Inicio Columnas EL EXTRAVIADO RAMÍREZ CUÉLLAR REVIVE “MUERTOS” EN HIDALGO

EL EXTRAVIADO RAMÍREZ CUÉLLAR REVIVE “MUERTOS” EN HIDALGO

965
0

*  Mientras Morena no acaba de reponerse de su derrota electoral, al nuevo partido están por lloverle problemas pues ha trascendido que la Secretaría de Finanzas de su comité hidalguense no presentó la comprobación de sus gastos de campaña y lejos de atender este grave problema, su aún líder nacional se dedica a revivir “muertos” al presentar a Alejandro Olvera Mota como representante en funciones ante el IEEH, cuando ya fue destituido del cargo y cancelados sus derechos partidistas por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de ese instituto político

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Especial de Expediente Ultra

La brújula extraviada del líder nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, es reflejo natural del rumbo perdido en todos los sentidos de este partido.

Le comentó por qué la anterior valoración: sucede que el dirigente vino a llorar como mujer lo que no supo defender como caballero, cuando faltando a su palabra le tomó el pelo a diversos líderes históricos de su partido en la entidad, permitiendo la imposición de candidatos del Grupo Universidad, no solo animadversos a las bases sino a la propia sociedad.

En la conferencia de prensa ofrecida este martes, vía la plataforma digital Zoom,  sobre el tema de los comicios pasados, Ramírez Cuellar ni siquiera estaba enterado que Alejandro Olvera Mota, “El Cadáver”, había sido suspendido de sus derechos partidistas y destituido como representante de Morena ante el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), por la Comisión Nacional de Honor y Justicia, desde el pasado 18 de octubre y le habían notificado ayer tal determinación, al ex líder de los porros de la UAEH.

Alfonso Ramírez no solo lo presentó como representante en funciones ante el IEEH, además le concedió la palabra, lo que vino a exacerbar los ya de sí caldeados ánimos entre la golpeada militancia que vieron la acción como verdadera burla a los órganos partidistas por parte de un dirigente nacional que pasará a la historia como un mercenario que vendió al movimiento-partido a cambio de millonarias dádivas por parte del hoy proceso, Gerardo Sosa Castelán.

¿Cómo es posible que el líder nacional de Morena no conociera sobre la sanción y destitución de “El Cadáver”? Como si se tratara de una broma de anticipado de Halloween, podría decirse que Ramírez Cuéllar ¡revivió un muerto ¡

No es con lamentaciones como Morena se levantará de la dolorosa derrota, ni acusando de fraude sin ton ni son, cuando quien ahora trae los programas sociales es el superdelegado, Abraham Mendoza Zenteno; lo que le urge a este partido es hacer una profunda autocrítica y una purga de sus líderes nacionales.

Por cierto que antes de abrir la boca, el todavía líder de Morena debe echar un vistazo a las finanzas de su partido en Hidalgo pues ha trascendido que fue la única organización política que no presentó en tiempo y forma sus gastos de campaña.

Y mire lo que son las cosas, el presidente López Obrador acaba de declarar que quienes han hecho mal uso de los recursos en las campañas deben ir a la cárcel. ¿Sabrá el despistado Ramírez Cuellar que las finanzas partidistas en Hidalgo fueron manejadas por un incondicional del superdelegado Mendoza Zenteno? Seguramente, el Secretario de finanzas de Morena Hidalgo, debe estar mordiéndose las uñas.

Recordemos la máxima morenista de no robar, no mentir y no traicionar al pueblo.

¿Se ajusta a los que ahora sucede en Hidalgo? Sentimos que es todo lo contrario…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here