Inicio Exclusivas En Pachuca, el PAN busca ganar votos asiéndose a la memoria de...

En Pachuca, el PAN busca ganar votos asiéndose a la memoria de José Antonio Tellería (video)

79
0
Compartir

Ante los cercanos comicios de junio

El independiente, Julio Menchaca, aconseja a los ciudadanos reflexionar su voto analizando el perfil de los candidatos, según sus capacidades, para elegir la mejor opción en bien de la capital del estado, pues la elección no se trata de “cuestiones familiares”

 

Por Antonio Ortigoza Vázquez / Fotos Expediente Ultra y Especiales
Ante un panismo que en Pachuca busca conciliar las afrentas del pasado buscando asirse de la herencia política del ex alcalde José Antonio Tellería Beltrán, para retornar a la Casa Rule, el candidato independiente Julio Menchaca pide a la ciudadanía analizar el perfil, la experiencia y las propuestas de los diversos candidatos para elegir a la mejor opción, pues la elección del 5 de junio ‘‘no se trata de cuestiones familiares’’.

Menchaca va por la alcaldía
Menchaca va por la alcaldía

Sin medias tintas, el hombre que ha ido creciendo ante el electorado pachuqueño, sostiene que los aspirantes al gobierno de la ciudad no deben cimentar su capital político ‘‘presumiendo las virtudes de la familia’’. Ante un panismo que en Pachuca busca conciliar las afrentas del pasado buscando asirse de la herencia política del ex alcalde José Antonio Tellería Beltrán, para retornar a la Casa Rule, el candidato independiente Julio Menchaca pide a la ciudadanía analizar el perfil, la experiencia y las propuestas de los diversos candidatos para elegir a la mejor opción, pues la elección del 5 de junio ‘‘no se trata de cuestiones familiares’’.

Y ahonda: “Es como si yo tengo un hermano que es un excelente neurólogo, una hermana que es excelente arquitecta, pero no por eso yo sé curar o recetar medicamentos, ni sé construir casas; tengo un hermano que es contador y que es empresario, entonces no por eso sé revisar contabilidades; también, una hermana maestra que tiene muchos, muchos, más de 40 años de ser maestra, y yo no tengo esa facultad’’.

Resume su punto de vista, situado en la arena electoral: “Yo no puedo estar presumiendo de las virtudes de mi familia, yo expongo mi perfil a los electores para que califiquen mi experiencia, mi formación y mis conocimientos, para que yo pueda ser presidente municipal”.

Sopesa entonces: “Y curiosamente, en el caso de la candidata del PAN, que su hermano fue un gran presidente municipal, el enemigo más feroz, el detractor más contundente que tuvo fue Daniel Ludlow, esposo de Yolanda Tellería, cuando fue presidente del PRI municipal. Y la hermana nunca levantó un dedo para defender al hermano, jamás”.

Pule su opinión: ‘‘Entonces, el abrogarse que un familiar cercano haya sido un buen presidente, y que ni siquiera haya tenido la atención de defenderlo ante los ataques de su propio marido, pues, pondría muy en entredicho el hecho de que se sigue una tradición familiar. La tradición familiar ahí fue desconocer, cuando menos desconocer al hermano. Darle la espalda, no ser solidario”.

Empero, se deslinda emitir juicios de valor y subraya: “Cada quien es responsable de sus actos, yo soy respetuoso y cuidadoso en no calificar, nada más lo expongo para quienes lo analicen, lo califiquen. Desde luego que eso demuestra quiénes somos; yo nada más diría eso: nos pone a cada quien en nuestro lugar”.

