Inicio Columnas Elecciones de vida o muerte enfrentan partidos como el PAN y el...

Elecciones de vida o muerte enfrentan partidos como el PAN y el PRD

Rapiña en BCS, puede hundir al PAN, mientras que los saqueos en Guerrero y Colima tienen a dos gobernadores en capilla; en tanto la narcopolítica amenaza con noquear lo mismo a perredistas que a panistas en Nuevo León y San Luis Potosí.

662
0
Compartir

Al arrancar la guerra por las nueve gubernaturas en juego, este 2015, las encuestas dicen que así va la intención del voto a cien días de la cita en las urnas: PRI 32%; PAN 26% y PRD 13% PVEM 11% y Morena 9%, pero…el destape de candidatos y escenarios, ponen en duda el score final. La rueda de la fortuna de una candidatura llega a ser un juego a la ruleta rusa.

Claro: este juego rueda sobre la tesis de que en política lo único seguro es lo inesperado. Pero, como dijo el descuartizador: vayamos por partes. O, mejor aún, por orden alfabético:

B C S: Regresen al PRI; no aguantamos a PRD ni AN

Estado priísta de siempre, solo tiene dos fuerzas a las cuales votarles. PRI y PAN; no hay más. Pero sufre un conflicto de conciencia para votar. Dos sexenios estuvo en manos del PRD (1999-2004 y 2005-2011) y luego al PAN.

Le fue como en feria: nepotismo nunca visto; el gobernador en turno se desató y compró medio estado y contra la ley fraccionó y surgieron nuevos ricos (negro-amarillos y azules). Además, ha sido notoria la indolencia e indiferencia. Fue crítica la que se vio ante el huracán “Odile” que virtualmente acabó con este destino turístico VIP.
El panista Marco Alberto Covarrubias Villaseñor, insensible, por ejemplo, fingió demencia ante el desastre del huracán Odile y abrió la puerta al PRI, que se creía sepultado allí.

Así, Baja California Sur tiene el conflicto de conciencia para votar ahora. Aplicó un duro voto de castigo al tricolor por lo mismo que ahora podría hundiré al PAN y al PRD, pero…
En la contienda se disputan el sufragio dos gallos duros de pelar; dos descendientes de ex gobernadores: Ricardo Barroso Agramont (PRI), nieto de Félix Agramont Cota, Jefe del entonces Territorio de Baja California Sur; y, Carlos Mendoza (PAN), hijo de Ángel César Mendoza Aramburu, sucesor del anterior y primer gobernador electo en el Estado (1975–1981).

BCS no quiere saber más de su negro pasado. Lejos parece del priista converso al PRD, Leonel Cota Motaño, que llegó a gobernador, por ser ahijado político de AMLO, entonces líder del Sol Azteca; y, a pesar de su mala administración, heredó el cargo a su primo, Narciso Agúnez Montaño.

Los más de cien cargos más importantes (el gabinete del gobierno estatal, las diputaciones y las alcaldías) fueron para los Cota y los Montaño.

Pero BCS vio venir un tercer mandato así y Alberto Covarrubias Villaseñor, dejó el desprestigiado PRD, se disfrazó de panista y llegó. La ingobernabilidad afloró y fue evidente el vacío de poder ante el huracán “Odile”. Y surgió el saqueo, la rapiña y el robo. Y fue la gota que derramó el vaso. Podría ser así el debut y despedida de Acción Nacional.

¿Y ahora por quién votar? ¿Por Morena que es el mismo PRD de los Agúndez y los Cota o Montaño que convirtieron a BCS en su caja chica? Los Cabos fue sitio de veraneo gratuito para AMLO. Allí se casó en segundas nupcias, con gastos pagados por Baja California Sur, ¿Quién más? Hay de moches a moches.

El arribismo de López Obrador fue escuela: Narciso Agúndez no fue diferente a su primo, Leonel. Robó hasta a su primo, Leonel, dicen los medios locales y lo corroboran los nacionales; ambos vendieron terrenos ilegalmente. Fue notorio el fraude de Leonel Cota a precaristas de Los Cabos y hasta se los “heredó” a operadores suyos en el PRD, PAN y PT. Narciso terminó en la cárcel.

