Inicio EdoMex El EdoMéx y los escenarios a generarse tras el 4 de...

El EdoMéx y los escenarios a generarse tras el 4 de junio

35
0
Compartir
La alternancia toca a las puertas del gobierno mexiquense

 

*  La intromisión del gabinete y el insultante reparto de prebendas oficiales a favor del candidato, Alfredo del Mazo, son el elocuente síntoma del temor del Grupo Atlacomulco por perder ante  Delfina Álvarez; diversos contextos  habrán de presentarse  para MORENA y los partidos  contendientes  tras los comicios del próximo 4 de junio

 

Por Engels López Barrios*

Especial para Expediente Ultra

No recuerdo ningún proceso electoral en el Estado de México con las características que se han presentado en la actualidad;  sin duda,  la mayoría de estos, a casi 90 años de priismo, han sido elecciones de Estado, sobre todo cuando el poder comienza a concentrarse en un grupo político llamado “Atlacomulco”, encabezado por el fallecido Carlos Hank González.

Las condiciones de miseria, injusticia, atraso, corrupción, saqueo, endeudamiento, cinismo y marginación, son solo algunos tópicos que mantienen a la entidad ante un panorama desolador y de acumulados agravios sociales. Por ejemplo,  Ecatepec se ubica como el municipio  que ocupa el primer lugar en la República Mexicana con las peores condiciones para vivir.

Engels López y Andrés Manuel López Obrador

En cada una de estas elecciones, el gobernador en turno ha instruido a los inferiores jerárquicos, secretarios, subsecretarios, directores, subdirectores y jefes de departamento, a operar en un territorio determinado. Actualmente cada uno de ellos con un ejército pagado, tienen a su cargo una cantidad de secciones electorales que conforman la estructura del PRI con la consigna  de garantizar los votos que se requieren en cada elección.

El método empleado vigente es la amenaza de quitar programas sociales a quien no vote por ellos, así como la pintura, los tinacos,  el cemento;  en fin, una derrama de recursos importante como ellos mismos lo sostienen. Una elección más de Estado.

Hoy es tal el nerviosismo ante el crecimiento real de Morena  que ha ocurrido lo nunca antes visto: desde antes del inicio de la campaña, tuvieron que recorrer el estado los mismísimos secretarios: Rosario Robles, Luis Miranda, José Antonio Meade y Calzada Rovirosa,  principalmente.

Obvio, también acudieron al Estado de México,  subsecretarios y otros funcionarios  cuyo objetivo fue dar el mensaje de que sin importar lo que se diga, hubo necesidad de ayudar al gris candidato Alfredo del Mazo, propuesto por el Grupo Atlacomulco, no por inteligente, sino por obediente, algo  de suma importancia para su supervivencia. Es así que han ido en tropel a la entidad a repartir USBs, laptops, vivienda e infinidad de programas para persuadir el voto a favor del candidato priista.

Tan abundante entrega es el síntoma inequívoco del temor por perder el estado, lo que significaría un certero golpe a dicho grupo con la consecuente pérdida de los negocios que los han hecho millonarios.

Esto nos lleva al análisis de algunos escenarios de lo que pudiera ocurrir el próximo 4 de junio:

Primero.- Josefina Vázquez Mota no será gobernadora por acuerdo del aprendiz de mafioso que trabaja como presidente del PAN, que ya no es aprendiz, sino todo un maestro, Ricardo Anaya. Será senadora y su hija,  diputada. El desfonde de la candidata es  una traición más de la cúpula panista a su militancia.

Segundo.- Juan Zepeda no será gobernador y todo parece indicar que será senador o presidente de la franquicia de lo que quede del PRD;  no quisiera pensarlo pero los hechos nos dicen que también hubo negociación, otra traición pero del lado de la cúpula perredista a su militancia. Zepeda se dice de izquierda pero no es casual que no decline por Delfina a sabiendas que obtendrá un tercer lugar.

Del PT ni hablamos, es ridículo que Oscar quiera ser otra vez gobernador;  no tiene vergüenza, piensa que puede inclinar la balanza. En verdad hace el ridículo y se muestra como vividor del presupuesto, simplemente tiende a desaparecer del escenario político pero no le importa. Lo que sobre es bueno.

Con la candidata de MORENA, Delfina Álvarez

Tercero.- Ningún partido en el estado tiene la militancia necesaria para ganar una elección. Son más de 11 millones de electores, nunca han votado todos, de tal forma que si Morena continúa por el camino del crecimiento, producto de las pésimas políticas aplicadas por el gobierno entre las que se encuentra el gasolinazo, puede dar una sorpresa tan solo por el hecho de que miles de mexiquenses salgan a votar y apliquen, entre otras cosas, un voto de castigo a dichas políticas.

Cuarto.- El PRI no va a ganar esta elección, pero la puede arrebatar a costa de lo que sea con tal de permanecer en el poder, pero sobre todo por lo que significaría la derrota. La muy posible pérdida de la Presidencia en 2018, pues en el escenario actual, ni juntos los partidos  se la quitarían a Morena.

Quinto.- Si Morena gana el estado con un amplio margen que no le permita al gobierno el fraude, puede comenzar en el corto plazo  una maniobra de desestabilización con métodos parecidos a los que utiliza la derecha en Venezuela, con la intención de desprestigiar al partido rumbo al 2018 y posicionar ellos mismos, los priístas, al PAN bajo la falacia de  una supuesta alternancia de otros seis años, en tanto el PRI se recupera pero sin dejar de hacer negocios con los panistas que han demostrado ser exactamente lo mismo,  pero con otro color.

Sexto.- Si el PRI consuma otro fraude que no sería nada raro en ellos, Morena obtendría un segundo lugar, lo cual rumbo al objetivo del 2018, sería muy favorable al partido.

Si la maestra Delfina triunfa en  esta elección, que es el deseo de muchos y anhelo de los ciudadanos, será muy necesario que rompa el cordón umbilical que le une a Higinio Martínez para que pueda gobernar conforme a las promesas de su campaña, de lo contrario le será complicado.

Estos son solo algunos escenarios que se vislumbran en la víspera de tan competidas elecciones entre PRI y Morena, e insisto: el futuro de los otros partidos  está claro y  las cartas están en la mesa.

 

* Secretario General de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, CIOAC “José Dolores López Domínguez”, en el Estado de México.