Inicio Exclusivas El Papa Francisco eludirá aquí a “futurismos” y falsos profetas

El Papa Francisco eludirá aquí a “futurismos” y falsos profetas

*¿Visita pastoral o manda?; entre lobos vestidos de corderos, hablará fuerte *Los golpes de pecho del Mesías Tropical enseña el credo a…Beergoglio o Francisco *300 mil almas en Ecatepec, coto de alcaldes pillos; gira papal y la danza con lobos

761
0
Foto: 1aplana.mx

Joaquín Herrera

El Papa Francisco no viene a repartir bendiciones, pero tampoco maldiciones: viene, sí, con la espada desenvainada para dar su testimonio de la Iglesia que preside.
Ya se deshizo de las redes que querían sumarlo a la oleada antisistémica que abraza a México.

Su visita se da en pleno proceso para renovar este año 13 de las 32 gubernaturas y a meses de los reacomodos de la sucesión presidencial. El Papa tendrá que pisar con cuidado para no meter cizaña ni que lo usen, como añoran industriales de la politiquería aquí.
Jorge Mario Bergoglio parece acumular más y más la idea de que su viaje a México, no podrá ser un día de campo. Y menos para quienes buscan usarlo como estandarte ahora que el país está inmerso en elecciones.
Empezó por poner en su lugar al primer “madrugador”, Andrés Manuel López Obrador. Este político que en dos décadas busca por tercera vez ser Presidente, es quien refunfuñó porque a la muerte de Juan Pablo II, supuestamente la prensa –dijo entonces, a inicios de abril de 2005- le daba más importancia a esa noticia que a su primeras campaña presidencial.
A diez años, el mismo que se enfrentó con el arzobispado porque los repiques de catedral opacaban sus discursos los domingos en que hacía del Zócalo su plaza personal, ya fue otro en la plaza de San Pedro.

Golpes de pecho de AMLO ante el Papa
Como un corderito, se agazapó entre el gentío y “espontáneamente” se acercó a saludar al Santo Padre. Y aprovechó para decirle sobre su inminente visita a México, que “su presencia, en estos tiempos aciagos, será de gran aliento”. Como no queriendo aprovechó y se fue hasta el fondo:
“Por nuestra parte le compartimos  que continuamos trabajando (en Morena, of course) para lograr una transformación que nos permita eliminar la corrupción política (no la nuestra), que ha sido la causa principal de la desigualdad de la pobreza y de la violencia que padecemos en México”.
AMLO –que se asume no católico, sino cristiano, y que suele llevar un crucifijo en su bolsa derecha del pantalón como amuleto, que toca antes de hablar en mítines o casos especiales- atesoró media docena de fotos en ese escenario.
No fue a eso. Por Dios. Sus acompañantes le tomaron graficas con el Papa de frente y el tabasqueño de espalda a la cámara.
Ya tomadas, ¿cómo desperdiciarlas? Las lanzó a las redes sociales. Y fue un spot más, tan novedoso como audaz, sumado a los cientos que día y noche recuerdan a sus potenciales votantes mexicanos en 2018, que Morena no será arma de políticos todo terreno, saltimbanquis, camaleónicos, maquiavélicos, sino todo lo contrario:
Custodios de la honestidad, cazadores de voracidades, a los que “nos quieren callar”. Solo porque los creen también redentores de la pobreza y caudillos del enriquecimiento inexplicable. Como dijo Siqueiros, pregona, “no hay mas ruta que la nuestra”.
Bergoglio evita encuentro con politiqueros e “intelectuales”

Hombre de símbolos, de mensajes cifrados, el Papa decidió mejor suprimir de su agenda en México el encuentro con redentores del pueblo mexicano -es decir, líderes de partidos, legisladores, gobernadores, intelectuales- que invocan al sol pero aplauden el eclipse en México.

