Inicio Columnas Ebrard, una losa para el plan Presidenciable de MAM; ¿lo seguirá cobijando?

Ebrard, una losa para el plan Presidenciable de MAM; ¿lo seguirá cobijando?

*Ni Mancera ni su reforma ven retos ni oyen de agua, marchas o basura y transporte * $10 millones en despensas para votos en Cuauhtémoc, Álvaro Obregón y Coyoacán

675
0

 

*Ni Mancera ni su reforma ven retos ni oyen de agua, marchas o basura y transporte

* $10 millones en despensas para votos en Cuauhtémoc, Álvaro Obregón y Coyoacán

Por Joaquín Herrera

 Agencia acento, 4 de abril de 2015.- No sólo Marcelo Ebrard queda noqueado ante la decisión del “Trife” de revocarle la candidatura a diputado federal por el Movimiento Ciudadano.  A este partido, lo fastidia; sin posibles votos que esperaba con el ex Jefe de Gobierno.

Y la franquicia de Dante Delgado, se contrapone a Morena. No importa que Dante fue otrora incondicional de AMLO; hoy se declara su enemigo a morir:  “Movimiento Ciudadano vencerá a López Obrador en 2015”.

Desde que recibido a Ebrard con los brazos abiertos, AMLO le tiene ojeriza.
Por su lado, los perredistas “fugados”, quedan a la deriva, como Ebrard. Los hay que, como René Cervera, coordinador regional de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en 2012, salieron del PRD, con  Marcelo.

René acusó en su carta de renuncia al partido del sol azteca de estar soportado por un aparato burocrático que se ha conformado a modo y con el apoyo de gobiernos priistas y panistas.

«Este PRD será recordado por simular ser oposición y por acomodarse para acrecentar los privilegios de sus dirigentes», expresó Cervera -exjefe de oficina de la jefatura del GDF-, según la carta que también compartió Ebrard en redes sociales.

La renuncia al perredismo de este político, dirigente de la organización Equidad y Progreso, se suma a la de otros personajes afines a Ebrard, quien iba a ser diputado pluri de Movimiento Ciudadano tras dejar al PRD.
Ebrard es la viva imagen del PRD en descomposición…y desesperación, como llega a su aniversario 26 (fundado un  cinco de mayo de 1989) como es el caso de tantos:

Alejandro Rojas Díaz Durán y el senador por el DF, Mario Delgado.

Mario perdió su batalla por la elección interna del PRD que ganó Mancera.
Secretario de educación con Marcelo, perdió la candidatura a jefe de Gobierno del DF ante Mancera. Y se veía en las encuestas la baja estatura de Delgado.
Jamás mostró ser buen perdedor y jamás se resignó al premio de consolación d ela senaduría.

Ahora se va a Morena, pero cambia de chaqueta pero no suelta la nómina, que le debe a Ebrard. Pedro este último, no puede hacer lo mismo, al menos de momento.
Mario nunca pudo ser sino plato de segunda mano. Siguió a Ebrard cuando éste fundó el Partido del Centro Democrático, como le aconsejó Manuel Camacho, el gurú del grupo, desprendido del salinismo. Sí, ese que le negó a Camacho Solís la candidatura a la presidencia que le prometió La Hormiga Atómica y prefirió a Colosio, aunque al final se arrepintió y se deshizo del sonorense.

Es obvio que Marcelo tendrá que aceptar el guiño que le acaba de hacer El Peje, urgido de “figuras”: Morena no levanta. Perece que resultó el petate del muerto. No se ve que vaya a barrer con el PRD en el DF, su última esperanza de figurar en el mapa electoral del país. Y Marce, menos, si sigue sin partido y sin rumbo.

Pero sus seguidores, no han sido menos erráticos y con un pasado nada presentable:
Por ejemplo, Mario Carrillo Huerta (fue titular del DIF-DF) como pieza de Marce, desde cuando formaban parte del grupo de Manuel Camacho Solís, con la profesora Elba Esther Gordillo.

Mario Carrillo relevó  (agosto de 2009), a Axel Didriksson en la Secretaría de Educación capitalina. Durante esa gestión, siendo subsecretario de Educación Media y Superior, Carrillo Huerta dispuso de recursos sin límite para operar el programa “Prepa Sí”.

Su sobrino, Mario Delgado Carrillo, era entonces el Secretario de Finanzas del GDF y lo protegió. Un año después el sobrino relevó en el cargo educativo al tío Mario. El reacomodo así fue una señal para los suyos que Mario Delgado sería el delfín de Ebrard para competir por el GDF en el 2012, pero los dos perdieron.
Pero los problemas no se fueron con perredistas así de incómodos y podrían repetirlos en Morena.

