Inicio Columnas ¿Cuántos broncos habrá en Hidalgo en el 2016?

¿Cuántos broncos habrá en Hidalgo en el 2016?

455
0
Compartir
Ilustración: fotolog.com

ENTRELÍNEAS

 

Emmanuel Islas

Diga lo que se diga, el fenómeno Bronco, no sólo para el estado de Nuevo León, sino para el país entero, fue un antecedente que marca un antes y un después para la historia reciente de México.

Más allá de las especulaciones acerca de quién o quiénes están detrás de Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como el ‘Bronco’, el asunto radica en el hecho de que una persona, sin el respaldo de algún partido político accede al poder, sin dejar de lado también los riesgos de gobernabilidad que esto implica.

En lo que concierne a Hidalgo, hay un antecedente que muchos están olvidando observar, y que podría generar sorpresas en el 2016, fecha en la que por primera vez en nuestra historia, habremos de elegir a gobernador, 84 presidentes municipales, así como la totalidad de los diputados locales.

11125277_803142579740794_4794666610717997092_n
Antonio Mota Rojas ¿soñará con el 2016?

Así, me refiero al caso del candidato “independiente” Antonio Mota Rojas, quien contendió por el distrito de Pachuca, en los pasados comicios del 7 de junio, en busca de una curul en San Lázaro.

De acuerdo con el conteo final de votos por parte del Instituto Nacional Electoral (INE), este personaje, que de independiente no tiene nada, rebasó la cifra de los 23 mil votos a favor, ubicándose en el segundo lugar de las preferencias electorales, y desbancando al Partido Acción Nacional (PAN), al tercer sitio en la capital hidalguense.

En esta columna lo adelantamos en su momento, y establecí que iba a ser importante lo que se desprendiera de este personaje, quien fuera de pertenecer al grupo Universidad, su mismo perfil académico, sería atractivo para un sector de la población pachuqueña.

En reiteradas entrevistas, el mismo Antonio Mota ha negado su interés por participar en los comicios estatales del 2016, sin embargo, estoy seguro que su jefe político, es decir, Gerardo Sosa Castelán, vio como una oportunidad de presión para el sistema, el resultado que obtuvo su experimento.

Y es que, para que Antonio Mota alcanzara tales resultados, detrás de todo el trabajo electoral por parte de este personaje y su equipo de colaboradores, se fortaleció una importante operación política por parte del grupo Universidad y sus filiales.

Dicha operación, contempló desde personal de la Universidad Autónoma del estado que se dedicó, tanto a acompañar al candidato a sus actos proselitistas, hasta el cuidado de las casillas, además de lo que implican recursos para movilización, operación y otros gastos.

De esta manera, y gracias a los resultados electorales que obtuvo Antonio Mota, es que muchos personajes, entre ellos el mismo Gerardo Sosa, y uno que otro priísta, pudieran ver contempladas sus aspiraciones políticas en el 2016, por la vía de las candidaturas ciudadanas.

En conclusión, no hay fecha que no llegue y plazo que no se venza, y la designación del candidato tricolor al gobierno del estado de Hidalgo, está a la vuelta de la esquina. La lista de este partido como siempre es larga, sin embargo pocos son quienes verdaderamente tienen la posibilidad real de sentarse a la mesa de negociaciones.

Como en todo, hay grupos beneficiados y otros que simplemente se quedan en la banca; por ello, será muy interesante saber si hay quien, al no verse favorecido con la designación del o la candidata, decida recoger sus canicas y arriesgar su capital político a través de alguna candidatura ciudadana, y con ello enarbolar la bandera de ser el ‘Bronco’ de Hidalgo. Al tiempo, al tiempo.