Inicio Columnas EN HIDALGO ¿SE HUNDIRÁ MORENA?

EN HIDALGO ¿SE HUNDIRÁ MORENA?

493
0

*El nubarrón de descréditos, pleitos, divisiones y arribo de personajes de todo tipo a las filas de Morena en Hidalgo, es el presagio que anuncia la tormenta perfecta que podría hundir el barco capitaneado por Gerardo Sosa Castelán y su cofradía; mientras el PRI se convertirá en un observador en casi todo el proceso de precampaña para que, en la recta final, asigne a sus candidatos.

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Aún nada está escrito del cual será el resultado en el próximo proceso electoral en el estado de Hidalgo. Fuerzas internas y externas provocarán consecuencias significativas en el reacomodo político en esta entidad.

El que fuera un tsunami “guinda” que arrasó con todos los colores en las pasadas elecciones federales, hoy parece una marea alta que comienza a regresar a las aguas de un mar lleno de desilusionados y molestos electores.

Entre frases frívolas llenas de encono social, don López rema contra marea ante el oleaje que han provocado sus dislates matutinos; una crisis humanitaria es la que se vive en nuestra Nación, esta crisis ha impactado de forma brutal a decenas de millones de mexicanos, debido a un contexto por la forma antisocial de la forma como, don López, ha conformado las políticas económicas –de producción  y fuerzas productivas–, de seguridad social y seguridad pública, que hoy lacera  la vida de millones de mexicanos.

Así las cosas, los futuros candidatos de Morena, en Hidalgo, subirán a un barco en el que deberán sortear los embates de la tormenta que cada día toma más fuerza ante los ambages de un presidente experto en crear todo tipo de crisis. Pero peor aún, pues se avizoran terribles motines en esa nave, pues habrá piratas que buscarán arrojar a muchos por la borda para poder apropiarse de un barco que comienza hacer agua.

Sí, habrá náufragos, ahogados y otros más que quedarán en islas desiertas, bajo la sombra del desprestigio y el olvido; Los que lleguen a buen puerto, como dice don López, tendrán sobre su cabeza un sinnúmero de “zopilotes” que estarán atentos a la vida política y de trabajo de los futuros alcaldes.

Sin duda, Gerardo Sosa Castelán sigue capitaneando el barco de Morena, hoy anclado en aguas donde predomina la calma chicha que presagia una tormenta perfecta para muchos. Sosa Castelán quiere 50 candidaturas a alcaldes, un número que se antoja como un agandalle total por parte del dueño de la primera casa de estudios de Hidalgo, la Universidad Autónoma de Hidalgo (UAEH).

El silencio de Sosa Castelán, y del rector de la UAEH Adolfo Pontigo, es sepulcral, absolutamente nada han declarado sobre las cuentas bancarias que fueron bloqueadas por el tan temible titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto, pareciera que los tuviesen en la cuerda floja y ante cualquier intentona de chantaje, abrirían fuego a discreción contra el Grupo Universidad

Todo indica que aquel horizonte soleado podría convertirse en un simple espejismo, Esos son los espejismos propuestos por muchos morenistas, incluyendo a don López, esa ilusión no se trata de salvar a los hidalguenses, sino la forma de organización económica, de poder y política que siempre ha caracterizado a Sosa Castelán.

Dicho de otro pelaje y con moderación mayor, es un rico muy rico de éste estado el que busca no perder activos ni tesauros tangibles propios, Los 156 millones de dólares representan mucho para el Grupo Universidad, y ese colosal monto compensatorio tiene un origen ominoso: los patrimonios y acervos inmuebles y bienes muebles creados por  miles de personas situadas en la órbita del poder de ese grupo que busca colocar a sus rémoras en las aguas de la simulación política.

Ante este presagio de tormenta que se presentará en MORENA, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha preferido espera mejores días, pues todo indica que la mayoría de sus candidatos no harán, prácticamente, precampañas; esperarán en la playa los despojos que arroje el mar después de la tempestad, para después, por lo menos en cuatro municipios –que son Pachuca, Mineral de la Reforma, San Agustín Tlaxiaca y Mineral de la Reforma—designar, en el último momento, a sus candidatos que buscarán el triunfo en los 84 municipios de Hidalgo.

Y como dice el refrán: “A clavo ardiendo, se agarra el que se está hundiendo”.