Inicio Columnas El Caso Turrubiarte jala el hilo de la madeja

El Caso Turrubiarte jala el hilo de la madeja

352
0
Compartir
Francisco Olvera Ruiz, ¿Asistirá al llamado de la justicia?

SILOGISMOS

*Francisco Olvera dará la cara en El peculado de 126 millones

 

Por Antonio Ortigoza Vázquez/ @ortigoza2010

El ex gobernador del estado de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz enfrenta un gris panorama este mes de enero, con el inminente citatorio para comparecer ante la autoridad judicial en relación con el juicio por peculado (desvío de recursos) contra José Antonio Turrubiarte Delgadillo, ex director de Recursos Financieros en la secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), por 126 millones 871 mil 553 pesos.

Con esta noticia se abre la posibilidad de que la justicia llegue a los verdaderos beneficiados con saqueos de fondos públicos, y que, en este caso, por tratarse de la educación de la niñez marginada, es particularmente condenable y no quede atorada en funcionarios de tercero o cuarto nivel.

El citatorio fue anunciado por el abogado defensor del imputado, Francisco Áureo Acevedo Castro, en audiencia pública del pasado siete de enero, dijo que tanto el exgobernador (2011-2016) como el ex titular de la SEPH, Joel Guerrero Juárez, “deben comparecer ante el juzgado”, porque “hay personajes que tienen mucho qué ver en el asunto, especialmente el ex gobernador Olvera Ruiz, quien emitió los nombramientos en esa dependencia”.

Añadió que dentro de un plazo de tres meses, los ex funcionarios deberán acatar el citatorio, solicitado formalmente por el defensor de Turrubiarte Delgadillo y acudir ante los juzgados penales de control, juicios orales y ejecución de Hidalgo.

El abogado aceptó que “tienen derecho a no aceptar, según posible consejo de sus consejeros jurídicos, el citatorio, pero no pueden decidir por sí mismos, porque eso es facultad exclusiva del juez”.

Francisco Olvera Ruiz es actualmente líder del comité regional del PRI en la ciudad de México, pero “no es funcionario público y puede ser citado como cualquier ciudadano”,  precisó el abogado Acevedo Castro.

El caso de Turrubiarte ha sido centro de escándalo en Hidalgo, particularmente por tratarse de fondos públicos dedicados a la educación pública.

Suele suceder que los presupuestos para la educación pública, particularmente en estados con población indígena marginada relativamente importante, ese dinero se distrae para beneficio personal de los gobernantes y colaboradores, manejos a los que generalmente no son ajenos dirigentes sindicales.

La marginación de la población indígena y otros grupos populares, dispersos en una geografía montañosa como en Hidalgo, permite manipular la ejecución de programas existentes sólo en escritorios oficiales, pero que nunca llegan a los supuestos beneficiarios.

El caso Turrubiarte en Hidalgo puede ser altamente significativo, si se da el caso de una sentencia ejemplar, pero a la que no pueden escapar los verdaderos perpetradores, los que realmente deciden en torno a esos saqueos y después se cubren con funcionarios de tercer o cuarto nivel, que sucede ahora.

(El delito de peculado proviene del Derecho Romano tardío, a finales del siglo IV y principios del V (d.C.), en plena decadencia del Imperio y donde los sacerdotes aprovechaban para apropiarse de los fondos de los templos.)