Del mismo barro, aunque él se ubica como diferente molde, salió Marcos Covarrubias y es una deuda que quizá el voto de este año le cobre al PAN. Y…ahora ¿por quién votar?

Campeche: El PRI ¿sin competencia?

Mario-Anguiano,-Colima-en-bancarrota

En Campeche, región petrolera de México, los candidatos del PRI, encabezados por su gallo a la gubernatura, Alejandro Moreno Cárdenas parecen no tener oposición seria, fuerte.

Ya ungido, Moreno anuncia un gobierno de coalición, con figuras diferentes a su partido entremezcladas. Tras la desbandada que sufriera en su proceso de reafiliación y refrendo, el PAN cuenta hoy con cinco mil 488 militantes. Sin embargo, su líder estatal, Yolanda Valladares habla sólo de “recuperar espacios perdidos”…como Tenabo, Hecelchakán, Hopelchén, Carmen y Candelaria.

El Revolucionario Institucional menciona 60 mil militantes y da por sentado el “carro completo”; el partido “va con todo y por todo; va a ganar otra vez en todos los cargos”, según su dirigente estatal, Ana Graciela Crisanty Villarino.

El PRD, siempre anhelante de coaliciones, presume 14  mil afiliados; el Verde Ecologista, va solo a la contienda y dice tener 15 mil militantes. Con 14 mil militantes, el Movimiento Ciudadano (MC) sin el factor López Obrador y Layda Sansores, sus líderes se sienten ganadores. “Vamos a tener fracción parlamentaria, ese es nuestro objetivo inmediato”, se conforma el dirigente estatal Carlos Plata González.

Morena figura con al menos siete mil afiliados. En la oposición destaca Layda Sansores San Román, que se lanza a su tercera aventura por la gubernatura, sin esperanzas. Ella no es Carlos “El Negro” Sansores, su padre, quien tenía a Campeche y al PRI en un puño. Y Layda (nació priista) hoy lanzada por López Obrador como candidata de Morena, no lograría ni una alcaldía.

Las encuestas la ubican muy abajo del priísta Moreno Cárdenas. Layda rompió con el partido de su padre y compitió en 1997 y 2003 por la gubernatura, quedando en segundo y tercer sitio, respectivamente. Hoy, le hace sombra un candidato independiente, el dirigente del Frente Campesino Independiente Emiliano Zapata (Freciez), Luis Antonio Che Cu que se suma como elemento de división a la oposición izquierdista y sólo eso.

El PRD tenía cuatro aspirantes: Fernando Dante Imperiale García, José Jesús Duran Ruiz, Gaspar Alberto Cutz Can y Eraclio Soberanis, completamente desconocidos, amén de este último que ya fue aspirante y diputado federal por el PRI.
Sin antecedentes políticos, el PAN lleva al diputado Jorge Rosiñol. Es solo por cubrir el expediente, como el PRD y los partidos “chiquilines”. Acción nacional no ha conseguido más que gobernar cinco los once municipios, en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Aún así hay encuestas que auguran para el PRI 41.8 por ciento de votación, contra 33.1 del PAN y 19 del PRD, pero para observadores son “cuentas alegres”. Así, Alejandro Moreno Cárdenas, respaldado por cuatro precandidatos como él, exhibe la disciplina tricolor que le da mil ventajas frente a divisionismos en PAN y PRD.

Colima: Anguiano desbarranca a su partido, el PRI

El candidato priista al gobierno de Colima, Jorge Ignacio Peralta Sánchez (Subsecretario de Comunicaciones), duerme con el enemigo en Colima, a la que añora gobernar.
Bajo el volcán de corrupción que es Mario Anguiano, Colima exhala desfalcos, fraudes y saqueos. El ex presidente municipal de la capital colimense hizo el milagro hace seis años y sucedió al panista Leoncio Morán Sánchez. Ganó la gobernatura, (derrotando a la senadora azul Martha Leticia Sosa Govea) para el periodo 2009-2015. Hoy su obra de excesos quizá signifique la derrota para su partido, aparte de que puede llevarlo a prisión.

