Inicio País El Viacrucis de La Maestra: salió “libre” solo para ver morir a...

El Viacrucis de La Maestra: salió “libre” solo para ver morir a su hija

*La otrora mujer más poderosa, con diez enfermedades, quizá en etapa terminal *Asistirá a las exequias, más no al homenaje a Mónica Arreola en el Senado

519
0

Por Joaquín Herrera

 

Sigue el infierno en vida para Elba Esther: alcanza su sueño de dejar el hospital-reclusorio…Pero salió solo para ver morir a su hija Mónica Arreola ayer.

El Financiero publica hoy que La Maestra estaba en casa cuando su hija, terminó su vida, víctima de cáncer en el cerebro.
Incluso indica el diario que Gordillo acudirá a las exequias.
No se sabe que La Maestra vaya a acudir al homenaje que sus pares rinden a Mónica este día por sus pares en la Cámara Alta.
La otrora mujer más poderosa del país podría ganar definitivamente la complicada batalla legal para librar su juicio en libertad, con su domicilio por prisión, por razones humanitarias, como establece la ley, cuando la salud de Gordillo, parece traicionarla.
La Maestra Gordillo también tiene una afección cerebral, en una similitud con el mal que acabó con la vida de su hija, aunque no por cáncer.

La Maestra, en las exequias

Se anunció que la ex lideresa magisterial acudirá hoy a las exequias de Mónica, a quien el Senado le rendirá honores, a los que La Maestra, no podría asistir.

Según Joaquín López Dóriga, en sus retales de la columna En Privado, Elba Esther Gordillo, quien sigue oficialmente ingresada en un hospital privado, podría recibir ya el beneficio de la prisión domiciliaria, con base en la ley que lo permite por razones de edad y salud.

Las enfermedades de La Maestra

De acuerdo a un reporte emitido por su médico Francisco Casiller Duarte, Gordillo sufre de hepatitis viral tipo C, insuficiencia renal, hipertensión arterial sistemática, dos aneurismas saculares en las arterias cerebrales medias, además de que en su juventud donó un riñón a su esposo, por lo que su situación es sumamente complicada.

Así, la exlíderesa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE, tuvo que ser internada en un hospital privado con cuidados intermedios y vigilancia clínica especial, que en el reclusorio capitalino en que estaba, no podrían atender.

Arrestada hace tres años bajo, la salud de Elba Esther Gordillo «es frágil», de acuerdo al reporte emitido por su médico, Jesús Francisco Calliser Duarte.
El facultativo afirma que su paciente, de 68 años, tiene diez padecimientos, entre ellas, hepatitis, tipo C, desde hace 10 años (además de que, joven, ella donó un riñón). Se sabe que desde 2005 se reveló que padecía ese mal, que entre sus complicaciones puede llevar a la cirrosis hepática y cáncer de hígado, aparte de que en su juventud, tuvo que donar un riñón en aquel entonces a su esposo.

Al parecer, la enfermedad la debilitó tanto que tuvo que retirarse temporalmente de la vida política y pública, de la cual aplicó la frase que esta enfermedad se había convertido en su “mayor reto personal”.

Por eso Gordillo ya desde cuando era secretaria general del PRI en el 2003, tenía que mantenerse con ejercicio como la caminata y la meditación, incluso recurrió a la brujería.

Al sobrevenir su arresto el doctor Calliser Duarte, envió un documento al Juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en el que invocaba beneficios para su paciente, entonces  de 68 años para permitirle una unidad médica de cuidados intermedios, con vigilancia estrecha de los signos vitales.

Le permitieron despedirse de su hija

La exlideresa del SNTE estuvo con su hija, la senadora Mónica Arriola, cuando falleció la noche del lunes por cáncer cerebral. También estará presente en los funerales que se realizarán este martes, confirmaron dirigentes de Nueva Alianza, publica El Financiero la senadora de Nueva Alianza son velados en una agencia funeraria en Santa Fe y que serán

Dirigentes de Partido Nueva Alianza confirmaron que autoridades penitenciarias le otorgaron un permiso humanitario para abandonar la prisión y la exlíder magisterial se pudo despedir de su hija, la senadora Mónica Arriola, cuando ésta falleció, víctima de cáncer cerebral.
También estuvo en el velatorio Gayosso de Santa Fe y que hoy serían cremados al medio día. También estaría presente la señora Gordillo Morales.
Los restos de Arriola fueron velados en total hermetismo.

La senadora Arriola cumpliría 45 años de edad el próximo 14 de mayo. Le sobreviven sus tres hijos: Othón, Emiliano y Regina.
Licenciada en Literatura Latinoamericana, Mónica Arriola fue secretaria general de Nueva Alianza y coordinadora de diversas campañas electorales.

Como senadora, formaba parte de las comisiones de Derechos Humanos, Gobernación, Igualdad de Género, Productividad y Sur Sureste.

De acuerdo con los registros del Senado, desde 2012 y hasta este año, presentó un total de 30 iniciativas y 26 puntos de acuerdo.
Cuando era diputada local en la Ciudad de México (2009-2012) padeció y superó el cáncer de mama; sin embargo, hace apenas algunos meses volvió a quejarla, ya en metástasis al cerebro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here