Inicio País Doce gubernaturas, reto de Beltrones al 2018 (cuarta...

Doce gubernaturas, reto de Beltrones al 2018 (cuarta de cinco partes SINALOA)

*David contra Goliath, la apuesta del alfil de Peña *El tricolor arrolló este 2015; será arrollado en 2016?

13
0
Compartir

 Clouthier ¿“El Bronco” sinaloense que atajará al PRI?

 


De las corresponsalías

CULIACAN, 28 de agosto de 2015 (agencia acento)

Sinaloa se coloca en el escaparate de los spots; sobre todos, con la amenaza de otro “Bronco” a la sinaloense, con Manuel Clouthier hijo.

La cita del 2016, parecería un día de campo para el PRI de Beltrones frente a las elecciones de gobernador como la primera fuerza estatal y nacional. Claro, si no fuera porque se trata de un bastión panista; la cuna de Maquío, el padre ideológico del primer presidente azul de México, Vicente Fox, Sinaloa sería PAN comido para el coto de poder de Insurgentes Norte.

Manuel Clouthier Jr.
Manuel Clouthier Jr.

Si eso no fuera suficiente, cuenta para no echar los cuetes al aire, que viene en pos de una especie de “revancha” de Maqauío II, o Manuel Clouthuier Jr. Como único diputado federal independiente, parece con gran empuje para lograr la primeras gubernatura de ese corte, como El Bronco a la sinaloense.
Clouthier tendría todo para ganar, pero, hay un pero:
Su papel será el equivalente al de Andrés Manuel López Obrador en las llamadas “izquierdas”.
Manuel Clouthier, obvio, es un resentido contra el PAN y por eso se lanza por la libre, es decir, contra el propio PAN que no supo apreciarlo.

Y, al interior del otrora su partido, el PAN, nada les gustaría más que verlo fracasar.
Así que Manuel tendrá de su lado –si acaso- medio PAN y algunos entusiastas antisistémicos, antipriístas.
Pero, como en el caso de AMLO, Clouthier  será factor de división del voto opositor.
El PRI tendrá más holgada la posibilidad de triunfo.

Otras desventajas para el hijo del finado Maquío, es que este diputado por el IV distrito de Sinaloa, no es Jaime Rodríguez, es decir, el arrojo, el coraje y el hambre.
Manuel Clouthier II, es una historia diferente que quizá no convenza a una entidad, eternamente priista.
David , contra Goliath o una docena más de aspirantes
Por lo demás, el tricolor tiene una docena de figuras, entre las que podrían perderse sus bonos, sin contrincante ajeno, pero sí por fuego amigo.

Dos gallos fuertes habían sido Enrique Jackson, indiscutiblemente el más experimentado político sinaloense en posibilidades de llegar a la principal silla de su estado natal. Por experiencia, le tocaría.
El segundo caso, tan probable como el primero, es David López.

David López
David López

Su casi medio siglo de seguir de cerca al poder desde el Estado de México  o en dependencias federales, le dieron fama y relaciones…pero no fueron suficientes.
David se viene a enterar que no es lo mismo manejar la Comunicación Social, como lo hizo, que manejar estrategias de campañas electorales. Y lo comprobó dolorosamente, ahora que le dieron la misión imposible de salvar al PRI en Baja California Sur, como delegado. El tricolor la perdió.

David fue el enlace del Chilorio Power que fundara Heriberto Galindo, con  grandes influencias en el DF. de hecho, López fue líder juvenil de ese grupo, nada menos que en tiempos de la rebelión estudiantil contra Díaz Ordaz.

Galindo fue el primer “padrino” político del entonces (casi) adolescente que quería oportunidad de foguearse en las lideres electorales.

Ese joven aceptó ser mandadero de Galindo; combinaba pegar propaganda o volantear, con idas al estanquillo por tortas o cigarrillos y hasta participó en reparto de comida a damnificados del desastre de 1985 en la capital en el quirófano del terremoto más impactante de su vida.
Y tres décadas después, ese jovencito llegó a gobernar su natal Estado de México y hoy trabaja de Presidente del país.

Paradojas, Heriberto se rezagó en posiciones que rara vez lo pusieron en camino a la gubernatura; David, no tanto. Pero tampoco hizo lo indispensable.
Por lo pronto logró ser diputado federal electo por un distrito de Sinaloa; obvio, más por decisión de “arriba” que por su “trabajo a ras de tierra”.