En vísperas electorales Anguiano es un monumento a las irregularidades, corruptelas, operaciones turbias y fraudes. Elevó en 200 por ciento la deuda pública estatal.
Y culmina su “obra” con la construcción del castillo-hotel en el municipio Cuauhtémoc. Ni cómo evitarle un susto, si no lo tapan en su partido o en Los Pinos.

La corrupción, el favoritismo y el tráfico de influencias en la compra de terrenos por parte del gobierno de Colima marca el fin del sexenio del gobernador Mario Anguiano. Su administración estatal llevó a cabo operaciones inmobiliarias turbias que se convirtieron en un desfalco al erario de los colimenses. Reporte Indigo documentó graves irregularidades en la compra de terrenos que realizó el Instituto de Vivienda de Colima –ahora llamado Insuvi- como parte de su estrategia para aumentar su reserva territorial para la construcción de casas.

La denuncia periodística de Reporte Indigo así embarra a Jesús Orozco Alfaro, secretario general de gobierno y luego Secretario de Finanzas. Su apodo del “Rey Midas” define todo. Lo menos que le espera es terminar su administración, pero preso…Claro, siempre y cuando se aplique el Código Penal y las normas que tutelan la propiedad de la nación y castigan su desviación en forma tan infamante.

Qué mejor “regalo” para el candidato del PAN, Jorge Luis Preciado, el aspirante in pectore del líder panista Gustavo Madero. Preciado ha sido operador político del hombre fuerte de esta, la segunda fuerza política del país en el Senado, bajo el halo de Gustavo Madero. De llegar triunfante a Colima, Jorge Luis sería una palanca azul al 2018 de Madero.

El candidato priista al gobierno de Colima, Jorge Ignacio Peralta Sánchez, es poco popular (“nadie es profeta en su tierra” y menos él) como economista egresado del ITAM, con la maestría en Universidad de Essex, Gran Bretaña.
Pero a Peralta Sánchez podría darle un susto su tocayo, Preciado quien ha sido coordinador de los senadores azules; es decir, recién salido de la fosa de los caimanes hacia la gubernatura de Colima.

La disputa allí será solo entre PRI y PAN. Las izquierdas no llegan al 5 por ciento de votantes. El PRD perfila a la alcaldesa de Cuauhtémoc, Índira Vizcaíno. Morena lleva al general retirado José Francisco Gallardo, designado como todos los candidatos a gobernador de Morena, por AMLO.

Guerrero: Estado fallido y el poder de la CETEG

El narcoestado y poderes fallidos de Guerrero, centran los focos rojos del conflictivo año electoral de 2015. Este podría ser la catapulta de su principal aliado, Morena y lateralmente el PRD; esto es, la tumba de los ultras.

Por eso, resalta la candidatura de Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, la apuesta de Andrés Manuel López Obrador por la primera gubernatura para Morena en Guerrero. La tentación golpista, le hace creer que podría someter al gobierno federal desde esa posición bajo su control, como lo hicieron sus compañeros de partido, con Cuauhtémoc Cárdenas reclamando la caída de Ernesto Zedillo vía acciones violentas, incluidos atentados y amenazas de muerte, hasta que lo doblegaron.

Aunque ahora el Presidente no es Zedillo, ni las condiciones las mismas, los pejistas de Morena y todas las izquierdas, creen que pueden repetir su “hazaña” con el mexiquense huésped de Los Pinos. Los candidatos a la gubernatura son poco conocidos; sacados de la manga a última hora, pero, como dice aquél, con estos bueyes hay que arar.

El ángel caído perredista, aunque peñista, Aguirre Rivero es el amo de la fortuna. Tuvo la osadía de repetir en la gubernatura. Sus electores olvidaron su culpabilidad (aún indirecta, como ahora en el Caso Iguala) en la masacre de campesinos en el vado de Aguas Blancas, de 1995.