Indudable que las palabras del hombre que decidió dejar a su ex partido, el PRI, para buscar trascender de manera personal por la vía independiente, adquieren una dimensión especial en el actual contexto, donde el punto de reconciliación que por cuestiones políticas ha hecho que la candidata al Distrito XII de Pachuca y ex viuda de quien fuera el primero alcalde de Acción Nacional en la Bella Airosa, Gloria Romero, señale haber perdonado a su cuñada y hoy candidata a la presidencia municipal de la capital del estado, Yolanda Tellería, y a su esposo Daniel Ludlow Kuri, mismo que en su momento y siendo un recalcitrante priísta criticó ferozmente, como rememora Menchaca, la gestión municipal de Toño Tellería, fallecido en julio del 2008, tras una penosa enfermedad.

Ludlow aplaudiendo a Calderón
Ludlow aplaudiendo a Calderón

De hecho, no puede tampoco soslayarse en las actuales circunstancias que el apellido Tellería ha sido bandera no únicamente de la familia sino de muchos miembros de Acción Nacional que han buscado colgarse de la popularidad del primer panista que venció en las elecciones municipales de Pachuca, en el 2000, al PRI. Incluso en su momento, el advenedizo panista, Daniel Ludlow supo canalizar a su favor la cordial relación familiar con el ex alcalde, su cuñado, para abrirse un espacio como candidato a diputado federal, en el 2006, del partido al que tanto crítico siendo en su momento funcionario del gobierno del estado el sexenio de Manuel Ángel Núñez, diputado local y dirigente del PRI, en la Bella Airosa.

Las nuevas generaciones quizá ignoren el pasado priísta del oportunista Ludlow Kuri, quien renegó del tricolor cuando le fue negada la candidatura a la presidencia municipal de la capital del estado y cómodamente decidió colgarse del nombre de la familia Tellería para predicarse un convencido panista. Ése mismo personaje ha tratado de mantenerse al margen de la campaña a la alcaldía de su esposa, Yolanda Tellería, hermana del desaparecido ex munícipe, para evitarle críticas o malos recuerdos de cuando el clan familiar se dividía entre priístas y panistas.

Y es ése mismo político el que reapareció el pasado día 18, durante la visita que hiciera el ex presidente Felipe Calderón, en apoyo a los candidatos de su partido. Ludlow se apoltronó despreocupado en la mesa de honor, a un lado de su esposa Yoli y de su concuña, Gloria Romero, aplaudiendo a raudales a Calderón.

¿Será?
¿Será?

Los panistas y en especial la familia Tellería, buscaron así ser la representación de la unidad y la fortaleza moral de su partido, objetivo que quedó seriamente fracturado por la ausencia en el evento nada menos que del candidato a la gubernatura, Francisco Xavier Berganza que apenas se hizo visible para saludar al ex mandatario y retirarse de un evento al que, sin duda, no fue invitado, sobre todo luego de que el líder de Acción Nacional en Hidalgo, Asael Hernández Cerón, se encargó de deslindar a su instituto político de las declaraciones misóginas vertidas por Berganza durante el debate organizado por el INEEH.

¿CONCILIANDO AFRENTAS?

Pero, ¿qué opina la candidata a diputada local y ex esposa de José Antonio Tellería, Gloria Romero? ¿Realmente se han subsanado los agravios del pasado cometidos por Ludlow y avalados por el silencio de su esposa Yoli? ¿Ya los ha perdonado?

Dice la aspirante al Congreso Local, a pregunta expresa de este medio: ‘‘Sí, no tengo la menor duda, porque lo hago por mí, lo hice siempre por mí. Siempre he creído que no hay que cargar cadenas; perdí a un esposo a quien amé con toda mi alma y aprendí que teníamos que seguir adelante, pero también aprendí que se tiene que quitar muchas cuestiones que a veces a uno lo atan para continuar en la vida; entonces sí, definitivamente yo ya los perdoné, hace mucho tiempo y los perdoné por mí, porque yo no cargo cadenas, ni con rencores. Vivo la vida muy ligera y eso me ha ayudado para continuar sin mayor problema; el saber perdonar es olvidar esos rencores que a uno envenenan. Y yo no quiero vivir de esa forma”.

