Inicio País El Renacido, de Iñárritu, amenaza arrasar en Hollywood

El Renacido, de Iñárritu, amenaza arrasar en Hollywood

*Doce nominaciones en la gala 88; El Negro ¿un récord? *En tres cuartos de siglo, 18 óscares para talentos mexicanos *Nueva edad de oro, desde Anthony Quinn hasta Cuarón

675
0
Foto especial

Joaquín Herrera

Cd de México, 26 de feb/06 (agencia acento) Son tiempos de los óscares. Y México vuelve a la carga con la vista puesta en el palacio rococó del séptimo arte del que es ya abonado anual.

El cineasta Alejandro G. Iñárritu, entra en esa especie de filósofo que critica la crisis que vive México y al que se siente obligado, dice a defender. Es decir, repite la idea de Alfonso Cuarón, a los que parece dañar el Oscar.

Se asume como punto de referencia sobre México y bse dice casi perseguido para que explique el por qué de lo que pasa en México.
Las cintas que han hecho de ambos cineastas, «Birdman« o «The Revenant: El Renacido«,  los ha transformado.
Iñárritu, es un renacido en EU; no mas falta que diga, como Salma Hayek que ya se le olvidó lo que es ser mujer mexicana.
Iñárritu nació
en la Ciudad de México el 15 de agosto de 1963, es egresado de la Ibero y ahora que es favorito a triunfar en la gala número 88 del Oscar, la noche de domingo en el Teatro Dolby de Hollywood, quién lo soportará?

En una entrevista reciente dijo que él daría todo, incluyendo sus estatuillas doradas, a cambio de que la situación de país mejorara. ¡De verdad?
Es común encontrarnos con que las estrellas del cine nacional, se transforme en voceros, críticos y “defensores” de causas perdidas.

México, potencial fílmica: 18 estatuillas

Las 18 estatuillas doradas que han obtenido figuras nacidas en México en nueve décadas, datan desde cuándo ser mexicano era demerito (en los años 30 y 40, por ejemplo) en la Meca del cine y a esa distancia, hoy parece garantía de buen cine.

Eso hace destacar el papel de María Félix, cuando la diva de moda en Holoywood, Rita Hayworth le dijo que su belleza y talento la harían una gran estrella en la meca del cine, salvo porque era mexicana, no cabría allí.
La Doña le dio la espalda salió de California para nunca volver. “La mujer más bella del mundo”, como la declararían poco después, triunfo en Europa, Sudamérica y no solo en México y pasó a la historia como una figura emblemática mundial.  Rita, no.

¿Fin a la discriminación exterior e interior?

La discriminación exterior y pequeñez interior, se mezclaron y aún lo hacen. Sobre todo poses como Cuarón e Iñárritu que gustan de sumarse al linchamiento que suelen aplicarle a México sus “primos” del norte y que contamina a nuestras figuras de Hollywood, salvo contadas excepciones.

Por ahora, nuestro país, que hizo a Iñárritu,  cruza los dedos porque los augurios de expertos se confirmen con la victoria anunciada para Alejandro El Negro, con  su Renacido, como él, que renació hace cinco años en que reside allá y dice que le repugna regresar al México violento y corrupto y desordenado, lleno de pobreza.
Este triple ganador al premio Óscar en 2014 por Birdman, en las categorías de mejor películamejor dirección y guion original, con Renacido, rompería el récord en número de estatuillas pero con el agregado mérito de ser continuas.

Ahora que en sus vísperas la primavera nos ofrece lo de cada año, una probadita del gusto por crear y recrear,  emerge en el clímax su inclinación en esa fábrica de sueños, risas, odios, temores  y toda la condición humana estampada como memoria histórica.

Fin al “ya merito”

El soltar la imaginación  así y contarla -desde hace 88 años-  en esas ráfagas de inspiración y tecnología, muestra a generaciones más obedientes a ella, a lo mejor –o a lo peor e inimaginable- de la condición humana de todos los tiempos.

Y ahora que México va por más óscares este domingo 28 -lleva 18-  la lista de triunfadores  acalla más y más bocas aquí y allá. ¿Cómo imaginar que el país que tanto insulta Trump, gana ujn Oscar metiendo al tema de la conquista del universo, en la que EU es campeón, y fue el mayor éxito de una cinta como Gravity (Gravedad”?) que catapultó a Cuarón.