El Presidente Peña lo placeó más de una vez, mostrándolo como su “candidato in péctore” –en palabras de El Vaticano para con los “papables”-  pero David, o no se la creyó y se marginó o no estaba anímicamente preparado.
Levantó ámpula de poco perfil.
Pero ante el surgimiento del Caso Bronco, no le cayó el 20; más bien vio al lobo. Su éxito electoral no está tan amarrado al interior del PRI de Manlio, no precisamente su amigo, puesto que no lo es de Peña; no al grado que son el Presidente y su ex encargado de la comunicación social.

Pero, lo peor, David no es una figura ganadora –electoralmente hablando- y no se le conocen dotes de orador como para que el PRI espere sacar al buey de la barranca en Sinaloa, con López.

PRI arrolla en 2015; ¿Lo arrollarán en 2016?

El tercer estado que se propone “rescatar” Beltrones, Sinaloa, es más bien una misión imposible hoy.

Sinaloa es –al menos en la conducta de su gobernador, Mario López Valdez, Malova, de origen tricolor, al que parece haber regresado- de los estados más peñistas en el país.
A pesar de que Malova llegó por la alianza PRD-PAN en 2010, los poderes azul y negroamarillo se desvanecieron finalmente; no ocurrió así en Puebla, coto azul; tampoco en Oaxaca, donde predomina el ala “izquierdista” de Gabino Cue, aunque aliancista.

MALOVA
MALOVA

Sinaloa está dominada por el PRI: de sus 39 diputados locales, el partido de Manlio Fabio Beltrones tiene 19 bancas, frente a 12 de su principal rival, el PAN; y el PRD, distante de AN, no pesa con sus dos bancas.
El PRI, cuenta además, con tres bancas más de sus aliados del Panal (2) y (1) del PVEM.

En las elecciones de este 2015, se refrendó el predominio tricolor: en seis de los ocho distritos electorales en juego ganaron las fórmulas priistas; en el distrito 04 de Guasave, ganó Acción Nacional. En tanto, el 05, de Culiacán, fue para el candidato independiente, Manuel Clouthier.

Eso hace suponer las posibilidades de que el PRI regrese con uno de los suyos a la gubernatura, siempre que no se dispare la popularidad de Clouthier.
Malova no parece interesado en apoyar al independiente, cuyo corazón –dolido con su partido de siempre, el PAN- buscará un desquite, principalmente contra el poder azul, salvo que vea que puede ganar.
Así, el PAN podría estar en desventaja absoluta en la competencia por esta entidad, tierra de El Chapo. Le es ajeno  del todo, pero tampoco puede alinearlo entre sus fans, sino lateralmente.

Quien gana y quien pierde

Mario López Valdez salió fortalecido este año ante Peña Nieto; el tricolor mantiene la mayoría. Esta fuerza recuperó Ahome y Mazatlán. Pierde Acción Nacional.  

Quien tendrá que dar la cara al resto de los dirigentes de los partidos políticos, como lo ha hecho durante las reuniones de la Mesa de Distensión Política y Compromisos por Sinaloa, es Gerardo Vargas Landeros, quien tiene aspiraciones a la gubernatura del estado. Rara vez verá usted a un Secretario de Gobierno, ascender a gobernador.

Damnificados.

Fueron damnificados este 2015, Enrique Jackson. Sonaba pero tras la derrota en las elecciones en Nuevo León, fue su derrumbe. Como delegado del PRI, perdió su misión mas importante para aspirar.
Es el caso de David López Gutiérrez: enviado a rescatar a Baja California Sur, del dominio del PRD, primero y luego del PAN, el tricolor perdió ante Acción Nacional.

La prensa estatal ve en cada distrito señales de avance o retrocesos para los grupos de poder que disputarán la gubernatura, con candidaturas que podrían formalizarse este otoño.

Sinaloa a tres tercios: PRI, Clouthier y PAN

Aquí, se calcula que muchos panistas se irían a apoyar a Clouthier y Heriberto Félix, mientras que Cuen con el PAS buscará, con alianza o sin ella, ser candidato a gobernador”.
El PRI dice que vendrá por todo. No habrá tibiezas. Muchos menos medias tintas. En las elecciones del 2016 en Sinaloa, el PRI está decidido a luchar con todo para ganar la gubernatura, las 18 alcaldías y las 24 diputaciones locales que estarán en juego.
A los aspirantes les queda claro que será el presidente Peña quien decida  a quien habrán de apoyar los tricolores.
El peligro es ¿Cómo capoteará el partido, escapes de figuras desechadas?

