Inicio Opinión Estupor nacional; armas se suben ¿al bullying?

Estupor nacional; armas se suben ¿al bullying?

761
0
Foto especial


*Niñez bajo fuego; acosos hasta el suicidio

* Urgen escuelas para padres y…para maestros

Cd. de México, enero 19/17 (agencia acento) Crece el estupor. Vuelve el desgarre de vestiduras. Pero ¡qué hacer cuando el bullying escala a las armas de fuego?

Ni escuelas públicas ni privadas, escapan. Niños deprimidos, suelen quedar en la soledad, cuando sus padres o hermanos no los creen que son agredidos, cuando se “atreven” a revelar su razón de temor a escuelas y amistades.
Por más que son casos aislados y atípicos, Monterrey alerta de que algo está mal entre alumnos; entre alumnos y maestros y entre ambos grupos y padres de familia, creen expertos.

Hasta ahora solo el Secretario de Gobernación ha lanzado una alerta. Invocó el sentido de ética pública para frenar efectos nocivos haciendo de una desgracia que involucra a niños en una masacre, motivo de morbo y solo alienta reacciones similares a futuro.

Miguel Ángel Osorio Chong pidió a las redes evitar reproducir gráficas que suman a la desgracia el amarillismo de imágenes impublicables.

En la lección fatal que ocurrió en Monterrey, se nos recuerda que tienen pendientes de ética muchos medios.

Por fortuna, la casi totalidad de televisoras y medios impresos, no reprodujo las imágenes del horror. Un adolescente armado, disparando a su maestra y compañeros, sin motivo aparente o al menos desconocido.

En la capital, el gobierno de Miguel Ángel Mancdera ordenó reactivar programas de “Mochila Segura”. A petición de padres de familia y aprobada por maestros, oficiales de policía revisan mochilas para evitar drogas, armas, o artefactos y material que pueda ser impropio para juegos o la enseñanza  infantiles.
Poco o nada ha cambiado contra el bullying

Poco o nada ha cambiado desde las crisis de suicidios y éxodo de escolares de años recientes, producidos –conforme a indagaciones de la SEP- a lo que se supone viene de siglos atrás, como aparentes juegos agresivos entre escolares.

Pero ni los hábitos alimenticios saludables en los niños han variado sustancialmente para atajar el sobrepeso ni se sabe de veto a alimentos evidentemente nocivos en esa área, ni los riesgos de violencia, como se ve.

Parece que maestros y padres de familia les debemos mucho por hacer a nuestros escolares.

El bullying en las escuelas sigue provocando incluso suicidios en niños de baja autoestima. Casos “anómalos” y “atípicos” se están haciendo comunes.

Monterrey se contagió de ciudades de EE.UU., en las que un día sí y el otro también, surgen portadores de armas –que allá es motivo de orgullo que protege la ley- que disparan a la policía, a estudiantes en colegios desde kínderes, hasta universidades.

El bullying en las escuelas es cada vez más común y se da con mayor frecuencia en niños más pequeños. El gran problema de esto es que el bullying puede afectar tanto la salud mental de un niño, situación que ha provocado se elevan los índices de suicidio como resultado del acoso, abuso y agreciones.

¿Qué es el bullying?

El bullying se refiere a un acoso y abuso psicológico y/o físico constante a una persona. Existen diferentes tipos de bullying y éste puede estar presente en personas de todas las edades. Se da con mayor frecuencia en la casa (familia), escuela (alumnos) y en el trabajo (compañeros).

Tipos de bullying

Abundan variantes de bullying: pueden ser personas las que ataquen a una sola o una persona atacando a otra.

Bullying psicológico o físico. Los hay en forma de agredir a una persona sólo con las palabras para menospreciarla basta, casos de abuso físico.

Medio del bullying: generalmente se da cara a cara de una persona atacando a otra. Solo que el avance tecnológico, se subió al ring y aparece  el cyberbulling.

Cada vez es más común el atacar a una persona a través de la computadora y sin enfrentarlo directamente, y frecuentemente en forma anónima.
¿Lo saben los papás y hermanos?

¿A quiénes afecta más el bullying?

Generalmente, las personas más vulnerables al bullying son aquellos pequeños con baja autoestima. Es muy común que los niños mayores acosen a los menores.

En las escuelas, los niños pequeños y con características diferentes a las de los demás son los más afectados puesto que es más sencillo molestarlos y es posible que al sentirse diferentes se sientan menos importantes o especiales.

Los niños no son los únicos afectados, también las maestras y maestros pueden recibir bullying por parte de los alumnos, ya que en muchas ocasiones no pueden controlar a un grupo y no le permiten hacer su trabajo.

Maltrato psicológico deja cicatrices

¿Cómo detectar un abuso o ataque en la escuela?

Uno de los mayores indicadores de que el niño está siendo abusado en la escuela es que odia ir a clases o que muestra temor cuando tiene que ir a clase.

Muchas veces creemos que el comportamiento es normal y lo dejamos pasar, pero es importante tomarlo como foco rojo antes de que sea demasiado tarde, exponen expertos.

¿Les hacemos caso?

Nos dicen que el mejor amigo del bullying es una mama o papá que no le creen a su hijo.

También puede ser normal que no quiera ir a casa de sus amigos o que no tenga amigos en la escuela. Es normal que los niños socialicen y no tener amigos puede ser causado por efectos del bullying.

Rara vez los niños van a decir algo a sus papás sobre el abuso que están recibiendo, ya que probablemente estén amenazados por el bully.

Los sicólogos nos dicen que es importante tener una comunicación constante con los maestros sobre el comportamiento de los niños, especialmente cuando hay un comportamiento anormal y/o diferente.