Aguirre, “renunció” tras el Caso Ayotzinapa y ni quien lo haya culpado; ninguna marcha pide su cabeza. Más aún, su partido, el PRD lo mantuvo como factótum; siguió definiendo candidaturas y estrategias. Por eso, el otrora favorito de las izquierdas a la sucesión estatal, el senador Armando Ríos Píter, prefirió renunciar antes que negociar su candidatura con el Grupo Guerrero.

Aguirre no terminó de borrar las huellas de su nepotismo y defraudaciones en su fallida administración –iniciada en 2011- y completó una de las fortunas mayores de la comarca, en su carrera de despojo rapaz –conforme a medios nacionales y locales- en el estado más pobre del país.

Su nepotismo voraz, jamás fue tocado, sino al final pero hay al menos18 familiares y prestanombres suyos, en prisión. Logrando la candidatura de quien fuera su Secretaria de Desarrollo Social en Guerrero, Beatriz Mojica, con posgrados en Europa bajo el brazo y un historial como luchadora social.

Las encuestas ubicaban al PRD (de Mujica, cuando aún no había candidatura al gobierno estatal) como el favorito frente al resto de competidores, por 15 puntos sobre su principal competidor, el PRI. Arrinconados, silenciados, arrodillados, los precandidatos al gobierno estatal, apenas se asomaban.

Un priista poco mencionado entre los aspirantes, Héctor Astudillo Flores, tiene el mérito de ser hijo de Héctor Astudillo Bello, guerrerense integrante de la 1ª Legislatura del entonces, Departamento del Distrito Federal y secretario del gobernador salinista, José Francisco Ruiz Massieu.
Esto poco o nada le dice al Guerrero de hoy, secuestrado por las narcoguerrillas que “buscan ganar el poder a punta de movilizaciones, como Benito Mussolini en 1922, sin franquear la aduana de las urnas”, apunta Sergio Sarmiento (Reforma y Radio Red).

Raymundo Riva Palacio (en diversos tiempos estrella de Excélsior, El Universal o el diario “24 horas”, que fundó y dirigió) abunda: “en Guerrero hay una estrategia guerrillera, que tiene en acción ofensiva y beligerante a través de su frente de masas, que es el Movimiento Popular Guerrerense”.

Proceso da luces: familiares de cinco desaparecidos –escribe- pidieron (sin éxito) al presidente del Congreso estatal, Bernardo Ortega Jiménez, promover con sus hermanos (líderes del grupo criminal “Los Ardillos”), que liberen a las víctimas…

Es obvia la relación del crimen organizado y los poderes Ejecutivo y Legislativo allí: “Guerrero vive una estrategia guerrillera, que tiene en acción ofensiva y beligerante a través de su frente de masas, que es el Movimiento Popular Guerrerense (MPG)” alerta Riva Palacio…Este movimiento es una organización paraguas bajo la cual se articulan los maestros de la disidencia, organizaciones de derechos humanos, colectivos sociales, campesinos y de abogados…se conectan con el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y sus ramificaciones Ejército Revolucionario Popular Insurgente (ERPI), Ejército de Liberación Nacional (ELN) y Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP). Lo que le hicieron a los periodistas y sus familias en Tlapa de Comonfort fue un juicio sumario. Y las únicas organizaciones que hacen juicios sumarios, son las armadas” y ese tipo de lenguaje se ha usado contra periodistas y otros sectores opuestos a ellos, aunque solamente en secuestros que han ocurrido, sin sangre de por medio.