 No está tomada la decisión

El partido favorito, tiene la desventaja de que no está tomada la decisión y cuando se tenga tendrá que adelantar operación cicatriz.

¿Habrá duda que será el Presidente quien de la pauta?
Hoy es claro que ni David López; los senadores Diva Hadamira Gastélum, Aarón Irízar y Daniel Amador, así como el diputado federal Heriberto Galindo, tienen luz verde.

Jesús Vizcarra, como el sinaloense más informado de los sótanos políticos, el secretario general de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, ninguno tiene seguridad por dónde, con quién y cómo.
El Kory, “amenaza” irse como independiente

 

Puntean entre no priistas, Armando “El Kori” Leyson, alcalde de Guasave, El asegura que su partido se llama Malova y que no será filial de ninguno partido.
Luego, agrega: “Yo soy del partido Malova, master”.

¿Y con ese sí ganan? Se le insiste.

“Claro, master”.

El PAN lo abanderó en la pasada elección junto con el PRD y el PT; señaló que “ahorita te acuestas de amarillo y te levantas de rojo; te acuestas de rojo y te levantas de azul”.

¿Está de moda, entonces? Se le pregunta.

“Está de moda, hombre; ahorita veremos cómo pinta el temporal”, responde.

El presidente municipal es entrevistado sobre las declaraciones del dirigente estatal del PAN, Edgardo Burgos Marentes, entorno a que con él se garantiza el triunfo en ese municipio en 2015, y aclara: “Pues no sé. ¿Cómo la ves?”.

Martín Heredia, diputado federal, es otro prospecto.
Observadores aquí, dicen que a ninguno se le puede considerar como “panista puro”. Que tal vez los puedan elegir como candidatos. Al “Kori” por su triunfo en Guasave y a Heredia por su cercanía con Gustavo Madero.
Pero de facto, muchos panistas están puestos para apoyar a Manuel Clouthier y a su cuñado Heriberto Félix.
Esta mancuerna pudiera aparecer en la elección del 2016 como “candidatos independientes”. Uno para la gubernatura y el otro para la alcaldía de Culiacán.

 

Un partido patito

Héctor Melesio Cuén fundador  y presidente del Partido Sinaloense  (local) por el cual es diputado local por la vía de representación proporcional para el período 2014-2016.

Hector Melesio Cuén
Hector Melesio Cuén

Como el dirigente del Partido Sinaloense (PAS) no está viendo claro su panorama político para el 2016, pero arrancó su campaña con calcomanías con el lema: “Al 100 con Cuen”, emulando la campaña del alcalde de la capital estatal, Sergio Torres de “Al 100 por Culiacán”.

Cuen quiere ser candidato a gobernador. Con alianza o sin alianza. Pero para llegar a concretar alguna de ellas, tendría primero el PAS que definir cuál es su línea política. Porque hasta hoy, el PAS lo mismo hace alianza con el PRI que con el PAN. Y en algunas ocasiones va en su contra. Definición es lo que falta.

Catarata de aspirantes


Son muchos los aspirantes pero pocas sus probabilidades en una entidad eminentemente política: veamos su historial: De los 18 municipios, ocho han dado origen a los dirigentes de la entidad. Destaca Ahome como plataforma que hizo gobernadores a Alfredo Valdés Montoya, Alfonso G. Calderón, Francisco Labastida y Mario López Valdez, Malova. Este nació en el municipio de Sinaloa, aunque  se asentó en Ahome.
Hay que recordar que Alfonso G. Calderón, es originario de Guadalupe y Calvo, Chihuahua, y Renato Vega, oriundo de San Miguel de Allende, Guanajuato: nacieron fuera peor en Ahome se consolidó su sueño.

Destaca como puente su papel de senadores, pues cuatro pasaron desde ahí hasta la gobernatura. Los dos últimos senadores que han saltado a la gobernatura son Juan S. Millán (1999-2004) y Mario López Valdez.
En tanto, Renato Vega, la hizo, desde su Subsecretaría de la Reforma Agraria.
En síntesis, Sinaloa entra a la etapa de las adivinanzas sobre su futuro inmediato, empezando por despejar quien, con quién y por dónde. Manlio sabe que su PRI no debe, pero sí puede volver a perder la gubernatura.