Inicio CDMX EL CAMPO MINADO QUE ESPERA A ERUVIEL ÁVILA EN EL PRI-CDMX

EL CAMPO MINADO QUE ESPERA A ERUVIEL ÁVILA EN EL PRI-CDMX

843
0
Compartir
Llega Eruviel al PRI de la Ciudad de México

*  El ex gobernador del Estado de México fue nombrado “delegado especial con funciones de presidente”, señalando que irá tras el Frente Ciudadano y MORENA con un “proyecto ganador”; el asunto es que primero deberá desterrar a las mafias como la de Cuauhtémoc Gutiérrez, que desde hace años tiene secuestrado al partido impidiendo que las bases y  simpatizantes recobren las banderas sociales para ganar la confianza y los votos del electorado

 

EN CONDOMINIO

 

Por Ignacio León Montesinos

Especial de Expediente Ultra

Después de haber tocado a las puertas del cielo como presidenciable, el ex gobernador mexiquense Eruviel Ávila Villegas es enviado a redimir un purgatorio atestado de ánimas en pena, acostumbradas a la vida fácil y a la cómoda mediocridad electoral en que han deambulado por dos décadas sobre las ruinas del PRI capitalino.

De entrada, el ex mandatario que ascendió al poder del Estado de México con una votación histórica, dice ir contra el Frente Ciudadano y MORENA, lanzando a los cuatro vientos de la devastada metrópoli costales de buenos deseos para que su partido vaya por todo en 2018, con “un proyecto ganador”.

Y suena bien, a bálsamo para los oídos de los militantes y las corrientes que fueron desde hace mucho tiempo marginados por los acuerdos cupulares de los grupos que se disputaron los despojos de un priismo que desde 1997 lo perdió todo ante  el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas, candidato del  entonces ascendente PRD.

Pero, ¿le alcanzarán unos cuantos meses a Eruviel Ávila para convertirse en el salvador del PRI-CDMX? ¿Bastará con correr las invitaciones de rigor para   sentar a la mesa de la unidad al Grupo de Los Rojos, de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre?

Para abrir bocado, Gutiérrez ya mandó el primer mensaje al recién designado tras mencionar su disposición a colaborar con él, pero en lo que a sus trincheras y cotos de poder se refiere porque “no es empleado de nadie”.

Ya en febrero pasado, en un evento celebrado en el Palacio de los Deporte, envió una advertencia sin retoques ni medias vueltas al Comité Ejecutivo Nacional del PRI. “Háganle como quieran porque aquí está la verdadera militancia”.

¿Ejecutará el experimentado político un golpe de peso para corregir tales desplantes?

Una vez que Eruviel tome posesión formal en sus oficinas   de Puente de Alvarado como “delegado especial en funciones de presidente”, comenzará a percibir lo que es caminar por una fangosa ciénaga sembrada de arenas movedizas. Nada que ver con su despacho del Palacio de Lerdo, en Toluca, donde acostumbraba a apoltronarse en su mullido sillón con la placidez de ser el dueño del terreno que pisaba. Donde gobernó con la tranquilidad de mandar por sus tortas de “La Vaquita” para la merienda.

Para comenzar a tantear el terreno, el ex gobernador mexiquense deberá entender que la estructura del Comité Ejecutivo Local con la que operará su anunciada resurrección del PRI capitalino será la misma que acompañó por un año y nueve meses a su despótica e improductiva antecesora. El acuerdo del CEN de su partido con el Tribunal Electoral no incluyó renovar el resto de las carteras.

También quedará intacto su Consejo Político y, por estatutos, el órgano encargado de analizar y aprobar las candidaturas a los cientos de cargos de elección en disputa.

¡La de sorpresas con las que habrá de encontrarse Eruviel ¡

Lo mismo extensas listas de aviadores que cobran altos sueldos sin trabajar y donde se ubican amigos, compadres, cuates, novias, cónyuges y hasta amantes de los y las funcionarias del partido.

Organizaciones como la Fundación Colosio de la CDMX, con un presupuesto superior a los tres millones de pesos mensuales y dirigida por René Muñoz Vázquez y su pareja, Leonor Gómez Otegui, desposados el pasado 24 de junio; recursos a manos llenas a personajes como la ex secretaria particular de Cuauhtémoc Gutiérrez, Sandra Vaca. La presunta cómplice en los escándalos de la red de prostitución interna.