Jorge Mario Bergoglio no quiere que le vayan a decir “matraquero” de ningún suspirante por el voto popular. Ya para ello tienen sus adelitas y adelitos azules, amarillos, verdes o tricolores.
Cómo hacerle segunda a quienes han hecho dogma de fe, su palabra como redentores del pueblo –que se asignan sueldos de príncipes y se dan golpes de pecho invocando al cielo que baje el dólar, suba el petróleo, pero para elevar la “dieta”, las partidas para partidos y bonos para servidores públicos que siempre se están apretando el cinturón.
Jalón de orejas a falsos redentores

A nadie sorprenda si el Sumo Pontífice se entera quienes han sido gobernantes de Ecatepec, por ejemplo, donde oficiará una misa para 300 mil almas.  En el ángelus (mensaje en griego) muestre que viene con la espada desenvainada para poner en su lugar a más de uno; podría jalarle las orejas a los politiqueros vestidos de corderos.

El no quiso repetir la “Operación Calderón”, que siendo presidente panista, Felipe Calderón jaló para su molino la visita papal de Joseph Ratzinger o Benedicto XVI. La visita se quedó en Guanajuato, dizque por la altura del DF: Incluyó un cónclave del visitante con los candidatos presidenciales: Josefina Vázquez Mota (PAN) Andrés Manuel López Obrador (PRD), Enrique Peña Nieto (PRI) y Gabriel Quadri (Panal).
Evitó que el Santo Padre fuera a ser recibido –para la ceremonia de entregarle las llaves del DF- por un gobernante “de izquierda” (Marcelo Ebrard), siendo el pontífice de derecha.

Ahora que muchos ven al Papa Francisco, proclive a “la izquierda”,  quisieron hacerlo tomar partido en la línea antisistémica que priva en México.  La que podría rendirle beneficios a la oposición (no importa el color) electoralmente, como fue el tema Ayotzinapa.
Abogar por la justicia que merecen las víctimas, ha sido oportunidad de echarla al morral de fallas en el gobierno priista. Sólo que el Papa y su emisario, no se tragaron el anzuelo.
Qué tal si se entera que especialmente en los municipios, como Ecatepec, han sido Cuevas de Ali Babá. Ecatepec ya fue gobernado por el PRI, hasta que las concertacesiones (para el PAN en los años 80 y para el PRD en los 90) abrieron la puerta al PAN, bajo el “Efecto Fox”, en el año 2000.
Hasta el presidente Zedillo viajó para apoyar el cambio allí, donde el llamado “Obispo de los millonarios”, Onésimo Cepeda, quitaba y ponía funcionarios. Y un “amigo de Fox”, Agustín Hernández, se ganó la alcaldía por entres a la campaña presidencial. Ecatepec lo recuerda porque formó una banda de ladrones, que incluyó a su familia, se asignó un salario de 420 mil pesos al mes, hasta que la prensa lo exhibió y el PAN lo obligó a bajarle a la mitad…Se fue acusado de “desaparecer” miles de millones.

Ecatepec, tierra de zánganos

Ecatepec regresó al PRI y Eruviel Ávila, oriundo de este trozo terregoso, aislado, violento, empobrecido, jamás alcanzó su sueño de ser otra “Tijuana del Altiplano”, ni en la primera vez en que fue alcalde (2003-2006) ni la segunda en que desbancó a su sucesor, el perredistas José Luis Gutiérrez Cureño.

Así, con el PRD de este último, Ecatepec sumó a las trapacerías de sus redentores, la compra de un helicóptero, que en lugar de patrullar contra la violencia callejera, fue alquilado a narcos, según  expedientes de la PGR.
Pero si Ecatepunk (en el afecto popular) nunca prosperó, tampoco lo hizo medio centenar de sus vecinos:
Tecámac, vio llegar por cuarta vez a Aarón Urbina, quien desde las famosas concertacesiones, llego a esa alcaldía a mediados de los años 90, como panista; algún día pasó a diputado y saltó al PRI para lograr un Congreso mayoritario y desde entonces saltó de la diputaciones a la alcaldía. Este invierno, dejó su último cargo de líder del Congreso mexiquense para sacrificarse por Tecámac: tener en su expediente de “triunfos” haber convertido en coto de fraccionamientos registrados a su nombre, lo hace dueño de miles de viviendas, aunque las que se tasan en millones están a su nombre en el Registro Público de la Propiedad.

