Inicio Opinión FALLECE ANTONIO ORTIGOZA, PERIODISTA APASIONADO DE SU PROFESIÓN

FALLECE ANTONIO ORTIGOZA, PERIODISTA APASIONADO DE SU PROFESIÓN

255
0
Compartir

*  A lo largo de su brillante y fructífera carrera, dirigió infinidad de revistas;fue autor del Libro 19 Negro: Génesis del terremoto en México» y  fundó en Hidalgo la Revista Expediente Ultra. Descanse en paz un grande del periodismo

 

Por Gustavo Cortés Campa

Especial para Expediente Ultra

Antonio Ortigoza Aranda falleció el pasado jueves 9 de mayo, después de un largo periodo de enfermedades que lentamente minaron su salud, en Pachuca, Hidalgo, en compañía de hijos y nietos.  Fue un periodista que siempre estuvo en la trinchera por casi 50 años, como reportero, jefe de redacción, director y fundador de varias publicaciones.

A los 18 años ingresó al Ejército y participó en las campañas sanitarias en el Sureste, en la erradicación de epidemias como la malaria y la terrible oncocercosis, una tarea patriótica escasamente reconocida a nuestras fuerzas armadas.

Fue después comisionado en el Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización (DAAC), con su paisano, el legendario Norberto Aguirre Palancares y desde entonces le tomó afición al periodismo, al que se dedicó el resto de sus 71 años de vida.

Después estuvo en la oficina de prensa de la policía del DDF, con el general Gutiérrez Santos. De ahí pasó al diario Rotativo, donde fue subdirector.  A principios de 1985 sufrió un derrame cerebral que le sacó de circulación casi un año, pero aún convaleciente tuvo arrestos para salir a reportear la terrible tragedia del terremoto del 19 de septiembre de 1985.

Producto de ese acucioso trabajo de campo fue el libro «19 Negro: Génesis del terremoto en México», obra editada por la Editorial Ovaciones, pero el dueño, González Parra, no le pagó ni un peso de regalías.

Trabajó los siguientes años en las revistas «Quehacer Político» y «Cambio».  Posteriormente fue editor del diario «Sol del Valle», que él convirtió en «Sol de Satélite».

Después fue director del «Semanario Cómo». Participó asimismo en la fundación de la revista «Quién», que a la postre compró Televisa.

Participó también en la mesa de redacción en el diario «Unomásuno»  cuando lo adquirió Manuel Alonso Muñoz, y en la revista  especializada «Economía Nacional».

En el último tramo de su vida, junto con su hijo Antonio, en Pachuca fundó la revista política «Expediente Ultra», que actualmente dirige su hijo.

Fue una larga trayectoria, con las vicisitudes que la inmensa mayoría de periodistas enfrentamos, saltando de un empleo a otro.

Ahora nos toca darle la despedida al muy querido colega y amigo.

Descanse pues, finalmente, el que fuera incansable Antonio Ortigoza.