta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here