Inicio Exclusivas Corrupción y vicios ocultos de los nuevos gobernadores del PAN (TERCERA...

Corrupción y vicios ocultos de los nuevos gobernadores del PAN (TERCERA Y ÚLTIMA PARTE)

679
0
Foto: noticierosgrem.com.mx

Víctorias “pírricas” del imberbe  Anaya

Contrario a lo que pregona por todo el país su dirigente nacional, los aspirantes  de Acción Nacional que triunfaron en 7 estados, distan de ser ejemplo de rectitud y honestidad; y en los casos de Antonio Gali y Miguel Ángel Yunez, pueden repetir la desatada corrupción del sonorense, Guillermo Padrés

 

Por Joaquín Herrera

Fotos Especiales

 

Quintana Roo: todos ponen; todos pierden

La elección de Carlos Joaquín al gobierno estatal, se suma a varias que nadie cree reales. Carlos es parte del Grupo Cozumel, que ha gobernador a Quintana Roo en más sexenios que su rival, el Grupo Chetumal. La jugada de evitar el dedazo del gober Roberto Borge, pero también  el de Manlio Fabio Beltrones, propició la entrada de PAN y PRD, para formar una alianza sobre la rodilla y así ganar; esa es –lo confiesan- su meta.
Pero ¿de verdad creen que eliminarán al priismo que dicen combatir?
Nadie con dos dedos de frente cree que la alianza será real, como no lo fue en 2010, con Oaxaca (de Cué y “las izquierdas mandaron lejos al PAN) o en Puebla: el que manda desde entonces el PAN. El PRD desapareció (con 3.8% de votos este 2016) bajo la lápida que le puso Morena (que se solaza con 9.8% de sufragios).

Carlos Joaquín ya dijo que no habrá castigo a Borge (PRI) y que llevará la fiesta en paz. Ojalá no se enteren ni Ricardo Ayala ni Agustín Basave. Ellos siguen brindando por su triunfo, aunque el segundo ya tiene firmada su renuncia. Los perredistas no están seguros que ir de mosca con el PAN, para salvar el pellejo, como –como el PVEM con el PRI- es una posición honorable para “la izquierda”.

Sinaloa y la “chapodiputada” panista, desaforada

En Sinaloa, tierra de Manuel de Jesús Clouthier, el panismo no quiere recordar el caso de la “narcodiputada” local, Lucero Sánchez López, cuyo desafuero enloda el brillo de tantos triunfos en un solo año…y lo que viene.
El PRI recuperó el estado que hace diez años PAN y PRD festinaban como suyo, gracias a una “alianza contra natura” del aceito y el agua o izquierdas y derechas. Las victorias pírricas –el general Pirro decía en la antigüedad que “otro triunfo así y desaparecemos”- sigue siendo el mal de pocos y de muchos.
Son lecciones: el PAN necesita del PRI para regresar Los Pinos; el PRI necesita de la oposición para que le abra los ojos a la soberbia de sus adalides; el OPRD necesita de ambos para sobrevivir.
De Aguascalientes a Zacatecas, no hubo batallas honorables, con una democracia de demócratas de medio pelo. Lo peor y lo mejor del país suele salir a flote en toda elección:
Una actriz de narcopelículas, un cantante country, un exbaladista y hasta una chica exBigBrother robaron cámara junto con los “candidatos independientes”. ¿Qué esperar de todo ello?
Las elecciones de este año a nadie deben sorprender; los resultados aritméticos, van de la mano con los “personajes” que los partidos, nuestros custodios, al querer o no, nos obligan a apoyar, salvo abstenernos.
Así, vimos a una capital que votó con el abstencionismo. 72% se quedaron en casa, mejor que prestarse a la farsa de elegir diputados constituyentes, entre puros cartuchos quemados o balas perdidas. Lasa  mulas de siempre esta vez no apasionaron a nadie.
Y del 28% que votó de 7.2 millones que forman el padrón, sólo poco menos de la mitad lo hicieron por Morena, que no acaba de celebrar esta pírrica victoria.

Veracruz, el colmo: Yunes o Yunes

A la población  los partidos políticos les dieron a escoger en cuál de los dos cuernos del toro del caciquismo y corrupción desearía ensartarse. Ganó el de la alianza amarillo-azul.
¿De verdad, señor Agustín Basave (PRD) ganó Veracruz porque “perdió” Javier Duarte?
¿Lo cree Ricardo Anaya un logro imponer como gobernador por casi dos años al “alumno” de Elba Esther Gordillo, con todo lo que ello implica de un pasado reciente que tanto dicen detestar PAN y PRD?
Los maquiavelos –sin la grandeza del tratadista italiano- siguen dominando en el país que tiene que optar por  cirqueros y maromeros: en Zacatecas, Marco Antonio Flores Sánchez, vocalista de la Banda Jerez –un grupo popular de música sinaloense- fue el candidato a gobernador por el PES. Es quien gano una carcajada cuando dijo “Muchas gracias al INE, al IEZZ… ¿cómo se llama esta madre?” cuando quería agradecer su nominación registrada en el INE, antes IFE.
En Tamaulipas, ni qué decir: un narcopolítico, según sus críticos, y según Felipe Calderón –lo eliminó de los aspirantes a contender por el PAN- Francisco Cabeza de Vaca, va a limpiar de Zetas y Golfos.

No faltaron quienes le publicaron su historial de antecedentes penales, pero ¿eso contó? Ganó la votación, la más alta para un partido entre los doce, sin reparo y sin rubor.
En tanto Sandra del Carmen Casar -“Shira”- participó en la edición más reciente del programa Big Brother. Ella es una sicóloga profesional pero le dio por la artistiada y necesitó asistencia siquiátrica tras pleitos con sus compañeras en la casa de Big Brother.

Pero fue candidata a un cargo de elección popular.
Este es el panorama que privó en las elecciones que, dicen expertos, marca la penúltima aduana para las presidenciales de 2018, porque antes estará en 2017, la madre de todas las batallas, la del Estado de México, al lado de las de Nayarit y Coahuila.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here