Inicio Hidalgo Con el agua al cuello, Sosa usa al Congreso para atacar...

Con el agua al cuello, Sosa usa al Congreso para atacar al gobernador

692
0
Los diputado de oposición, les respondieron con todo a los de Morena

La mayoría morenista hace el trabajo sucio

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Gerardo Sosa Catelán, cacique de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, quien está en la mira de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por lavado de dinero y con las cuentas de institución congeladas, recurrió al ataque como defensa, en un recurso desesperado, contra el gobernador Omar Fayad Meneses, utilizando para el caso al Congreso estatal dominado por la diputación de Morena.

Es la vieja táctica de distracción, al acusar al gobierno del Estado, en este caso vía el Legislativo y colocar en el debate público un tema pretendidamente escandaloso para voltear la atención a otro lado y ganar así un supuesto apoyo de la opinión pública al quedar como víctima de conspiración en los precisos momentos en que pende sobre su cabeza un inminente juicio por lavado de dinero por medio de la banca internacional, al descubrirse el trasiego de 156 millones de dólares, así lo dio a conocer Santiago Nieto (titular Inteligencia Financiera de Hacienda),  desde el banco Credit Suisse en una sola operación, depositados en cuentas de la universidad.

El ataque se dio por medio del pago de un desplegado en una revista de circulación nacional, firmado por “Diputados de Morena integrantes de la LXIV Legislatura del Congreso del Estado Libre y Soberano del Estado de Hidalgo” y aparece Alfredo Dávalos Moreno como “responsable de la publicación”.

El desplegado que causó la renuncia del jefe de prensa del Congreso Hidalguense

Sin embargo, todo indica que la maniobra tuvo tropiezos de forma inmediata, porque sucedió que un día después, Dávalos Moreno fue despedido fulminantemente como encargado del área de Comunicación Social del Congreso y nombrado de inmediato en su lugar Martín Román Ortiz Contreras, un personaje que tiene trayectoria en comunicación social de la secretaría de Gobernación.  Ese movimiento fue sorpresivo, porque Dávalos había sido nombrado desde el arranque de la LXIV legislatura, lo que da una idea de que la “maniobra del desplegado” falló estrepitosamente y el comunicador fue el primer sacrificado, a manera de un ridículo “control de daños”.

El asunto está así: Sosa Castelán logró acuerdos de alto nivel para disponer de vara alta en la designación de candidatos a diputados locales por Morena, los cuales, impulsados por la avalancha de votos para AMLO, lograron la mayoría en el Congreso, lo que le confirió así al cacique universitario el control real de la Cámara.

EL BURDO SERVILISMO COMO “ESTRATEGIA”

Los diputados locales morenistas dirigen su desplegado al presidente Andrés Manuel López Obrador y denuncian “una guerra sucia” de parte del gobierno estatal y un “cerco informativo” (¿?) contra “el grupo legislativo mayoritario y una cortina de humo, porque quiere carrancear más de 750 millones de pesos originalmente aprobados en diciembre para proyectos de obra pública para comunidades de mayor atraso y vulnerabilidad social en 64 municipios”.

Añaden que “debe usted saber a tiempo de acciones recientes por parte de la secretaria de Finanzas, Jessica Blancas, quien amagó con no entregar los recursos a los municipios, al manifestar que no tiene la certeza de que la recaudación estimada en la Ley de Ingresos se vaya a lograr, situación absurda (porque) cuando menos en los dos últimos años las expectativas de recaudación han sido superiores a lo estimado”.

Hasta el diputado de Morena y líder del Congreso hidalguenese, Ricardo Baptista, le entró a la difusión de la carta abierta

Acto seguido, los diputados no tienen empacho en recurrir a la típica abyección de tiempos que se suponían superados:

Señor Presidente: Con respeto nos dirigimos a usted y los diputados de Morena de la LXIV Legislatura del Estado, para expresarle que, siguiendo de manera irrestricta su ejemplo, hemos sostenido relaciones de cooperación institucional con el gobierno del Estado… sabemos de su enorme sensibilidad para con las causas justas. Seguiremos avanzando en el proceso organizativo que pondrá fin a más de 70 años sin alternancia política en Hidalgo bajo los principios de “no mentir, no robar y no traicionar”. Sepa que tiene en todas y todos nosotros aliados firmes y decididos”.

Pero la abyección cobra tintes escatológicos en la medida que no fue por decisión propia esa postura genuflexa. Es de dominio público que la redacción del desplegado se elaboró en la oficina de la presidencia del Patronato de la UAEH y dictada por Gerardo Sosa Castelán, sin que los diputados abajofirmantes tuvieran derecho a siquiera opinar.

(A mayor abundamiento, en tiempos de la transición presidencial, trascendió en los pasillos políticos el regaño que lanzó el presidente López Obrador, en claro tono admonitorio, al superdelegado federal, Abraham Zenteno: “Si continúas obedeciendo a Sosa Castelán, nombro a otro delegado”)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here