Sintetiza la viuda de Tellería: ‘‘Hoy tengo una gran relación con la familia de mi marido, hasta la fecha como con mi suegra, sigo tan unida como si estuviera mi esposo presente, y sí los he perdonado de corazón, desde hace muchos años’’.

De cara a los comicios, plantea Gloria Romero: ‘‘Queremos que los ciudadanos retomen la confianza en sus políticos y que les exijan que respondan en el ejercicio, y que respondan al voto de los ciudadanos, porque no es cualquier cosa cobrar un sueldo producto de los impuestos de los ciudadanos; hoy tenemos un puñado de gente que nos gobierna y que no conforme con unos sueldos altísimos, ahora también quieren ser constructores, quieren ser empresarios y no les dan la oportunidad a muchos empresarios de Pachuca para que participen en la obra pública’’.

YolandaTellería, Yoli, como anuncia la publicidad de su campaña, emite también su punto de vista, evitando entrar a los linderos de la polémica y los resquemores del pasado, dice: “Yo considero que mi familia es unida y respetable. Realmente el trabajo de mi hermano José Antonio, la ciudadanía es la que lo valora, la que lo aprueba, estas declaraciones para mí no tienen importancia, la ciudadanía lo valorará el 5 de junio’’.

Y sintetiza antes de que la figura de su esposo, Daniel Ludlow, ronde en la charla: “En lo personal, yo me siento tranquila, sé que vamos muy bien, dando la cara y respondiendo a las responsabilidades de los pachuqueños’’, concluye.

MENCHACA GANA TERRENO

Trabajando 20 horas diarias en busca de que el voto de los habitantes de Pachuca fomente una alternancia, el independiente Julio Menchaca, hace a un lado la polémica y emite su diagnóstico sobre la capital del estado. ‘‘Pachuca está sumida en un caos: en los servicios públicos, en la movilidad, se han invertido millones de pesos en proyectos en donde no se ha tomado en cuenta a la gente. En la masificación del transporte a través del llamado Tuzobús, en los parquímetros, en la Plaza Independencia, cientos de millones de pesos, que al estar ausente ese acompañamiento han generado un rotundo rechazo a esas políticas que pudieron haber tenido un éxito, si se hubieran sustentado, primero en proyectos de viabilidad y después, con esos proyectos de viabilidad ponerlos a la consideración de la gente y socializarlos de una manera muy efectiva”.

El candidato Independiente puede dar la sorpresa
El candidato Independiente puede dar la sorpresa

Añade en su evaluación: ‘‘Aquí se impusieron la aplicación de recursos públicos en este tipo de obras de impacto y lo que se ha generado es un enojo y una molestia. Existe un ¡ya basta! De cómo se está manejando la administración, de cómo se están manejando los recursos públicos particularmente en Pachuca, la capital del estado”.

Menchaca no se muestra arrepentido de haber renunciado a su militancia priísta y se dice entusiasmado con ir en busca del voto de la gente, exento de prebendas oficiales, sin más compromiso que atender a su proyecto personal que como político lo motiva a generar un verdadero cambio.

Al respecto, agrega: “El compromiso político, el hecho de que nos hayamos decidido a participar, a quemar las naves, es porque queremos ser trascendentes. Quemamos las naves, o sea, yo no estoy jugando, yo no le estoy haciendo el juego a nadie para que gane el PRI, como lo han estado tratando de utilizar. Yo quemé mis naves, yo tengo mi nombre y mi prestigio y ese es el que estoy poniendo a la consideración de las personas para generar equilibrios, para poder trascenderlo, este es una de las decisiones más importantes de mi vida y la estoy tomando con responsabilidad, con mucha seriedad y con mucho ánimo’’, dice convencido Julio Menchaca, el candidato que de acuerdo a los sondeos podría dar la sorpresa electoral en Pachuca, el mismo que pide a los electores analizar el perfil de los candidatos antes que sus ‘‘cuestiones’’ y ‘‘virtudes’’ familiares de las que, sin duda, se están arropando las abanderadas panistas de la familia Tellería: Yoli y Gloria.