Inicio Columnas columna: MÁNDAME UN WHATS / TE CONTESTO POR WHATS

columna: MÁNDAME UN WHATS / TE CONTESTO POR WHATS

1616
0

MÁNDAME UN WHATS / TE CONTESTO POR WHATS

*De diputados abandonados, salas vacías y  balnearios.

*Breve recorrido por el territorio de los bikinis tricolor y  las disculpas forzadas.

Por: Tania ORTIGOZA VÁZQUEZ

 

«Creo que aquí los medios se están saliendo… por favor les voy a pedir que ustedes se avoquen a lo que les estamos sugiriendo, realmente las dos preguntas están muy fuera de lo que estamos pidiendo»  ésta fue la respuesta de Nicolás Pérez Calva, presidente de ejidatarios del balneario de Amajac ubicado en Atotonilco el Grande y hermano del diputado local priísta Leonardo Pérez Calva luego de que se le cuestionara si los adeptos al Revolucionario Institucional recibirían, a modo de aliciente, cortesías para bañarse en las aguas amajaquenses.

¡Uy no le hubieran preguntado eso! La pregunta tocó las fibras más sensibles del corazón del presidente ejidatario174, actuó arrebatadamente y con un tono imperativo mando a volar a los medios, llevándose de corbata el momento de reflectores del hermano diputado.

Lo que a este par de hermanos se les olvida (se les olvida o, peor aún, no lo saben)  es que estamos en la era de la inmediatez mediática, las cosas que digan o hagan se extienden como reguero de pólvora, vivimos en la era del segundo aire de los medios, de la reivindicación del reportero y del comunicador. Lo bueno es que los comunicadores lo tenemos bien claro y ante tal desaire abandonaron la sala dejando al diputado solo, con su hermano y con sus pases al balneario.

La disculpa no se hizo esperar y “hablando como Leonardo Pérez Calva”  dijo ser empático y entender que con estos actos (los de su hermano) se lacera y lastima la libertad de expresión. ¿Le creemos? O será que la disculpa pública se está convirtiendo en la salida de emergencia a las metidas de pata de los actores políticos de la actualidad, namás  acuérdense del cachetadón  que el gobernador verde chiapaneco (eso debería ser el nombre de un tamal) propinó a un miembro de su equipo  o  del alcalde de San Blas, el mismo que admitió que “robo poquito” también admitió que  “al calor de la fiesta” le levantó en público  el vestido a Rosita , su amiga nayarita de 28 añitos. ¡Oso social! Toda esta serie de sucesos desafortunados terminaron en una bochornosa, amarga, poco sincera y forzada disculpa pública.  La pregunta es: Si estos hechos no hubieran quedado registrados por algún tipo de herramienta audiovisual  ¿hubieran tenido los responsables la calidad moral para ofrecer una disculpa de todas formas?, perdonarán ustedes pero yo, lo dudo.

Llegamos al final de este whats no sin antes recordarles. Amigos y amigas que la función del reportero, del comunicólogo, del periodista converge en una palabra: comunicar, comunicar la verdad, lo concreto y lo que va más allá de lo evidente. El buen comunicador no se ajusta a “lo que se sugiere” o “a lo que se pide”, señores Nicolás Pérez, se ajusta al compromiso con la información veraz y con la sociedad.

MORALEJA DE ESTA TRISTE HISTORIA:

Si como actor político tienes voz, tienes un  discurso bien elaborado, un equipo prometedor y una imagen de diez: bien por ti , solamente no olvides que, eventualmente, necesitarás medios de comunicación, necesitarás de un comunicador, punto.

Y como dicen las cholas de Chalco: “Las gafas aquí  quiere decir que el gremio periodista me respalda”

Con amor, Tania.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here