PRD y PRI, parecen los mejor posesionados en la intención del voto. Destaca un tercero en discordia, el candidato de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, nieto de un fundador del PRD y funcionario en el gobierno de capitalino AMLO cuando fue Jefe de Gobierno del DF. Es decir, una línea de miras como la que blanden normalistas y anarketo

La duda es si Morena y el PRD, podrán remontar la malobra de Aguirre. Su nepotismo, resulta insultante: Veamos la enorme parentela metida en la nomina:

Carlos Mateo Aguirre Rivero, secretario A de despacho. Sueldo, 109,722 pesos; Jesús Ernesto Aguirre Gutiérrez, coordinador de Proyecto; sueldo 80,891 pesos; Víctor Aguirre Alcaide, subsecretario de desarrollo político; Raúl Salvador Aguirre Valencia, director A general en la oficina de la Secretaría de Finanzas; Juan Antonio Sandoval Aguirre, director A en la Procuraduría General de Justicia de Guerrero; Luz del Carmen Reina Aguirre, directora A en la Secretaría de Finanzas; Hortencia Victoriano Aguirre, directora A en la Tesorería de la Secretaría de Finanzas, entre otros.

Ángel Aguirre Herrera, hijo del ex gobernador Ángel Aguirre y precandidato del PRD a la alcaldía de Acapulco, aseguró que ni él ni su padre tienen de qué avergonzarse, pero orillado por el peso de las evidencias, presentó su renuncia a esa aspiración y su padre, renunciabas al PRD del que siguió como consejero nacional, a pesar de su papel en los crímenes de Iguala.

Así Guerrero es la incógnita sobre la suerte del PAN, el PRI, el PRD y Morena, en un choque a morir.

Michoacán: ¿Cocoa amarga para victoria de Aureoles?

Silvano-Aureoles,-se-dice-consentido-de-Los-Pinos

El juanete que persiste en el quehacer del gobierno de Peña Nieto, Michoacán, entró en la antesala incendiaria de las elecciones para –ahora sí- elegir gobernador, libre de títeres y titiriteros. Las elecciones poco o nada cambiarán.
Luisa María Calderón, Cocoa, piensa que le amargará –si no es que le arrebatará- la gubernatura al perredista, Silvano Aureoles, en una competencia a modo.
Ya La Tuta, se esfumó tras una cirugía, dicen. Tiró a tres gobiernos y a un Comisionado, y tan campante; feliz.
Lazarito jugó y con Leonel Godoy, creció. Cobró como maestro aún después que lo cachó la prensa.

Silvano Aureoles (PRD) aparece como el favorito en todas las encuestas, con el VoBo del PRI. Pero no de La Cocoa; se le adelantó y entró en campaña semanas (¿o años) antes. En Navidad y Año Nuevo, visitó hogares, entregó colaciones y abrazos.

Con empate con el PRD en 36 por ciento de intenciones del voto, el PRI lleva a José Ascención Orihuela, seleccionado por sobre otros cinco aspirantes para enfrentar a Luisa María Calderón (PAN) y el abanderado por el PRD, Silvanano Aureoles.

Chon fue alcalde de Zitácuaro, diputado local y secretario de Desarrollo Agropecuario y Forestal estatal, según su semblanza publicada en la página del Senado. Sobresale que, junto con David Penchyna, fue impulsor de la llamada Reforma Energética del Presidente Peña. Anuncia un proyecto «plural» y «de unidad» para Michoacán.

Luisa-Maru00EDa-Calderu00F3n,-La-Cocoa-no-daru00E1-tregua-a-Aureoles

NL: Ivonne no la tiene fácil ante Cantú y los Medina

Ivonne-u00C1lvarez,-Nuevo-Leu00F3n-en-riesgoLa cereza electoral, Nuevo León, enfrentó una guerra pública y otra, la familiar; antes de tener candidatos formales las principales fuerzas, aunque la batalla central será entre el gobernante PRI y la segunda fuerza estatal y nacional, el PAN.
Y en NL “votan” narcopolíticos, casineros y el “papá incómodo” o el verdadero gobernador.

De la inicialmente favorita para sacar al PRI de Nuevo León, Margarita Arellanes, es fama pública su nexo con Juan José Rojas Cardona, El Zar de los Casinos. Sí, usted lo recordó. Sus establecimientos no fueron tocados cuando a nivel nacional se desató una persecución contra estos giros y Margarita simuló que si los clausuraba.

