Inicio Exclusivas EL CLAN VÁZQUEZ MUÑOZ INTENTA RETORNAR AL PODER, EN APAN

EL CLAN VÁZQUEZ MUÑOZ INTENTA RETORNAR AL PODER, EN APAN

4003
0

*  Desde hace más de una década, la ex alcaldesa, Guadalupe Muñoz, intenta retomar el ayuntamiento para seguir devastando el patrimonio cultural del histórico municipio; con su plan “A”, trata de imponer su nominación por el PRI, o en su defecto, en un plan “B”, apoyar a grupos de Morena con los que piensa aliarse

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Especial de Expediente Ultra

(Primera parte)

APAN, Hgo.- De nueva cuenta la histórica “Cuna de la Charrería”, Apan corre el riesgo de convertirse en coto de poder de otro tipo de “charros” que no usan espuelas ni saben de manganas, pero manejan con destreza las artes del engaño, el tráfico de influencias y la simulación para eternizarse en el poder.

Ante lo declarado por el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE)  Lorenzo Córdova Vianello  en relación a que el próximo mes de agosto  habrá elecciones municipales en el estado de Hidalgo, una familia trata, a toda costa, de recobrar sus privilegios para continuar con el saqueo a la riqueza cultural y económica de éste histórico sitio, tratando de presionar y sorprender a la militancia priísta y al pueblo de Apan, para llegar a ser la postulada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Es por ello que diversos sectores y organizaciones sociales alertan del riesgo que corre el priísmo local en caso de someterse a los caprichos e intereses privados del clan Vázquez Muñoz, encabezado por la ex alcaldesa Guadalupe Muñoz Romero, quien pregona a sus incondicionales tener en la bolsa la nominación del tricolor para ella, pues siempre ha presumido de ser una persona muy cercana al gobernador del estado.

Pero de no ser así, “Lupita” asegura tener como plan “B” llamado “Morena”, y es  la candidatura de un personaje muy cercano al diputado morenista Rafael Garnica, con quien lleva una excelente amistad, este diputado busca añosamente colocar a una familiar muy cercana a él, pero es sabido de todos, que la amistad entre Muñoz y Garnica es tan estrecha que podrían dar vida a una terna en el ruedo político.

Y es que más allá de las fidelidades ideológicas o partidistas, para el poderoso clan lo importante es el poder por el poder. De hecho, las raíces históricas del municipio les importan su soberano cacahuate; prueba de ello es la venta en lo “oscurito” que la ex munícipe auspicio, en un claro tráfico de influencias, de los terrenos de la estación del ferrocarril a particulares durante su trienio.

El vergonzoso cochupo ha provocado, al paso de los años, un auténtico problema social desde el 2008 en que los compradores obtuvieron sus escrituras y empezaron a levantar las vías del tren y hacer añicos el sitio histórico, y la agraviada sociedad apanense descubrió los torcidos manejos de Lupita. Muchos ni siquiera estaban enterados del crimen perpetrado, años atrás, a sus raíces históricas. Ni siquiera los vecinos del barrio de “El Chilaquil” sabían algo al respecto.

¿Cómo se tejió la fraudulenta acción cometida a espaldas de los habitantes del municipio?

Desde que en 2003 inició el proceso de liquidación de Ferrocarriles Nacionales de México, la empresa optó por dar preferencia, para la venta de los terrenos aledaños a las viejas estaciones, a los municipios donde estas se asentaron por años; de tal suerte que tratando de beneficiar a la infraestructura de los ayuntamientos se les otorgó un precio preferencial.

De esta forma, las cinco fracciones de tierra en que Ferronales dividió a las áreas adjuntas a la vieja estación de Apan, fueron ofrecidas en 40 mil pesos cada una, es decir, que a la administración municipal, de la entonces alcaldesa Lupita, no le hubiera costado más de 200 mil pesos comprar toda el área. (continuará)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here