Inicio Columnas EL SEMÁFORO DEL COVID-19 RETRASA PROCESO ELECTORAL DE HIDALGO

EL SEMÁFORO DEL COVID-19 RETRASA PROCESO ELECTORAL DE HIDALGO

417
0

*  El Instituto Nacional Electoral (INE), y el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), esperan que los semáforos den la luz verde para establecer la fecha de las elecciones municipales; el tiempo se acaba porque los actuales alcaldes concluirán sus periodos en septiembre próximo. De no bajar los riesgos de contagio por la pandemia, el proceso de este año podría empatarse con los comicios del 2021

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Especial de Expediente Ultra

Con permiso para matar, el Covid-19 se pasea en todo el país entre “semáforos rojos y anaranjados”; al día de ayer la cifra luctuosa alcanzaba la escalofriante suma de 32 mil 796 mexicanos que han perdido la vida, hoy ya 33 mil 526, cifra que agudiza el temor social de contagio.

O, dicho de otra guisa, el temor de la sociedad mexicana por la pandemia del SARS-CoV-2 es cada vez más generalizado. Esta pandemia acusa el doble atributo de ser causal y consecuencia de la irresponsabilidad; primero, de un gobierno federal que tardó en actuar, segundo por la irresponsabilidad de muchos ciudadanos que no siguieron a la letra las recomendaciones para evitar contagios y la propagación del virus.

De cualquier manera, la pandemia es un síntoma conturbador, que mueve a casi todos los mexicanos a modificar sustancialmente la visión colectiva y su estilo de vida.

Sabemos, por experiencia cercana, cuáles son las consecuencias corrosivas de estos contagios generalizados. No muy atrás ha quedado el día en que se presentó el primer caso confirmado de Covid-19 en México, hoy es línea mortal que no deja de crecer. Así pues, sus efectos y secuelas son parte ya de la existencia social.

Y son parte, asimismo, de las subyacencias más profundas de la psique mexicana. Hoy nos estamos habituando culturalmente a vivir con la pandemia. Hoy, comienza a dejarnos de sorprender, nos deja asombrar.

Muy grave que los mexicanos nos hayamos acostumbrado a vivir primero con la letalidad del crimen organizado y su suma de ejecuciones cotidianas y ahora con los miles de muertes por Covid.

Ya no es sorpresa ni a asombro los contagios cotidianos en nuestras calles y colonias, municipios y a veces a escasos metros de las puertas de nuestras casas, con nuestros vecinos o amigos. Sin embargo, esa habituación no nos ha impedido advertir lo aberrante de esta anomalía. Simplemente, los mexicanos nos adecuamos a ella. Y ahí está la gravedad del fondo del asunto.

Vivimos en el estancamiento. Detenidos. Así, más que adecuarnos para subsistir y sobrevivir en un entorno desfavorable, los mexicanos nos quedamos en hibernación social. Hemos reducido el metabolismo social.

Pero somos más 120 millones de mexicanos que sufren los efectos de este mortal virus.

Pero, como ya se dijo párrafos atrás, conocemos las secuelas de la pandemia, en realidad desconocemos los orígenes de ésta. Ignoramos a ciencia cierta su génesis.

Ante este panorama desolador, hoy en Hidalgo un tema de suma importancia en el sector político hidalguense, y nacional, es el sí habrá elecciones para renovar los 84 municipios que conforman a esta entidad federativa.

El tiempo se acaba y la desesperación de la clase política hidalguense cada día da muestras que todo depende del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Instituto Estatal Electoral de Hidalgo (IEEH), sobre cuál será la fecha que elegirán para que se lleve a cabo las elecciones municipales.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdoba, ha declarado que todo depende del desarrollo de las cifras de contagios y defunciones a causa del Covid-19, nadie quiere dar día exacto, pero los tiempos se acaban y solo queda una fecha para poder reanudar el proceso electoral.

Esto mantiene en total angustia a centenas de “suspirantes”, pero nadie se atreve a echarse la responsabilidad de dar una fecha exacta para la elección, eso lo ha dejado claro el consejero presidente del INE: “Es muy probable, los semáforos son los que son, estamos con índices de contagios y de fallecimientos muy altos, que no son los únicos, pero son algunos de los indicadores que se toman en cuenta para la decisión, si esos no disminuyen en los próximos días, muy probablemente no alcancemos el tercer escenario para realizarlo a finales de septiembre”. De darse este escenario, en el 2021 se empatarían las elecciones federales, estatales y municipales.

Así las cosas, la pregunta sería: ¿Realmente subsiste en estos momentos el interés en procesos electorales en el pueblo hidalguense? Quién garantiza que, ante el escenario de contagios y muerte a causa de la pandemia, los hidalguenses puedan estar pensando en votos, urnas, en fechas electorales y propuestas de campaña. El pueblo, hoy, piensa en comer, en allegar recursos a su hogar, en encontrar empleo y si tiene suerte, burlar a la muerte, al virus que ha acabado con miles de mexicanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here