La derrota a Gustavo Madero, su impulsor, fue total. Los panistas quieren ganar con dignidad, dicen, tras el éxodo que se produjo con figuras como Rogelio Sada Zambrano o Fernando Elizondo. Asimismo, el Grupo San Nicolás y el Grupo San Pedro, que arrastran a varios municipios.

La priista Ivonne Alvarez, senadora, de 36 años de edad y de extracción cetemista fue diputada local (2003-2006) y alcaldesa de Guadalupe (2009-2012). Enfrentó un largo proceso judicial aún ante la Corte, por haber dejado la alcaldía para contender en la elección de julio, en septiembre del mismo año y asumió como Senadora. Dejó en el camino a la otrora favorita amiga de Beltrones, Cristina Díaz, dirigente de la CNOP.

El PRI supo del Grupo Allende, el de los moches, el reparto de concesiones y transas que le achacan a Humberto Medina, padre del gober de salida, Rodrigo Medina y no se sabe que haya hecho nada.

Las encuestas y observadores siempre vieron como favorita a entre todos a Arellanes, hasta que en el Día “D”, resultó vencida por Felipe de Jesús Cantú, por al menos siete puntos porcentuales en las internas.

Lo que pocos saben, es que el coco del PRI, es la fama de Humberto Medina Ainslie, padre del gobernador. Conforme a denuncias en medios, opera la fachada de la Notaría Pública 18 como cuartel en la calle Mississippi 51, Colonia del Valle, en la Popof, San Pedro Garza García. Allí se gestionan lo que no permiten los reglamentos o la ley en la burocracia del Palacio de Gobierno.

El Grupo, como le llaman, se compone, según publicaciones no desmentidas, por Francisco Valenzuela, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado; Gustavo Cavazos, operador del Grupo Allende; Luis Marroquín, secretario de Obras Públicas; José Luis Monroy, director de Administración de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey; Alberto Rhodes, director de Administración y Finanzas del Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Deshechos; Enrique Laviada, coordinador General de Comunicación Social del Estado; Gina Ramos, coordinadora de Prensa;  Rodrigo Montalvo, director General de Administración de Seguridad Pública; Ramiro Montalvo, director de Administración del Comité de Construcción de Escuelas; Rosalva Llanes, coordinadora de Relaciones Públicas Interinstitucionales, y Álvaro Ibarra, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional.

Rodrigo-Medina,-su-mal-gobierno-pondru00E1-en-un-brete-al-PRI

Querétaro: Río de empleos y divisas ¿Cómo competirle?

Francisco-Domu00EDnguez,-trataru00E1-de-recuperar-Queru00E9taro-para-el-PAN

Gobernado desde 2009 por el peñista José Calzada –tras de dos sexenios panistas, con Ignacio Loyola y Francisco Garrido Patrón- Querétaro enfila a una sucesión estatal que se avizora se disputarán PRI y PAN. No hay más.

Las elecciones de gobernador suelen ser más una calificación al gober que se va y otra parte al candidato que se ve avalado por el mismo partido.

Ricardo Anaya Cortés, candidato a diputado local que logró aumentar en 400 por ciento la votación en su distrito, fue coordinador de su grupo parlamentario, líder estatal azul y presidente de la Cámara de Diputados. Al renunciar el líder nacional de AN, Gustavo Madero, Anaya Cortés lo sucedió por unas semanas con la mira en Querétaro, pero al final le ganó la nominación el senador Francisco Domínguez, señalado de oscuros nexos con personajes del crimen organizado.

Querétaro, para desgracia de los panistas, está bien gobernado. José Calzada Rovirosa (nieto de otro gobernador) fue calificado al final de 2014, como el mejor mandatario…La inversión extranjera llegó a los 166 a mil mdd; la generación de empleos formales linda las 400 mil plazas, cuando la promesa del entonces candidato fue de 100 mil. Así, el candidato del partido de Calzada, alcalde de la capital estatal, Roberto Loyola Vera parece recibir la mesa servida, si no fuera por su obra. Rebasa todo récord de halagos en obra ejecutada. Por algo es la ciudad con más atracción poblacional en el país.