La emperatriz de Coacalco
Y así, están vecinos de “Eca”, como  Coacaloco:

Otro “amigo de Fox”, Alejandro Gamiño, fugitivo de la ley en su natal Tamaulipas, aquí sembró de “casitas” (expendios de droga) al llegar como alcalde del PAN. Operó centros nocturnos y se dio el lujo de imponer a quien le sucedería.
Fue Julieta Riquelme, quien llegó a heredar ese emporio.
Esta mujer se hizo llamar “La emperatriz de Coacalco”, pero sus andanzas de traficante, la llevaron a prisión; la sacó el Presidente Fox. Regresó al cargo pero entró en un desfalco y abusos tales que no pudo presentarse entregar el cargo a quien le sucedería, porque había órdenes de Aprehensión que nunca se ejecutaron.

Y así, ha sido la historia de Naucalpan (que incluyó la ejecución de un líder sindical) donde el PAN terminó expulsado. Pero los últimos dos gobiernos locales, saquearon al municipio. La alcaldesa Asucena Olivares (2009-2012) endrogó por dos décadas al municipios, Desapareció el dinero destinado as sueldos el último año de su trienio.
Jamás fue molestada. Su sucesor, David Sánchez Guevara, obligó a quienes quisieran quedarse en la nómina a recibir solo parte de la paga y “aguantar”.  Repitió el saqueo. Y este tuvo la misma suerte. Es el único alcalde preso.

De los casi mil alcaldes electos en 2015, es raro el que no haya sucedido a un saqueador, ahora convertido en diputado, con fuero. Es el caso de la mayoría de legisladores por distritos del Estado de México donde se aloja Ecatepec, sitio que visitará el Papa Francisco, como botones de muestra.
Seguro que por eso, el Papa desistió de ir al Senado, al que le rogaron acudir, para no ser menos que los legisladores de EU,  que –insólito en la historia- recibieron en el Capitolio al popular jefe de la Iglesia de mil millones de creyentes.

A lo largo de las negociaciones sobre la agenda, el Papa Francisco ha tenido que batear a grupos políticos a la mexicana: raro es el que no quiera llevar agua a su molino o al Papa a su partido y sui proyecto de elección.

El Vaticano, alerta de manipulación en Aytotzinapa

Un caso ejemplar es el trauma de Ayotzinapa, al que tantos le han  querido y le han sacado raja político electoral.

La visita papal iba a incluir una misa en la Normal de Ayotzinapa; no prosperó. Sería más un acto político. A cambio, el Papa pidió a su emisario, el nuncio apostólico, Christophe Pierre. Y ofició una misa de Navidad en la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, días antes de Navidad.
Les repitió el mensaje de El Vaticano –publicado en L’Osservatore Romano- a familias de los normalistas victimados y les dijo que “la Iglesia camina con ustedes. Lo peor cuando uno sufre es sentirse solo. Yo sé que ustedes no están abandonados. ¡Estamos con ustedes! ¡También el Papa está con ustedes!”.
No fue ningún linchamiento.
Cardenal de Morelia; hay manipulación

Lejos de lo que esperaban grupos activistas, induciendo al Papado a tomar partido en el caso Ayotzinapa, contra el gobierno mexicano, el recién nombrado cardenal de Morelia, por Jorge Mario Bergolio, el guanajuatense arzobispo Alberto Suárez Inda fue un obvio mensajero de la Santa Sede cuando habló en rueda de prensa, en Roma.

En su primera aparición como el quinto purpurado mexicano sobre el tema -como toda conferencia que tenga qué ver con México en el extranjero- opinó “percibo que hay una cierta manipulación y una cierta tendencia política, de intereses que se aprovechan del dolor de los padres de familia para provocar insurrecciones”.

El síndrome López Obrador, latente en élites 

El “síndrome López Obrador”, de “madruguete” en la disputa por conseguir la bendición del Papa, se frenó en apariencia.