¿Qué hará Alejandro Encinas? Salvo seguir como el eterno candidato perdedor a todo, ni modo que intente nuevamente ser derrotado en el Estado de México, a donde –sin ser oriundo, la moda- compitió contra Eruviel y perdió dos votos a uno, como perdió el panista, Luis Felipe Bravo Mena, en la proporción parecida- y en el DF no puede ser nuevamente Jefe de Gobierno.
No hay duda que si Ricardo Monreal
 la hace en la delegación  Cuauhtémoc, primero debe ganar, será el favorito de AMLO para suceder a Mancera.
Que podrían chocar Mario Delgado  y Ricardo, ni duda; pero el Peje preferiría a Ricardo, una carta ganadora.

Los emigrados del PRD, tienen su historia: Tras 27 años de militar en el sol azteca, Moreno Brizuela acusó a la actual dirigencia de haber traicionados los principios de la izquierda y dejó el partido del sol azteca sin más.
Para el PRD la hemorragia no ha cesado y con Brizuela salieron varios del Movimiento Progresista, tribu creada por Ebrard.
Este ex funcionario del DF reprochó a Carlos Navarrete la participación de perredistas y sus nexos con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Las mil y una historias que se tejen al calor del proceso electoral y los dimes y diretes al interior de los partidos, no dejan duda de que en río revuelto, están beneficiando, como aliados involuntarios a PRI y PAN o PVEM.

 

MAM y su reforma, evaden retos: agua, smog e infarto de marchas

Nos urge una ciudad libre de basura, de inundaciones, de pánico en forma calles, farmacias o comercios y casas enrejados.

La capital quiere ser una urbe de tránsito vehicular, sin marchas y plantones; de personas (con banquetas libres de ambulantes) libre de latas de sardina rodantes para transporte público de tercera; libre de Metro que para tres veces entre estaciones…libre de gritonerías y sinfonolas en vagones y pasillos y otras trampas mortales del subterráneo capitalino.
¿Es mucho pedir una capital libre de trailers sin frenos; sin límite en velocidad y altura para atorarse en puentes; libre de taxis pirata?

Queremos una ciudad de agua para todos, libre de inundaciones; libre de deshuesaderos –que alientan el robo de vehículos- de informalidad en todo.

Claro, eso obligaría a gobernar con base en planes trienales o sexenales sobre basura, Metro, vialidad, ambulantaje, agua, seguridad y productividad y empleo.
Ciudad ¡libre de pan y circo!

Eso podría disminuir considerablemente la improvisación y ocurrencias como estrategia. Obligaría a mayor selección de funcionarios y legisladores patito.

Obligaría –obvio- a trabajar más que a grillar menos.
Lo demás, es decir, el remedo de Reforma Política para la capital, podría salir sobrando.
Aspirar a una ciudad en estado de derecho, podría reducir y no aumentar sus más de 250 reglamentos; sobre todo, si se siguen aplicando a ojo buen cubero y selectivamente a aliados electorales, familiares o pudientes y a enemigos o al menos contrincantes electorales.

Mancera se ganaría su anhelado voto del 2018, si deja de ver a otro lado ante el vandalismo disfrazado de protestas por derechos humanos y tantos pretextos para chantajear: paz por dinero o poder.

Si Mancera quisiera y dijera ¡basta de que las mayorías sigamos gobernadas como si fuéramos minorías! y evitara más secuestros a la capital, no necesitaría sino esperar la calificación en forma de voto.
Sí. Como el voto que lo llevó al cargo,  de dos tercios de los sufragios en el DF.
Esto es, 10 por ciento más de los que le otorgó al entonces ídolo que vio en Cuauhtémoc Cárdenas de casi el 60 por ciento (1997); o al popular Peje, aunque a este le tocó solo el 36 por ciento de votos; 30 puntos menos que a MAM,  este 2012.

Si MAM liberara de manifestódromos para hacer de esta una ciudad de libre tránsito para todos; si evitara de verdad que esta ciudad sea una mala copia de Oaxaca, Guerrero o Michoacán, sin ley.
Mentira que con la caricatura de reforma prometida seremos lo democráticos que merecemos y que dejaremos de ser ciudadanos de segunda:
¿De verdad estamos -sin ella- peor que los oaxaqueños, con su sección 22 del sindicato magisterial como el verdadero poder, donde la Constitución y el gobierno de Gabino Cue son un cero a la izquierda?

¿Sin la reforma seremos “menos” que en el Guerrero donde mandan los de la CETEG?

Las leyes no hacen mejores o peores mexicanos; es la aplicación de ellas, las leyes de todos los tiempos, las que hacen vivir en orden y en paz.
Con o sin la anhelada Constitución y el nombre de estado, le han dado al DF

condiciones de privilegio como corazón histórico, político, económico, religioso, educación y hospitalario del país?
No hay ciudad más urbanizada y dotada de centros escolares, museos y bibliotecas, mercados, oportunidades de trabajo ni de libre manifestación en el mundo de habla hispana.
¿O, de verdad el DF está más marginado en educación, empleo, seguridad pública o social, urbanización o libertades, centros de trabajo, o diversión?

