Inicio Análisis COVID19 EN MÉXICO ¿CÓMO NOS VEMOS FRENTE A OTROS PAÍSES?

COVID19 EN MÉXICO ¿CÓMO NOS VEMOS FRENTE A OTROS PAÍSES?

84
0

 Por Saúl Arellano/ @saularellano/@MexicoSocial_

Frente a un fenómeno epidémico como el que estamos enfrentando, y en un país democrático, toda ciudadanía tiene no solo el derecho, sino el deber de llevar a cabo un ejercicio crítico respecto de la actuación de su gobierno. Así, la pregunta es legítima, pues cabe cuestionar, ante la COVID19 en México ¿cómo nos vemos frente a otros países?

Es preciso decir, en primer lugar, que el número de defunciones en una epidemia depende tanto de los determinantes sociales de la salud y las comorbilidades preexistentes, como de las políticas de intervención pública: equipamiento de hospitales, calidad de la atención, preparación y funcionamiento de protocolos, entre otros factores.

De esta forma, a pesar de lo aparentemente sencillo que debería resultar comparar defunciones entre países, este ejercicio es en realidad un poco más complejo que lo que el sentido común podría indicar. Por ejemplo, comparar el número absoluto de muertes puede resultar parcialmente erróneo, pues el dato no estaría referido a la magnitud demográfica de los países, con fines comparativos.

Y esa última frase es de suma relevancia, porque sólo tiene ese propósito: el de comparar entre países. Quienes defienden a ultranza a la 4T, han sostenido que en México somos muy exitosos en el manejo de la pandemia, porque nuestra tasa de mortalidad es menor a la de países como España, Bélgica o Francia.

EL ARGUMENTO DE LOS NÚMEROS ABSOLUTOS

Pero ese argumento es solo parcialmente cierto -y, en consecuencia, también parcialmente falaz-, porque entonces en China, donde tienen más de 1,300 millones de habitantes “solo hubo” 4,604 defunciones, a pesar de los 84,653 contagios, con lo que su tasa de mortalidad es de .33 casos por cada 100 mil habitantes. Desde esa perspectiva, en China podrían asumir que no tienen problemas y que pueden seguir adelante con sus vidas, sin mayores angustias.

Otro tema a considerar, además de la magnitud demográfica, es el “momento epidémico” que viven los países. Es decir, no es estrictamente comparable la tasa de mortalidad de un país donde la pandemia ya está en fase de declive o definitivamente controlada, que en uno que se encuentra en su etapa más crítica; bajo esa óptica, incluso la comparación de las tasas debe considerar ese “momento”.

Así planteado, hay que señalar que, en términos de magnitud absoluta, la cual sí importa y es relevante -aunque algunos en el gobierno federal hayan querido minimizarlo-, México es el 7º país del mundo con mayor número de decesos. Frente al dato cabe preguntar por qué países como Japón, India, Rusia o la propia China, con magnitudes demográficas similares o mayores a la nuestra, tienen mucho menos casos y menores tasas de mortalidad.

PUESTO EN TASAS…

Por otro lado, en términos de tasas, entre los países con más defunciones, México tiene el 9º mayor indicador, pues el registro es de aproximadamente 18.53 muertes por cada 100 mil habitantes; un indicador relativamente similar al de los países con más muertes, casos y tasas de mortalidad en América Latina, pues en Chile, Ecuador, Brasil y Perú oscila entre 24 y 26.5 muertes por cada 100 mil habitantes. Asimismo, entre la totalidad de países para los que hay datos, México tiene hasta el 24 de junio, la 19ª tasa de mortalidad más elevada.

A lo largo del periodo epidémico, el doctor López-Gatell -vocero del gobierno para este tema-, ha presentado al menos tres estimaciones sobre el número de muertes que habría en la pandemia: pasó primero de 6 mil, a alrededor de 12 mil; para finalmente estimar que habría aproximadamente 30 mil muertes.

Si el Subsecretario de Salud estuviese estimando recursos materiales, los errores serían, quizá hasta aceptables; pero estamos ante la muerte de miles de personas, y con un margen de error de 500% entre su primera y su última estimación.

En ningún país, hasta ahora, el declive de la epidemia ha sido rápido; y si la nuestra se prolongará hasta octubre, podría esperarse una suma de más de 50 mil defunciones, proyectando los casos -con los ajustes necesarios- hasta esa fecha.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here