Inicio Columnas ¿EN DÓNDE ESTÁ CARMEN ARISTEGUI?

¿EN DÓNDE ESTÁ CARMEN ARISTEGUI?

354
0

Por: Jorge Pérez Sánchez / Twitter: @JPS1150

A sus 55 años de edad, la periodista mexicana Carmen Aristegui, ha conseguido posicionarse como la voz de un amplio sector de la sociedad, cansado de la corrupción e impunidad en cualquier esfera de poder en México.

El periodismo y los temas políticos le vienen en la sangre, pues su padre, de origen español, llegó a México cuando apenas era un niño, refugiado, producto de la Guerra Civil de aquel País.

Por citar algunos de sus reportajes, ha abordado asuntos de pederastía; abrió hilo en el tema de una importante red de prostitución que operaba en la Ciudad de México; se enemistó con Televisa por su fuerte crítica y, entre otros temas, entrevistó al ex Presidente Miguel de la Madrid, quien le dio datos duros en contra de Raúl Salinas de Gortari.

Con la llegada de Enrique Peña Nieto al poder, Carmen Aristegui echó mano de toda su experiencia para posicionarse como un medio real de contrapeso.

El 9 de noviembre de 2014, el reportaje de La Casa Blanca cimbró a todo el aparato de comunicación del Gobierno de la República, y es, quizá, uno de los primeros golpes mediáticos que calaron hondo, afectando la credibilidad del ex presidente Peña Nieto quien tuvo un mal control de daños respecto a dicho tema.

Todo comenzó cuando Angélica Rivera concedió su primera entrevista, ya como primera dama, a la revista ¡Hola! y permitió el acceso a reporteros de ese medio para conocer la casa (mansión) donde vivía junto al mandatario y los seis hijos de ambos.

Para la publicación del reportaje, Carmen narró con orgullo que se trató de una investigación -de varios meses- en donde intervino su equipo cercano y contó con el apoyo de la plataforma de periodismo latinoamericano Connectas y el International Center four journalists.

A través de su página de internet www.aristeguionline.com conocimos todos los detalles en una extensa investigación que no dejó lugar a dudas de que se trataba de una propiedad a nombre de una firma de un empresario que había recibido importantes contratos en la administración de EPN cuando gobernó el Estado de México.

El documento fue extensivamente reconocido y le valió al equipo de investigadores el premio Nacional de Periodismo Gabriel García Márquez y el Colpin 2015.

Pero Carmen fue más allá, sabía que podía llegar más lejos, en la emisión matutina de su noticiario radiofónico, en MVS, el 15 de marzo de 2017, anunció su adhesión al proyecto llamado MexicoLeaks, concebido como un espacio de denuncia y transparencia al servicio de la sociedad, y cuyo nombre alude directamente al portal Wikileaks, creado para los mismos fines y que le ha valido la persecución del Gobierno de Estados Unidos a su creador, Julian Assange.

Esa fue la última emisión al aire de la periodista mexicana en MVS, y la empresa se deslindó de las declaraciones hechas durante la transmisión del programa de aquel día de marzo.

Fue hasta un año y nueve meses después, cuando Carmen Aristegui regresó a la radio bajo el cobijo de Grupo Radio Centro, en el 97.7 de frecuencia modulada, y para ese entonces, ya había conseguido una amplia aceptación social en su plataforma de internet y en redes sociales. Actualmente cuenta con 7.6 millones de seguidores en facebook y 8 millones en twitter.

En la campaña Presidencial, ese medio de comunicación fue talante en la información a la mano de los votantes, quienes poco a poco generaron un juicio de cada uno de los candidatos a la Presidencia de México.

Pero tras la llegada del nuevo gobierno,  en el auge de la cuarta transformación, nadie ha vuelto a ver a Aristegui, parece que se la llevó Carmen, y no aparece.

Resulta sumamente extraño su silencio –y el de su equipo de trabajo- en la consulta, con notables fallas, que envió al bote de basura el proyecto aeroportuario de Texcoco.

¿En dónde estuvo cuando se licitaron los 8 mil millones de dólares (dinero de los mexicanos) para poder construir la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, a pesar de que analistas debaten fuertemente acerca de la viabilidad de ese proyecto?

Qué interesante habría resultado el análisis del equipo de investigación de Aristegui acerca de los paupérrimos candidatos propuestos por AMLO para conformar la Comisión Reguladora de Energía.

Poco dijo cuando nos convertimos en la policía local del país del norte para frenar a migrantes a diestra y siniestra con la estrenada Guardia Nacional.

¿Dónde estás Carmen? Seguramente si estuvieras aquí ya habrías hurgado a detalle acerca de las consecuencias ambientales que el tren maya puede traer consigo; queremos que seas esa voz que debata con la madre tierra, quien ya otorgó su permiso y tal vez ni te enteraste.

En junio, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la impunidad, presentó un análisis que refleja que durante los primeros siete meses del actual gobierno, 3 de cada 4 contratos gubernamentales (77.3%) se asignaron por adjudicación directa, es decir, sin ningún procedimiento de licitación pública (16%).

Unitet S.A de C.V. de Carlos Slim, Total Play Telecomunicaciones, de Ricardo Salinas Pliego y Operbes S.A de C.V. de Emilio Azcárraga, son las empresas quienes recientemente ganaron las licitaciones para dotar de internet a instituciones públicas.

¿En serio podemos creer que ya se acabó la corrupción?

Carmen, devuélvenos a Aristegui, cuando ella estaba dijo alguna vez:  “No hay democracia posible sin prensa independiente… que exponga los asuntos de interés público con rigor, con fuerza y con la claridad que se requiere en tiempos como los que vivimos en México”. 

Nos leemos la próxima semana.

SIGNOS

Con los nuevos nombramientos de esta semana en el gabinete del Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, resurgió en la esfera pública el nombre de Horacio Ríos Cano, quien fuera Secretario de Desarrollo Económico durante la gestión de Manuel Ángel Núñez Soto, y en esa misma administración, fungió como titular de INVIDAH. Ríos Cano tiene, por cierto, amplia experiencia en el proyecto PLATAH, el cual busca apuntalar a la zona del valle de Tizayuca por su importante ubicación geográfica.