Aún así, habrá que esperar la votación

Roberto-Loyola-Vera,-adelanta-en-Queru00E9taro

SLP: Narcoalcalde perredista, preso; no será “gober”

En SLP volvió a perder Gustavo A. Madero que, junto con Santiago Creel Miranda, apoyaba a Alejandro Zapata Perogordo: Sonia Mendoza Díaz va con el apoyo disimulado del gobernador, Fernando Toranzo. Hay que recordar que él era panista; hace seis años se tuvo que disfrazar de priista y así derrotó al entonces favorito, Alejandro zapata Perogordo, del PAN. Sonia logró 505 votos de diferencia frene a Zapata Perogordo, pero en segunda vuelta (celebrada el 15 de febrero).

La batalla también en SLP es PRI-PAN, donde no figuran seriamente ni el PRD, Morena u otros partidos menores.Del PRD lo relevante es que hizo emerger el tema de la narcopolítica, con el arresto del alcalde con licencia de Soledad de Graciano Sánchez, José Ricardo Gallardo Cardona, aprehendido bajo cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, informó este martes el titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio.

En tanto, el PRI no parece muy convencido de ganar con un grisáseo Juan Manuel Carreras López, secretario de Educación estatal como aspirante a gobernador. Fungió como secretario de Programación y Presupuesto, y de Desarrollo Social y Regional en la entidad.

El tricolor ya estuvo fuera. Jesús Marcelo de los Santos Fraga, aunque ese fue un sexenio de conflictos por entregar la minería a extranjeros, a costa del medio ambiente; en su administración se disparó pobreza y la violencia.

San Luis parece que no tiene para donde hacerse. El gobierno estatal, “gris”, realmente está en manos de María Luisa Ramos, esposa de Toranzo. Ella es “la señora gobernadora”.

Sonora: Pavlovich, quemada por caso ABC

Claudia-Pavlovich-quiere-ser-la-primer-gobernadora-de-Sonora

El favorito en encuestas para lograr la gubernatura de Sonora, el PRI, se inclinó finalmente por Claudia Artemisa Pavlovich Arellano, de 46 años, senadora, su ex lideresa estatal. Enfrentará al poder del dinero que observadores y medios ven en los dueños de Sonora, los Gándara. Javier, va.
Los dos partidos se adjudican en encuestas dos tercios de las intenciones del voto.

Si en alguna entidad se percibía ventaja obvia del PRI, era en la Sonora gobernada con tantos desatinos por el panista Guillermo Padrés, descendiente de Plutarco Elías Calles, fundador del PRI.

Padrés Elías, creen analistas, ha derrochado el bono democrático con que llegó. La soberbia de construir a ojos vistos una presa multimillonaria en su propio rancho, con recursos obviamente oficiales, cayó como gancho al hígado
a Sonora, en eterna guerra por el agua.

¿Qué mas podría pedir el PRI para abrirse paso de regreso?
Pero Ernesto Gándara Camou tenía su propio camino al fracaso: la ostentación de cinco millones de dólares para su campaña. Sus familiares con él, poseen ranchos y hoteles que crecieron en el gobierno de de Vicente Fox.

Y Pedro Gándara Magaña (del PAN) no es menos manirroto cuando de promoverse se trata; hizo su cochinito como alcalde de Hermosillo (2009-2012) en donde siguió la pauta de alcaldes pillos “dueños” del país: dejó una deuda de mil 698 millones de pesos al ayuntamiento y jamás justificó ni la mitad en inversiones que fueran arropar a un grupo de empresarios que ahora son su apoyo camino al poder.

Eso no hace mejor candidata a Pavlovich, pero será un intento de escarmiento a los gandallas. A la priísta, le acompaña el pecado de haber intentado socavar el asunto de la guardería ABC, lo que con toda seguridad le será recordado en la campaña por venir.