Inicio País El “no” de Núñez al chantaje de AMLO, calienta al trópico

El “no” de Núñez al chantaje de AMLO, calienta al trópico

*Chocan Leales a Granier y a Núñez; se disputan el servicio * Arde Tabasco, 47 autobuses, reducidos a cenizas *Morena impedirá, con electricistas, cortes de CFE por deudas

712
0
Foto: yucatan.com.mx

De la corresponsalía

VILLAHERMOSA, Tab., 12 de noviembre (agencia acento)

Arde Tabasco: un aparente caso de sabotaje, hizo arder ayer miércoles 11 de noviembre a al menos 47 autobuses del servicio público y propiedad del gobierno estatal perredista;  se cree producto del pleito entre dos mafias locales, que se disputan el servicio.
En tanto, el estado vive en tensión, al escalar le pleito personal del gobernador perredista, Arturo Núñez, con su otrora aliado y padrino político, Andrés Manuel López Obrador, a quien se supone le debe el cargo y ahora este no ha podido “cobrar” el favor o un “entre” de 40 a 50 millones de pesos mensuales.

Coincidentemente, se calculan en más de 40 millones de pesos las pérdidas por incendio a Transbús, organismo público de transporte.

Son 47 unidades las que fueron siniestradas, dijeron fuentes policiales, que omiten dar muna hipótesis sobre la razón.

De las unidades reducidas a cenizas, 31 de ellas servían al corredor 27 de Febrero-Méndez y 16 de Bicentenario, publica el rotativo  Tabasco Hoy, del Grupo Cantón Zetina.

Tan sólo por la pérdida total sufrida por 47 unidades durante el siniestro de esta madrugada ocurrido en el aparcadero de la calle de Cerrada David Gustavo Gutiérrez de la colonia Miguel Hidalgo, las pérdidas se estiman en 40 millones  de pesos, ya que el costo por unidades de corredor 27 de Febrero superan los 800 mil pesos, mientras que las del corredor Bicentenario en 1.2 millones cada unidad.

El presidente del corredor, Laires Carrera dijo que este monto es un análisis preliminar, ya que aun habría que sumar el costo de los sistemas de cobro de los autobuses, que se estima en 16 mil dólares cada una.

Hasta el momento, las autoridades no han revelado si existe algún tipo de seguro de cobertura de daños, aunque trascendió según declaraciones del secretario de Transportes, Agustín Silva Vidal, que al menos cuentan con seguro de daños a terceros.

Cabe señalar que la FGE investiga el percance bajo la hipótesis de incendio intencional u ordeña de combustible.

Apenas la semana anterior se hablaba de un posible aumento de tarifa a este transporte urbano solicitado por los líderes del gremio, con un incremento de $1.50 por viaje.

Sin embargo, casi desde su nacimiento la administración del Transbus ha sido víctima de irregularidades en sus manejos financieros, además de pugnas entre los socios por el control de las rutas, las cuales hoy se encuentran afectadas por la pérdida de 47 unidades.

En el corredor Méndez y 27 de febrero operaban 73 unidades antes del incendio, de las cuales 31 se dieron de baja por quedar completamente calcinadas y estarían operando 42; en el caso de Universidad y Bicentenario, por lo general operaban 72 unidades, de las cuales se quemaron 16, por lo que estarán operando 56.

 

YA ESTABA AGONIZANDO…

A mediados de este año de las 220 unidades de Transbus que deberían estar circulando en los corredores Méndez-27 de Febrero y Universidad-Bicentenario, sólo operaban un total de 175, es decir, 45 menos de la flotilla original, pues se encontraban en los talleres donde serán objeto de mantenimiento “correctivo”.

En lo que respectaba (en esas fechas) al corredor Universidad-Bicentenario, de las 95 unidades con las que contaba la empresa, funcionaban sólo 80 hasta el mes de julio, por lo que 15 estaban siendo objeto de reparaciones en el taller.

SUBSIDIO DE 3.5 MDP

Apenas el mes pasado, se conoció que recursos por el orden de los 35.5 millones de pesos serían otorgados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a los Consejos de Administración del Transbus, como parte del Fideicomiso que se les adeudaba desde el mes de enero para la compra de Diesel, y el cual la mayor parte se iría en el pago de los dividendos a los socios, aseveró Laires Carrera Pérez, presidente del Transbus en el corredor Méndez-27 de Febrero.

Entrevistado en su momento al respecto Carrera indicó que 19.5 millones de pesos le corresponde al corredor Méndez-27 de Febrero, mientras que al corredor Universidad-Bicentenario que administra José Luis Montoya López, le corresponderán un total de 16 millones de pesos, de los cuales no se usarán para la renovación de unidades.

“Nos harán la devolución del Diesel, a través del Fideicomiso, el cual es de 35.5 millones de pesos y que se dividirá en las dos empresas, y esperemos que se nos dé en unos días más, en mi caso que son 19.5 millones de pesos, 14 millones se destinarán al pago de dividendos a socios, y el resto es para pagar proveedores, nóminas y combustible principalmente”, sostuvo.

Por su parte José Luis Montoya López, presidente del Transbus en el corredor Universidad-Bicentenario, sostuvo que el 70 por ciento de los 16 millones de pesos se canalizará con la deuda que tienen con socios en los dividendos, mientras que el 30 por ciento se va a deuda que tiene la empresa con proveedores.

Guerra Núñez-López Obrador
En tabasco, es obvia la guerra que parece sostener el perredismo de Arturo Núñez y AMLO, con su partido Morena. El “pique” deriva porque AMLO no soporta que no lo secunden en atacar al gobierno federal del  Presidente Peña Nieto. Y Núñez, es el caso. Incluso, el eterno aspirante presidencial, López Obrador, lo acusa de colaboracionista.

A ese escenario se suma que en la tierra del llamado “Mesías Tropical”, AMLO, en elecciones de este año, Morena fue derrotado estruendosamente por el PRD, partido que llevó al poder  Núñez, cuando López Obrador era el líder moral aún, poco antes de separarse.
Así, el mandatario  ha tomado cada vez más distancia de quien  lo apuntaló.
En elecciones para diputados federales y locales, Morena quedó muy por debajo de la victoria perredista, e incluso de los logros del PRI y su aliado, el PVEM: de 21 bancas, solo logró dos Morena.

Amenaza Morena impedir cortes a morosos de CFE

En ese escenario, Morena amenaza con sabotear a la Comisión Federal de Electricidad; anunció que comprará 20 camionetas para llevar equipos de electricistas (gremio al que apoya AMLO) despedidos de la Compañía de Luz y Fuerza, para impedir que la Comisión Federal de Electricidad corte el servicio a deudores de años.

Se sabe que hay grupos numerosos con deudas de años que elevan a 9 mil 300 millones de pesos lo que deben a la CFE.
Esta sería una forma de fastidiar al gobierno estatal, que vería afectada su economía, en actividades industriales o domésticas.
Pero Núñez ha dicho que no aceptará ser chantajeado por nadie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here