Inicio País El Papa rehúye a México; ya despegó rumbo a Cuba

El Papa rehúye a México; ya despegó rumbo a Cuba

La promesa de visitar a la Guadalupana, debe esperar La ideología pesa en la agenda del sucesor de San Pedro

638
0
Foto especial. Agencias

De la redacción

CD MX 19 de septiembre 2015 (agencia acento).- Dicen que el pecado de los inteligentes es pasarse de vivos. Y así, ¿Cómo perdonarle los pecadillos –llámense mentiras o promesas incumplidas-  del Papa Francisco que se da a desear y no visita a México, a pesar de anunciarlo más de una vez?
Jorge Mario Bergoglio, no cambia. Desde su asunción al solio pontificio, ha hecho de las suyas. Lo primero que este argentino hoy de 79 años, que llega como el 266 Papa, fue acudir al hotel que de incógnito lo alojó un día antes y pagó su cuenta, como si nada. La encargada no pudo respirar el resto de esa tarde al ver quien la había “importunado”,  viendo la TV para pagar una cuenta.
Otra de las suyas fue que ya como Francisco y todo el Santo Padre llamó por su celular a su amigo el ahora arzobispo de Buenos Aires, con quien jugaba fut, y últimamente ajedrez, para decirle que extrañaba esa tardes con la palomilla.

Este es el Papa de las sorpresas y acciones a veces temerarias, como cuando peleaba con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, siendo líder del episcopado argentino.

¿Cómo entender que haya ofrecido visitar a la Guadalupana en la ocasión que el Presidente Peña lo visitó y lo invitó, así como otras voces y figuras representativas, pero sí va a donde ni lo esperaban ni –la mayoría- saben que va a ir como es el caso del Tío Sam?

El Papa cometió un pecado de satanizar a nuestro  país al decir que no desearía que el crimen mexicanice a su natal Argentina.

Y salió con una “disculpa” de que a México le va como en feria con los narcos –que podrían ubicarse como el anticristo local- porque aquí se apareció la madre de Dios en la Guadalupana y eso provocó el enojo del Diablo y se desquita así con nuestro país.
Esa no parece ser una disculpa de uno de los Papas, sino de los más sabios, al menos de los más cuidadosos con confundir la gimnasia con la magnesia, sobre rodo en materia religiosa.
El Santo Padre no ha dado explicación alguna de por qué sigue rodeando la tura El Vaticano-México y mejor visita Bolivia o ahora EU y Cuba y no al segundo país con más católicos en el mundo y el santuario más visitado del mundo, el Tepeyac, después de El Vaticano.

Quizá de “armas” a sus críticos que ubican en lo ideológico, el fondo de sui sentir y prefiere a las izquierdas que a las derechas o a la centro izquierda que ve en nuestro país.

El que México le haya “respingado” por habernos satanizado con aquello de que Argentinas se podría estar mexicanizando, parece que le pareció un exceso y por eso “castiga” a México con el látigo ideológico de su desprecio y no viene.

O quizá quiera marcas una diferencia con su antecesor, Juan Pablo II que casi se convierte en su afecto, como abonado de la guadalupana y decía “me voy y no me voy” y se iba y regresaba.

Lejos de volver sobre la ruta de aquél Papa viajero, popular y “revolucionario” –tiró al Muro de Berlín y con él, por supuesto a la Cortina de Hierro- y ahora Jorge Mario Bergoglio, parece marcar su sana distancia del México de este nuevo siglo.

¿De verdad cree el Papa en el Diablo?

 

«Yo pienso que a México el diablo lo castiga con mucha bronca…Creo que el diablo no le perdona a México que ella (la Virgen de Guadalupe) haya mostrado ahí a su hijo, interpretación mía. México es privilegiado en el martirio por haber defendido a su madre”, dijo el papa en entrevista con la corresponsal de Televisa.

Igualmente recordó que en México abundan los que se declaran no católicos y hasta marxistas –recordemos a Diego Rivera y Frida Kahlo, por ejemplo, diríamos- pero eso era en público. En privado eran guadalupanos.
Aunque el Papa no dio nombres aludía a ese fenómeno de nuestro país.

