Inicio Opinión EL PANTALLISMO Y UN NUEVO ORDEN SOCIAL

EL PANTALLISMO Y UN NUEVO ORDEN SOCIAL

160
0

*La atracción por las pantallas no es una novedad, lo que si lo es la dependencia que se experimenta en la actualidad. Ahora se busca una pantalla para cada actividad. El aforismo de Mcluhan llegó a su máxima expresión, “La pantalla como extensión del ojo”. El dominio de la tecnología en su expresión rectangular se hace evidente en casi todas las actividades que realiza una persona en su día a día. El home office, el e-commerce, el e-learning, las videoconferencias, el entretenimiento, los videojuegos, la política, etcétera. ¿Estamos ante la era de el pantallismo y un nuevo orden social?

Por Andrea Rodríguez/ @AndreaRodrguez2 /@MexicoSocial_

EL PANTALLISMO Y UN NUEVO ORDEN SOCIAL

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sabe que lo mejor de la política está en verse en multipantallas, principalmente por la televisión abierta y sus repetidoras. Tenía muy claro que los sistemas informativos, las televisoras estatales, los medios de comunicación, transmitirían sus “mañaneras” completas o por fragmentos sin tener un cheque gubernamental de por medio. Por tal motivo, este 2020, el gasto en servicios de comunicación social y publicidad de todo el gobierno federal, lo que se conoce como concepto 3600, tiene aprobado un monto de 2 mil 452 millones 509 mil 122 pesos, eso es casi la mitad de lo que tuvo en 2019, cuando registró un presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados de 4 mil 211 millones, 215 mil 495 pesos. Recuperado de https://www.animalpolitico.com/2020/01/presupuesto-comunicacion-publicidad-oficial-2020/

AMLO, decidió inmortalizarse en una pantalla, como Dorian Grey decidió hacerlo en un espejo, no obstante, como en toda fascinación existe el riesgo de la simulación. El poder que ejerce la imagen sobre los sentidos hace que surjan diversas emociones, éstas se traducen en actos reflejos, en acciones. Por medio de las neuronas espejo la persona vive la escena, no sólo la observa, la hace suya, la sufre o la goza. El contenido de las cajas mágicas, como llamaban algunos clásicos al televisor, no se reduce al storytelling, sino que trasciende al cerebro por medio de diversas conexiones neuronales que producen un tipo de hormonas, llamadas neurotransmisores.

Ahora bien, el interés que se gestiona en un contenido dependerá de lo que sienta la persona al verlo. El ser humano no se mueve por ideas, sino por emociones. En el caso de las “mañaneras”, lo que incita a verlas es la incertidumbre de lo que sucede o acontecerá en el país, son los miedos, la zozobra lo que hace que se ponga atención en el relato, no es el acto político, es lo que el personaje dirá para sorprender a su audiencia. El cerebro integra el relato primero en el área motora, (acción), después en el sistema límbico (emoción) y por último activa el sistema cognitivo (razón).

UNA CULTURA DE LA SIMULACIÓN

El pantallismo, tiene como misión nutrir la cultura de la simulación producto de una sociedad en quiebre. En las redes sociales, especialmente en Instagram no sólo se produce apariencia, sino que se abandona la realidad. Las publicaciones son espejos supeditados a los estereotipos, y puede ser aduladores o los más crueles juzgadores.

Las pantallas fascinan, su objetivo no es conseguir la atención sostenida (L´Ecuyer, 2018) debido a que la atención es una actitud de descubrimiento, es la actitud activa de quién formula preguntas, mientras que la fascinación es un comportamiento pasivo ante estímulos novedosos

La fascinación de la imagen en movimiento ha posicionado a las OTT como las grandes ganadoras de la pandemia. En México Netflix superó su número de suscriptores, de los 8.47 millones de usuarios considerados se duplicó a 15.77 millones de suscriptores. Con esta adición la plataforma reporta un total de 190 millones de usuarios a nivel global. Recuperado de https://expansion.mx/tecnologia/2020/04/21/netflix-capta-15-7-millones-de-nuevos-suscriptores

UN ASUNTO DE CONVERGENCIA

Sin embargo, es interesante la claridad con la que las pantallas logran la convergencia, entre sí se ayudan y se entrelazan, en una comunicación natural, desde el punto de vista de las comunicaciones multimodal, multimedial e hipermedial (Ferrés i Prats, 2014) comparten códigos en diferentes ecosistemas digitales. En internet es posible lograr el fenómeno crossmedia, un podcast apoya una conferencia, un video refuerza un texto, un sitio transmedia consolida una película.

Las multipantallas llegaron para ser parte de una sociedad ávida de preguntas, con muchas carencias emocionales, al fin somos seres en falta, como decía el Dr. Sigmund Freud. El pantallismo está en sintonía con una cultura de la simulación, pero eso es importante que los ciudadanos decidan darse cuenta que el empoderamiento se encuentra en el cerebro, en ese darse cuenta de lo que está pasando frente a los ojos. La clave es aprender a ver con el cerebro no con la  midada.

“Se pretende contribuir a democratizar el conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro humano, como requisito indispensable para empoderar a los ciudadanos y ciudadanas en sus experiencias de interacción con las pantallas” Damasio (citado en Ferrés i Prats, 2014. P. 37)

FUENTES CITADAS

Ferrés i Prats, Joan. 2014. Las pantallas y el cerebro emocional. Ed. Gedisa

L´Ecuyer , Catherine. 2018. ”Cómo perjudican las pantallas a los niños”. BBVA Aprendamos juntos. Recuperado  https://www.bbva.com/es/pantallas-perjudican-atencion-ninos/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here