En los próximos quizá otros políticos quieran una selfie con Francisco. Piensan que sería una especie de voto divino, que vale por miles -¿o millones?- de los que emiten los credencializados del INE, antes IFE.

Ya el Papa les mandó el mensaje de no estar dispuesto a jugar en su circo, como dice Ricardo Alemán. Y todo parece indicar que no será así.

La gira del Papa Francisco, pues, no será un día de campo para las elites del poder; tampoco para el alto clero y menos para los partidos políticos.

Tampoco querrá hacerle el caldo gordo a los industriales de la causa de los derechos humanos.
Emilio Álvarez Icaza, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Típico de ese género,  ha sido adalid de “las izquierdas”, con selección de víctimas a defender. Por ejemplo, el caso de la niñez sin clases y maestros sublevados en varios estados, quienes buscan conservar privilegios, no aceptar exámenes –como los que todo maestro debe hacer a sus alumnos- para probar que merece la plaza y el ascenso académico.
A Álvarez Icaza se le ubica proclive al Movimiento Popular de Guerrero, las que Raymundo Riva Palacio  -el columnjista más leído-  de organización paraguas que agrupa a las organizaciones antisistémicas (antipriístas) que buscan crear una entidad autónoma en la Sierra de Guerrero. Más allá de “defender” a papas de normalistas y demás.

Hay en esa líneas de “lucha social” –dice Riva Palacio- dos sacerdotes con un papel muy activo en la zona de La Montaña, donde se encuentra la región de mayor incidencia guerrillera.
Se trata de Mario Reynaldo Campos Hernández, el cura de Tlapa de Comonfort, que es uno de los principales organizadores de los grupos de “autodefensa”.
El otro es Hugo Melitón Santillán Cantú, cura en Xalpatláhuac, relacionado con Eliseo Villar Castillo, uno de los comandantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, y ligado a la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero, que tiene ramificaciones con la guerrilla.
La supuesta preocupación por la “justicia” al caso Ayotzinapa, se extendió a viajes millonarios a toda América y Europa, por quienes apenas tienen para comer.
Algo empaña la autenticidad de esas luchas.

Guerrilla, preocupación del Papa

Los curas de la zona de La Montaña –que según expresar a el cardenal de Morelia, es preocupación del Papa intentos de levantamiento armado al que incitan vividores- pertenecen a una nueva generación de sacerdotes católicos vinculados a los movimientos sociales y armados, expone el columnista.

Campos Hernández, incluso, dijo el 31 de marzo de 2013 en la asamblea comunitaria de los grupos de autodefensa en Ayutla de Los Libres: “Llevamos años organizándonos, preparándonos, y en este momento tan delicado que vive la nación y ante el descrédito de las autoridades, hemos decidido movilizarnos”. En efecto, eso sucedió, y el año pasado las autoridades guerrerenses frustraron un levantamiento armado precisamente en ese municipio de la Costa Chica.
Y reflexiona, Riva Palacio: Por las palabras del cardenal Suárez Inda, El Vaticano está preocupado que detrás de la demanda justa de justicia por el crimen de los normalistas de Ayotzinapa, se prepare la insurrección. La guerrilla ha venido concretando su proyecto insurreccional en Chiapas, Guerrero y Oaxaca, llamado La Línea de la Esperanza, que busca instaurar un Estado dentro del Estado. Eso no va a suceder.
En la visita pastoral a territorio mexicano del 12 al 17 de febrero de 2016, Su Santidad, recorrerá un terreno pantanoso. Incluye actividades oficiales y religiosas en la Ciudad y el Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua.
El tema del pontificado de Francisco, será recordado en el marco del tema migratorio (que amenaza ahogar a Europa, por ejemplo, producto de escenarios bélicos) que asfixia a México, Centro y Sudamérica. Por eso, los dos extremos a visitar, Chiapas, la puerta de entrada y Ciudad Juárez, la de salida a su  sueño, la tierra prometida para expulsados por la pobreza y la violencia.

El Papa Francisco tiene en su gira a México, un camino de abrojos y de danza con lobos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here