“Se sienten hijos de la que trajo al salvador, destruyó al demonio, yo creo que el diablo le pasó la boleta histórica a México, y por eso todas estas cosas, siempre han aparecido focos de conflictos graves”.

Al hablar sobre la situación de violencia y el caso de los estudiantes desaparecidos en Guerrero  el Papa Francisco dijo que no todo es culpa del gobierno.
Y calificó de hacerlo por algunos “es infantil”.

Y suavizó: “Todos tenemos de alguna manera la culpa o al menos el no hacernos cargo del sufrimiento. Hay gente que está bien y quizás la muerte de estos chicos no les llegó, (se) les resbaló, dicen: “bueno a mí no me tocó, gracias a Dios que no me tocó” pero la mayoría de los mexicanos es un pueblo solidario, es una de las más grandes virtudes que tienen”, mencionó el papa.

«Yo sé que es difícil denunciar a un narcotraficante, porque le va a la vida a uno, es duro, pero creo que todos en situaciones así, sea en México o no, tenemos que poner el hombro; echarle la culpa a un solo sector es infantil.”

La “mexicanización” de la violencia en Argentina

En referencia a que expresó su preocupación de que su país natal llegue a la “mexicanización” del crimen, Francisco aseguró que emplear ese término no tiene qué ver con la dignidad de México.

“Como cuando hablamos de la balcanización, ni los serbios, ni los macedonios ni los croatas se nos enojan, se habla de balcanizar algo y se usa técnicamente, y los medios de comunicación lo han usado muchas veces”, dijo el pontífice.

“Levantó pólvora (el término) pero la mayoría, por las estadísticas que me llegaron de algunos periodistas de allá, un 90% del pueblo mexicano no se sintió ofendido por eso, lo cual me alegra», consideró el papa.

Pese a que el gobierno de México emitió una protesta por la posible estigmatización que representara usar el término “mexicanización”, el papa dijo que esta situación no lo desalienta en su intención de visitar el país en el futuro.

«Para mi hubiera sido un gran dolor que se interpretara de esa manera; el mismo gobierno después de haber preguntado aceptó las explicaciones, estas que son verdaderas y todo en paz, eso no me cerró las puertas a México, voy a ir a México”, dijo Francisco en la entrevista.

En Bolivia, perdonó a Evo Morales

Parece que el sucesor de San Pedro ha sido más tolerante con gobiernos “de izquierda” que con el mexicano.

Ahora que estuvo en Bolivia, Evo Morales quiso congraciarse como de un marxista a otro y le entregó como regalo un crucifijo que en lugar de cruz, esta sobre la oz y el martillo.

Pero a jóvenes cubanos supo darles un mensaje, a propósito de su inminente viaje de este fin de semana a La Habana, en donde tendrá una cumbre con Fidel Castro:

Un líder es el que no se eterniza en el poder, les dijo a jóvenes de La Habana y de Nueva York, con los que dialogó. El primer caso en que un Papa usa tecnología tal y “dialoga” de un lado del Atlántico al otro y toca l intocable.

Sin mencionarlos, da un “raspón” a los hermanos Castro, pero ciertamente al Papa Francisco se debe una caída del otro muro, el muro de agua que separó a Cuba de E.E.U.U. y el de los Castro.

Ahora, presiona al Tío Sam y no es remoto que pida desde el Capitolio (el Congreso de E.E.U.U. ) que levante el embargo a su vecino con el que comparte fronteras, aunque sean en el mar.

Sería un golpe mortal contra el Mesías del Norte, Dolnald Trump (en todos lados se cuecen habas) y ¿cómo podrían decirle que no los demócratas? Sería un golpe de timón a favor de Hillary, en la senda a la Casa Blanca…la de allá, pues.
Si Juan Pablo II fue factor tan crucial para la caída de la Cortina de Hierro, Francisco sumará a sus méritos el de tirar un resquicio de ese mundo.

El Papa Francisco, el primer jesuita -de ahí, creen muchos, su distancia de Peña, opus deísta-, el primer no europeo desde Gregorio III, que falleció en el siglo VIII de nuestra era, es capaz de eso y más.
Por ahora México se quedará en ayunas de una visita papal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here