¿En Michoacán, Colima, Campeche y Yucatán o Tabasco y Chiapas, tienen mejores diputados, autoridades locales o estatales más respetuosas de la ley que las del DF, y esto porque tienen una Constitución propia y aquí no?

¿No será que s los promotores de una reforma así de malhecha y todo, les urgente como herramienta para hacernos creer que –oponerse a ella- se sabotea al democratizador que nos gobierna y así cortarle el camino como (negado aún) presidenciable al 2018?
Creemos que si SúperMam, mandara a recoger la basura, proteger a la capital con un drenaje para dejarla aprueba de inundaciones o dotarla de agua para todos- Iztapalapa, Álvaro Obregón, Gustavo a Madero incluidas- y quitar la sed de siglos a un millón  de chilangos, sería mejor reforma   sus vidas.
Claro, sería mucho pedirle que en lugar de otra ley o la Constitución del DF, su ley de Leyes, aplicara siquiera la mitad de los 250 reglamentos, con sabiduría salomónica y no a ojo de buen cubero. No, según si se es aliado electoral o enemigo de sus planes presidenciales o si ayudará a “la causa”.

Una ciudad sin hedores de basura, esmog o viajando en latas de sardina por transporte público, le valdrían un monumento en forma de votos, don Miguel Ángel.

Buscar las peores fuerzas del mal,  “la mafia del poder” como la bautiza AMLO, como culpa de baja votación a sus partidarios a nivel nacional, nunca pegó. Ni a El Peje, a Ebrard ni a sus discípulos, los Bejarano, por ejemplo y pone en riesgo ahora a sus descendientes, los “morenos” electoralmente hablando.

A usted lo veríamos –no como al otrora presidenciable, el de la Línea Dorada- como el mejor alcalde del mundo.
La Reforma Mancera, en cambio, propone cambiar para dejarlo como está el llevado y traído DF: quedaría el nombre de Ciudad de México, sin el DF; quedaría Jefe de Gobierno y la Asamblea Legislativa, aunque se podrá llamar Congreso capitalino.
Lo que urge no es un cambio de ropa o, si se quiere, de antifaz.
En la Reforma fallida, no se prevén cambios, para impedir que familias enteras se intercambien el puesto principal que hoy se llama delegado; hermanos o parejas, podrían seguir alternándose las diputaciones y las delegaciones, como está visto.

Parece que la propuesta de MAM, para asumir la calidad de estadista; es decir, posicionarse como presidenciable para 2018, no necesitaría de la tal “reforma”.
Aunque hay voces de aquí y allá que dicen que le escatiman a MAM su medallita buscada, por mezquindad, salta a la vista que mas perdería si la aprueban –cosa poco menos que imposible en esta legislatura
legislatura- como está.

Usted, señor Mancera, insista: La capital le levantaría un monumento si usted resolviera la mitad de sus angustias de todos los días, como las enumeradas en agua, transporte y vialidad –sin marchas ni plantones groseros, vandálicos- o smog o libertad para disfrutar la maravilla que otras generaciones nos han legado y que no parece que podamos mantenerlas de pie.
¿De verdad no hemos estado mejor –sin la tal reforma- que las 31 entidades, vecinas o lejanas del DF, ya que supuestamente tenemos menos oportunidades de vida?

Seguro que han vivido en el error quienes dejaron su tierra natal en toda la provincia nacional para buscar mejores oportunidades aquí.
Si de verdad el hombre emigra a donde hay comida, cobijo y oportunidades, entonces ¿por qué  las emigraciones no se van hacia Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Zacatecas y más bien son oleadas las que se van incluso a EU?

Entonces, de qué les sirve tener la Constitución que “la mafia en el poder” le impide al DF de Manceras?

Cuesta trabajo creerlo así. La bondad de la Constitución para el DF, debe ir más allá de teorías de políticos para políticos o más hacia lo que demanda el DF, al que no le han querido escuchar.

$10 millones en despensas para Cuauhtémoc, A. Obregón y Coyoacán

 Las Delegaciones Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Coyoacán, el Instituto de la Juventud del DF y la RTP tienen una empresa favorita a la que le adjudican contratos, la invitan a concursos restringidos o la dejan participar sola en licitaciones públicas.

Limasa S. A. de C.V, lo mismo les puede vender lámparas de alumbrado público, piedras para mampostería, tezontle rojo, hasta botiquines médicos, pruebas antidoping y despensas.

A esta firma le fue asignado el contrato 004/2015 para la adquisición de 66 mil 666 despensas en la Delegación Cuauhtémoc, por un monto de 10 millones de pesos, en una licitación pública nacional donde sólo participó ella.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here