Inicio Columnas EL PATRIOTA URZÚA

EL PATRIOTA URZÚA

177
0
Foto Excélsior

*¿Qué pretendió en el fondo Urzúa?

Por Samuel Cantón Zetina

No al renunciar, ni estar en desacuerdo con el Presidente, porque es su legítimo derecho.

Pero sí al exhibir las diferencias, ignorando consecuencias que él debió saber.

Todavía peor cuando en el remate de su texto de dimisión, agradeció a AMLO «el privilegio de haber podido servir a México».

¿Por qué entonces su separación la hizo de tal modo que desestabilizó a los mercados y al propio país al que, paradójicamente, dijo haber servido consciente de que fue un privilegio?

Urzúa -no podrá chambear en 10 años-, en palabras de Obrador, «no entendió» que está al frente de una transformación.

Destaca en las desavenencias, de acuerdo a lo dicho por el mandatario, que tampoco estuvo de acuerdo con la austeridad (con la manera de aplicarla).

No obstante, advirtió AMLO, «se hará valer». En su carta, Urzúa alegó discrepancias en materia económica: «…se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento».

Aunado a ello, afirmó, le fue inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de hacienda pública, «motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés».

Muchas críticas fuertes, y de tomar en cuenta, si no se hubieran hecho con el claro propósito de golpear al paisano, abriéndolas de mala fe para que los enemigos del régimen y la prensa hostil se den vuelo, sin importarle a Urzúa el daño que causaría (y causó) al equilibrio de la República.

¿Por qué para evitar inquietar a los indicadores económicos, el ex titular de Hacienda no dejó que su decisión de tirar la toalla se manejara (y cuidara) desde Palacio Nacional?

¡No! Urzúa quiso irse, pero alarmando al pueblo y moviéndole el tapete al caudillo.

Lo logró, porque al conocerse la noticia, la moneda de la nación que por 7 meses dijo haber servido con honor, se devaluó frente al dólar.

¡Vaya patriota!