Inicio Columnas ¿EN RIESGO, LA LEGALIDAD DE LAS ELECCIONES DE 2018?

¿EN RIESGO, LA LEGALIDAD DE LAS ELECCIONES DE 2018?

327
0
Compartir

SOLIGISMOS

 

 

* Otro escándalo: Acusan a Sosa y AMLO pactar Candidaturas por 50 mdp

 

Por Antonio Ortigoza Vázquez

El 17 de febrero de 2018 tuvo lugar una reunión, en las instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, entre el entonces candidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador y el cacique indiscutido de la institución, Gerardo Sosa Castelán, para acordar en torno a candidaturas a diputados federales y locales. A cambio, se ofreció “el voto corporativo” de la UAEH y 50 millones de pesos, que habría recibido Tatiana Clouthier, jefa de campaña.

Así lo denunciaron militantes de Morena en Hidalgo, quienes agregaron que Alfonso Romo, ya designado futuro Jefe de la Oficina de la Presidencia, estuvo presente en la discusión de los arreglos.

El asunto no es menor: hay denuncia formal ante los órganos internos de Morena, pero el caso podría llegar al Instituto nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Las acusaciones son gravísimas y las consecuencias, en la misma proporción, llegarían al cuestionamiento del proceso electoral del año pasado. De ese tamaño.

El acuerdo se arregló de la siguiente forma: 11 incondicionales de Sosa Castelán fueron postulados al mismo número de diputaciones locales (de tal modo que ahora Sosa, por medio de Morena, domina el Congreso local de Hidalgo) y cuatro más postulaciones a diputados federales.

El caso es que ahora, militantes/fundadores de Morena-Hidalgo, presentaron queja formal ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, y dieron a conocer el “arreglo” discutido y acordado ese 17 de febrero del 2018, en declaraciones al diario Reforma.

El pasado sábado 9 de marzo, un reportero de Reforma pidió al presidente de la República –de gira en Guadalajara- su parecer en torno a la denuncia y el primer mandatario replicó: “En lo que a mí respecta, te puedo decir que no es cierto”.

El reportero insistió en que, precisamente, los señalamientos han sido hechos por militantes en activo de Morena ante la Comisión de Honestidad y Justicia, y el presidente respondió: “La prensa fifí, los de Reforma, siguen con la campaña en contra nuestra, pero el que nada debe, nada teme y siempre hemos salido de la calumnia ilesos”.*

—¿Cree usted que esta denuncia es una calumnia?

—Sí.

—Pero el caso está en la Comisión de Honestidad y Justicia.

—En el caso de quererme involucrar. Sin duda que es una maniobra, un manejo sucio del periódico Reforma.

No obstante todo lo reiterado por el primer mandatario, añadió que está a favor que el caso “se reabra al interior de Morena y que se investigue por las autoridades”.

Esto último cobra enorme relevancia: de llegar al INE  y el TRIFE, el asunto puede tomar un cariz tremendo, ya que las consecuencias potenciales implicarían la aplicación de postulados legales que llevarían, de darse las circunstancias, a por lo menos una demanda de anulación de las elecciones, por lo mínimo, en el proceso correspondiente a Hidalgo, pero en el peor de los casos, llegaría a todo el proceso de la elección federal y la presidencial.

 

DOS GRANDES ESCÁNDALOS EN UNA SEMANA

La denuncia interpuesta por los militantes de Morena que se sienten excluidos de las nominaciones a cargos públicos en el pasado proceso electoral, vino a opacar un poco el escándalo previo, que reventó desde una institución oficial, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la que sorpresivamente anunció el congelamiento de cuentas bancarias de la UAEH, al descubrirse un trasiego de 22 cuentas en un banco suizo (Credit Suisse), donde se involucran más de una docena de países, por 156 millones de dólares (alrededor de tres mil millones de pesos) “de origen desconocido”.

Sosa Castelán, varios días después, salió a “explicar” que los fondos son”reservas financieras” o algo parecido, que se invierten en instituciones bancarias que pagan “muy buenos dividendos”. Algo raro, porque los bancos suizos no se caracterizan por pagar dividendos jugosos, sino todo lo contrario: Lo que tradicionalmente ha ofrecido la banca suiza ha sido “discreción”, es decir, la secrecía en el manejo de  cuentas a clientes que su mayor  interés es mantener su dinero oculto, fuera del escrutinio público y de sus respectivos gobiernos, no tanto los intereses que cobren por los depósitos.

Y Sosa Castelán aprovechó para quejarse que el congelamiento de las cuentas impide que se cumpla con el pago de los sueldos a maestros y empleados, las pensiones y las becas, al tiempo que aseguro que “todo el manejo de fondos es transparente” y se alcanzó un pronunciamiento de humorismo voluntario: “Deberían felicitarnos por el excelente manejo financiero, el fondo de 156 millones de dólares es la prueba del éxito logrado en el incremento del patrimonio universitario”. Pero casi nadie se rió del chistorete.

Así las cosas, todo indica que arranca la semana con las secuelas obligadas de dos escándalos político-electorales con un nauseabundo tufo que intoxica el ambiente, ya de por sí viciado de la Cuarta Transformación.

Pero es posible vaticinar que habrá más, muchos más escándalos, y que surgirán no necesariamente de la oposición, todavía postrada en el estupor de la derrota, sino de las mismísimas entrañas de Morena, donde los conflictos internos derivados de los trasiegos electorales y los manejos de la Cuarta Transformación ya hecha gobierno.

Tendremos un primer año del nuevo gobierno  ya no tanto movido, sino muy sacudido. Estaremos atentos.

*Los claros tintes de que estoy ufano,

han de salir de la calumnia ilesos.

Hay plumajes que cruzan el pantano

y no se manchan. Mi plumaje es de esos.

Salvador Díaz Mirón. (A Gloria).