La tragedia ocurrida el día de ayer en el Colegio Americano del Noreste, en el municipio de Monterrey, Nuevo León, donde un menor atacó con un arma de fuego a sus compañeros dentro del salón de clases, deja una profunda marca no sólo en el Estado del norte, sino en toda la historia de México al ser el primer tiroteo dentro de una escuela.

La noticia causó revuelo a nivel internacional desde las primeras horas de la mañana, en redes sociales se “viralizó” el video de seguridad de los hechos y las imágenes inundaron Internet a los pocos minutos del suceso ante el desconcierto del cómo y del porqué. La zozobra no se hizo esperar.

La niñez bajo fuego ¿y la dejamos sola?

Las aristas que se desprenden del caso de Federico “N”, un adolescente de entre 14 y 15 años de edad, abarcan desde la depresión que padecía, de acuerdo con lo declarado por Aldo Fasci -vocero de seguridad de Nuevo León-, hasta la poca o nula seguridad que reina en los planteles, plantea Reporte Índigo hoy.
Y ocurren fenómenos así en centros educativos, tanto privados como públicos, pasando por el bullying, problemas familiares, la violencia que impera en el país y en el mundo, que se promueve y propaga de forma velada y a veces muy explícita a través de las redes sociales, los videojuegos, las series o las películas, el fácil acceso a las armas, entre muchos otros.

Fuente: depresión y soledad

Federico “N” ingresó a su aula de clases como cualquier otro día, pero nadie supo de sus intenciones hasta el momento en que accionó la pistola calibre .22, que llevaba consigo. Y entonces reinó el terror. Al menos así lo demuestra el video que circula en Internet, expone el diario.

Eugenia Vega, psicóloga de la Fundación APTA de la Ciudad de México, declaró en entrevista para Reporte Índigo que “una de las principales razones por las que se da la violencia y el suicido es la falta de inteligencia emocional, el equilibrio entre la salud mental, física y psicológica”. También detalla que cuando algo nos hace daño o nos duele el desequilibrio se hace presente, es cuando surge entonces la depresión, que luego puede terminar en sucesos lamentables como el de Federico, quien fue declarado sin vida antes de las 14:00 horas del día de ayer. Sus padres decidieron donar sus órganos: qué lección, dentro de su dolor.

Vega destaca que establecer relaciones sanas, placenteras, con amigos, escuela, medioambiente y familia es lo más recomendable. “Los papás son los principales responsables de promover la buena socialización de los hijos, porque como papás somos los primeros proveedores de un entorno social para los niños. Y si somos amenazantes, crueles o déspotas esto va a traer consecuencias negativas, porque el niño creerá que así es el mundo. Si por el contrario el entorno es amoroso, existe apoyo, seguridad y comprensión los niños tienden a pensar que así es el mundo exterior. El primer contacto social del ser humano son papá y mamá y punto”.

“El uso de la violencia les va enseñando a los niños que también se vale ser violento. Y no se vale ser violento, se vale defenderse, cuidarse, tener precaución, pero no vivir y generar un ambiente violento”, puntualiza la psicóloga.

Entorno violento

De acuerdo con la UNICEF, la violencia en México es un factor de la deserción escolar y una causa importante de muertes infantiles, pues miles de menores crecen en un contexto de violencia cotidiana que deja secuelas profundas e incluso termina cada año con la vida de centenares de ellos.

Mientras que la organización Human Rights Watch (HRW) alertó de un repunte de la violencia en el país, lo que se puede constatar por todo lo acontecido tras el gasolinazo, las balaceras en Cancún, Guerrero y otros Estados de la República, aunado al tiroteo que sacudió a Nuevo León ayer minutos antes de las 8:00 de la mañana.

El Informe Nacional sobre Violencia y Salud (ONU) detalla que al menos dos niños menores de 14 años mueren cada día a causa de la violencia en el país.

La experta comentó que los padres deben estar atentos a los menores, ya que son quienes pueden detectar cuando los hijos “van para abajo”, bajan de calificaciones, presentan cambios de conducta, aumento de la agresividad o se vuelven tímidos y callados. “La tarea de ser papás y velar por la salud de los hijos en todos los sentidos es lo más difícil que hay, es una observación constante”, destaca, y recalca que “no sólo hay niños que se suicidan, hay niños que matan. Que matan porque el valor de la vida se ha perdido. El caso del menor del Colegio Americano del Noreste es un lamentable ejemplo de los mensajes que hemos estado mandando a las nuevas generaciones, entre ellos, el de si pierdes la vida no importa”.

El clip de vigilancia muestra como Federico intentó matarse tras disparar a su maestra y compañeros. En dos ocasiones jaló del gatillo, pero las balas en el arma se habían agotado. Volvió a su lugar, recargó y sin dudarlo, accionó el arma contra sí. Sin embargo, ahí no acabó todo…

Armas sin fronteras

Un día antes del tiroteo en la escuela privada se llevó a cabo la destrucción de armas del operativo “Rápido y Furioso” en la Explanada de los Héroes. Y el gobernador del Estado, Jaime Rodríguez “El Bronco”, afirmó en rueda de prensa que: “Parte de la destrucción de la sociedad mexicana viene de la sociedad americana. De la tendencia de producir y producir armas de fuego que luego destruyen vidas. Y evidentemente nosotros tenemos que cerrar la frontera de México a la introducción de armas de fuego”.

El mandatario llamó a los padres de familia, estudiantes y maestros a reconfigurar valores para crear mejores ciudadanos con valores más sólidos. Y sucedió lo inesperado.

En total fueron destruidas cinco mil 97 armas que Estados Unidos proveyó a los narcotraficantes para rastrearlos, pero el operativo se le salió de control.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here