Y ahora, Iñárritu muestra que lo mexicano entra a una especie de segunda edad de oro, como la de tiempos de la Guerra Mundial. Solo que la lucha de aquéllos, tardó en dar frutos y son los que ahora cosechan los cineastas del siglo XXI.

¿Que aquí no se reconocen triunfos?

De todos modos estamos  en el México en que, dicen, se perdona a los narcos, a los gobernadores y legisladores o ministros saqueadores del país, pero no a los que triunfan; ese mito no parece sostenerse a estas alturas; no siempre, al menos: el país goza de la inminente victoria de mexicanos en Hollywood, como lo hizo en años recientes.

No importa la vergüenza por Kate del Castillo ni la que ha llegado a provocar Salma Hayek, con gasapos del lenguaje y quizás alguna telarañas de resentimientos con el país que les vio nacer.
La cinematografía ha sido de los inventos más impactante del siglo XX para proyectar a una nación  ante sus pares en el extranjero.
Es  obvia esa tendencia con EU que en el cine ha diluido  el odio que mas de 200 guerras en dos siglos de historia le habrían valido.

Ante la Guerra Mundial México entró a la edad de oro del séptimo arte, con una intención clara de acicatear el nacionalismo en riesgo entonces, con su cine.

Pero la cultura discriminatoria, desmarcó al cine de La Doña, de Dolores del Río, El Indio Fernández o Pedro Armendariz, de ese mundo, salvo en casos de verdadera excepción.
Fueron contados los óscares logrados así. Y parece que hasta el final del siglo XX comenzó a revivir lo que hoy puede decirse que es la nueva era dorada de nuestro cine y terminó el clisé del “ya merito” que se apropió el futbol, por ejemplo, el espectáculo más popular, pero lejano de los resultados del cien nuestro.

Primeros óscares al cine mexicano

En 1949, Emile Kuri, nacido en Cuernavaca y criado en EU, gana la estatuilla por mejor diseño de producción en la cinta  La Heredera y obtendría otra por Veinte mil leguas de viaje submarino, en 1954.

En 1952,  vino otra de la lista de 18 estatuillas con dos conseguidas por Anthony  Quinn, nacido en  Chihuahua en 1915, aunque su vida de actor, director y productor mexicano-estadounidense, además de escultor, pintor y boxeador, antes de entrar a Hollywood.

Por eso la cara marcada por los puños lo ubicó en la pantalla como mafioso italiano, gangster, chino, árabe, filipino e hispano durante los 1940 y 50 en 15 filmes: lo encasillaron en sus inicios con el papel de hampón, villano y personajes de dudosa reputación, hasta que adquirió la nacionalidad gringa. Y ya fue Emiliano Zapata. Vino su primer Oscar como mejor actor de reparto en Viva Zapata (1952). Y encarnó al pintor  Paul Gauguin (su segundo Oscar en El Loco de Pelo Rojo, en 1956).
Quinn seguiría su camino y sería una leyenda de Hollywood.
Es probable que Salma Hayek, como Kate del Castillo, algún día olvidarán su origen, pero en los anuarios de Hollywood las 18  estatuillas que mencionamos se atribuyen a México y sus figuras.
Estatuilla a la arqueología mexicana

En 1971 el Oscar mexicano recayó en Centinelas del Silencio, de Manuel Arango y Robert Aram. La arqueología mexicana, se llevó el Oscar en las categorías de Mejor cortometraje y Mejor cortometraje documental. En 18 minutos se atrapó a la eternidad con Robert Aram: Fue una serie de tomas áreas de Teotihuacán, Chichén Itzá, Tulum, Uxmal, Mitla y Palenque…Y nada: la narración en español estuvo a cargo del actor Ricardo Montalbán, recordado por la serie de La isla de la fantasía, entre otros proyectos. En inglés, la narración fue la voz de Orson Welles. Sí, nuestros abuelos lo recuerdan como el genio que dirigió El ciudadano Kane.

Hubo numerosas nominaciones, claro.
Pero el boom se da con el nuevo siglo: vinieron óscares para mexicanos en 2001 por Mejor Diseño de Producción, para Brigitte Broch en Mouline Roge.
En 2002 Betrice de Alba recibe el Oscar por mejor maquillaje.

En 2006 Guillermo Navarro es distinguido por la mejor fotografía de El Laberinto del Fauno.

