Inicio CDMX Conagua y Pemex construirán pozo profundo en Iztapalapa

Conagua y Pemex construirán pozo profundo en Iztapalapa

403
0
Compartir
Se busca aminorar el problema del agua que afecta a la población

*  La obra se desarrollará en el Cerro de la Estrella para abastecer del vital líquido a esa zona de la población

 

Por Guillermo Ríos Munive

Especial para Expediente Ultra

En los próximos días de este mes, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con la ayuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) iniciará los estudios y primeros trabajos para la perforación de un pozo de agua mega profundo (de 2 kms) en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, el cual permitirá abastecer del vital líquido a la población de toda esa zona del oriente de la Ciudad de México que por décadas han padecido su escasez.

Lo anterior fue informado por Roberto Ramìrez de la Parra, director general de la Conagua, quien dijo que en una dos o tres semanas iniciarán junto con Pemex dichos trabajos.

“Ahorita estamos poniendo la máquina perforadora, Pemex nos está ayudando a hacerlo, la estamos moviendo de la zona de Xochimilco, donde se encontraba, en los límites con Tláhuac, para mandarla hacia el Cerro de la Estrella”, explicó el funcionario.

Se trata, dijo, de una máquina enorme con la cual se perforan pozos petroleros a grandes profundidades en el océano, por lo que no es una infraestructura que podamos mover de un día para otro.

Para tener una idea de la magnitud de dicha maquinaria, dijo que se necesitan entre 40 y45 tráileres para poder mover la máquina perforadora.

“No es un tema tan sencillo y después hay que armarla, mide 150 metros de altura. No es un tema tan sencillo y por eso nos lleva dos o tres semanas desarmarla, trasladarla, volverla a armar y empezar a perforar. Pero como es una máquina que perfora a grandes profundidades en el océano, también eso nos ayuda a perforar mucho más rápido en tierra”.

Ramírez de la Parra comentó que el añejo problema de la falta de agua en Iztapalapa, se debe más que nada a que “es el último eslabón” de la cadena del Sistema Cutzamala, lo que quiere decir que el agua primero pasa por todos los demás lugares del sistema y va dejando agua, y cuando llega al último, evidentemente tiene una menor cantidad o mejor dicho, llega con una menor potencia, no necesariamente es un tema de volumen, sino que requiere un bombeo mucho mayor o un tanque que permita almacenar una mayor cantidad del agua para poder distribuirla.

Sin embargo, aclaró que se realizan estudios en esa parte del subsuelo.

“Los técnicos, principalmente del Instituto de Ingeniería de la UNAM, consideran que sí puede ser una gran fuente de abastecimiento por la calidad de agua que estamos encontrando. No es igual al del acuífero superficial, el acuífero superficial tiene una mayor cantidad de minerales que el agua del subsuelo en los pozos mega profundos.

Entonces, esa diferencia de la calidad del agua es la que nos puede indicar si efectivamente se trata de un acuífero diferente al acuífero superficial, porque en estricto sentido, si fuera el mismo acuífero la calidad del agua debería ser más o menos la misma, no tendría por qué cambiar tanto de lo que estamos encontrando. Por eso creemos que puede ser una nueva fuente de abastecimiento, creemos que todavía nos falta explorar un poco más, estamos esperando, recalculando que necesitamos por lo menos 10 pozos para poder considerar que se trata de una nueva fuente de abastecimiento para el Valle de México”.

El titular de la Comisión Nacional del Agua expreso su entusiasmo de que en caso de encontrar la misa cantidad de agua (110 litros por segundo) que en el pozo mega profundo que ya se entregó en Xochimilco, “muy probablemente vamos a poder superar en un 90 por ciento el problema de abastecimiento de agua en Iztapalapa.

“Nos faltará todavía un tramo, sí, tendremos que ver cómo lo solucionamos, pero sí nos va a faltar todavía un tramo, no tan grande, pero sí nos faltará todavía un tramo para poder terminar de abastecer a esa zona.

“Es una zona de población muy alta, es decir, la cantidad de población que vive en esa zona es lo que nos permite precisamente hacerlo tan rápido y tan sencillo. ¿Cuándo? Esperamos que para el mes de febrero, a más tardar en marzo, sepamos cómo estuvo este pozo que vamos a perforar en el Cerro de la Estrella y sepamos cuándo le vamos a poder brindar el agua a Iztapalapa”, concluyó.