Y de ribete, infartando la obesa nómina, decenas de colaboradores del actual Secretario General Tonatiuh González y del asambleísta Israel Betanzos.  Todos con el sello distintivo de estar al servicio de Cuauhtémoc Gutiérrez que ya hacia cuentas alegres para ubicar en el cargo de delegado especial a Tonatiuh o cualquier otro de sus incondicionales, pensando que Enrique Ochoa se doblegaría ante sus chantajes.

La boda entre el presidente y la vicepresidenta de la Fundación Colosio de la CDMX

Todo esto como parte de los privilegios de una corrompida élite partidista, porque en el reverso de la cuestión laboral que priva  desde hace mucho tiempo es la sede de Puente de Alvarado, están los trabajadores que sí laboran pero no cobran y a los que Mariana les quedó a deber dos quincenas.

¿Se puede hacer política seria bajo condiciones tan dispares al interior de un partido?

Antes que nada, Eruviel Ávila haría bien en practicar una minuciosa auditoría de los recursos humanos y partidistas para enterarse de una buena vez que el ejército con el que cuenta para ir a combatir a una ensoberbecida oposición tiene sus lealtades bien definidas hacia otro general que, por cierto, ya le tiró el primer cañonazo: “No soy empleado de nadie”.

Quizá por ello lo único coherente que aconsejó Mariana Moguel a su sucesor es que escuche a los distintos grupos y corrientes que en todos estos años han sido ignorados y relegados en la toma de decisiones ante una cruenta y absurda lucha por la posesión de un “cadáver” político; baste recordar aquellos violentos enfrentamientos entre el grupo de Los Verdes, de María de los Ángeles Moreno; y Los Rojos, de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Éste último entronizado por métodos de intimidación gangsteril que le permitieron secuestrar a las siglas partidistas como si fueran de su propiedad, anulando todo crecimiento por la vía del diálogo con las corrientes y relegando la defensa de las banderas sociales. Vicios y defectos en la operación política que tienen al PRI de la Ciudad de México es un estancado cuarto lugar en las simpatías de los electores.

Si Eruviel Ávila realmente llega con la convicción de hacer resurgir al PRI citadino asimilando su exclusión en la lista de presidenciables, y consciente de lo que su imagen como candidato triunfador, ganada a pulso a lo largo de su carrera política, puede abonar en las expectativas de un priísmo que ansiaba un verdadero liderazgo, la situación puede ser alentadora.

Por ello, quizá para el ex gobernador mexiquense lo mejor sería empezar de cero, acercándose a las bases, a las diversas corrientes y simpatizantes; escuchando sus demandas y propuestas para de ahí comenzar a rehacer un nuevo tejido partidista.

Otro de los puntos neurálgicos será el inyectar los recursos necesarios a muchos comités delegaciones y organizaciones a los que las dirigencias les lanzaron sólo mendrugos y que están en los extremos de la desaparición.

¿Podrá Eruviel recomponer las saqueadas finanzas y meter orden en la amafiada e ineficiente estructura partidista?

Si cae en el error de pactar, en aras de la unidad, con el enemigo estará entregando la plaza antes de que, incluso, inicien las campañas. Y ya veremos de candidatas a diputadas a Sandra Vaca y Leonor Gómez y de regreso a las listas pluris a Tonatiuh González o al propio Cuauhtémoc Gutiérrez, sin descartar al presidente de la Fundación Colosio, René Muñoz quien por cierto y para que tenga algunos puntos de referencia el delegado especial, desvío junto con Israel Betanzos  los recursos del partido al convertir sus tertulias del Café Colosio en pasarelas y foros para el lucimiento de personajes como el ex Secretario de Gobierno de la CDMX, Héctor Serrano, el más dinámico y entusiasta promotor del Frente Ciudadano y de la candidatura de su ex Jefe, Miguel Ángel Mancera, aliado tras bambalinas con Cuauhtémoc Gutiérrez. Los adversarios contra los que va con todo el nuevo delegado especial.

¿Verdad que no se antoja tan fácil para Eruviel desperdigar los confetis de la celebración rumbo al 2018?

Nuestro correo: garrasleo6@yahoo.com.mx