En 2013, da el salto Alfonso Cuarón, con Gravity, por Mejor Montaje; es el primer latinoamericano en esa distinción. Comparte la misma suerte con él, Emmanuel Lubesky por la misma cinta Gravity que protagonizó Sandra Bullock y los dos mexicanos conquistan así el universo…de Hollywod.
Además, la joven Lupita Nyong’o, nacida en México de padres kenianos, por Dioce Años de Esclavitud.

En 2014 Alejandro González Iñárritu consiguen la estatuilla por el mejor guión en Birdman, nuevamente con Lubesky, con la mejor fotografía así premiada.
El Renacido, 12 nominaciones ¿arrasará?

La obra de Iñárritu recibe 12 nominaciones. Es decir mas de las diez que la mejor cinta en la historia del cine Lo que el Viento se llevó, con 10 óscares (20 años en cartelera), hasta que la desbancó Ben Hur. Cintas que no la superaron fueron Titanic ni El Regreso del Rey. 

El Renacido es la revelación, pero no por doce nominaciones, forzosamente se las lleve de todas, todas. Pero Iñárrirtu por ese solo hecho ya figura entre los records.

Las 8 las cintas seleccionadas como finalistas por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood consideró como las mejores del recién terminado 2015.
La diversidad predomina entre tanta calidad:
El puente de espías o The Martian o pequeñas producciones como  Room y Brooklyn; Mad Max: Fury Road y Spotlight. 

De esta manera, a unas “horas” de saber de los ganadores en la gala número 88 del Oscar figuran
The Revenant: El renacido. 

Con la dirección de Alejandro González Iñárritu, con Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Will Poulter, Domhnall Gleeson, lleva doce nominaciones: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Actor de Reparto, Mejor Fotografía, Mejor Edición, Mejor Diseño de Producción, Mejor Diseño de Vestuario, Mejor Maquillaje, Mejor Mezcla de Sonido, Mejor Edición de Sonido y Mejores Efectos Visuales.

The Revenant es un gran logro fílmico; la esperanza de México este 2016. Iñarritu pone en alto al cine de su nueva edad de oro entre mexicanos; lo volvió a demostrar. Perfectamente actuada y realizada, dicen de ella expertos, ha logrado convencer a la crítica y al parecer también a los académicos. Ojalá.

El renacido tiene muchos detractores. La crudeza de su argumento y su complicada narrativa también podrían ser factores que jueguen en su contra.

¿Pesará la discriminación rampante?

La Academia busca revertir el boicot racial que ya llaman  #OscarsSoWhite#. Seleccionó presentadores de esta gala afroamericanos, latinos y asiáticos.

Antes de las fanfarrias, el glamour y la celebración del próximo domingo, ya se está orquestando una disculpa indirecta para las minorías que forman parte de este festejo fílmico.

Participarán así los actores Whoopi Goldberg, Kerry Washington y Morgan Freeman, los cantantes Pharrell Willams, Kevin Hart, John Legend y el productor musical Quincy Jones. Serán presentadores invitados dentro de la celebración hollywoodense, que al menos promete abrir el abanico de inclusión para sus anfitriones en la noche de gala de este fin de semana.
Audiencia de 45 millones solo en EU

Durante los Oscar 2015 45 millones de espectadores registran en promedio estos galardones solamente en EU.

En la próxima entrega de los Premios de la Academia se espera ver a Leonardo DiCaprio con una estatuilla en las manos –en la categoría de Mejor Actor–, a Alejandro «El Negro» González Iñárritu con las preseas por Mejor Director y Mejor Película, y al mexicano Emmanuel Lubezki con el galardón a la Mejor Fotografía por tercer año consecutivo, todos por la cinta “The Revenant”.

Pero más allá de eso, se espera escuchar a este trío durante sus discursos de aceptación.

El año pasado, el director mexicano González Iñárritu triunfó al llevarse la estatuillas a Mejor Director y Mejor Película por «Birdman«. En su discurso de aceptación, «El Negro» aprovechó para decir que la comunidad de mexicanos que viven en Estados Unidos “(…) quienes somos parte de la última generación de inmigrantes en este país, espero que podamos ser tratados con la misma dignidad y respeto que aquellos que llegaron antes y construyeron esta increíble nación de inmigrantes”.
La cuenta regresiva está por finalizar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here