Inicio País Falló el sabotaje y El Grito como El Desfile, brillaron

Falló el sabotaje y El Grito como El Desfile, brillaron

*Un puñado de protesta fue captado con leyenda “Peña asesino” *La tradición de dos siglos, atrapó a cien mil asistentes al Zócalo *AMLO se replegó en 2006 con su plantón y hubo Grito y Desfile

685
0
Foto: 24-horas.mx

 

CD de México, 16 de septiembre de 2015 (agencia acento) Falló el boicot y El Grito lució con el Zócalo a reventar.

Aún bajo lluvias intermitentes, un coro de cien mil voces secundo al Presidente Peña, en  la arenga de cómo la que hace 205 años lanzó el cura de Dolores y Padre de la Patria, Miguel Hidalgo y Costilla, hacia la media noche.

Fallaron en su frustrado saboteo a este ceremonial que se inició con Nicolás Bravo hacia 2012, que simuló un desfile que hoy es una de las tradiciones más populares, en la fiesta nacional del país.

Por quinto año, el llamado “sentimiento antisismético” contra el gobierno federal en turno, no pasó. Y anoche la Campana de Dolores –que es uno de los llamados “símbolos patrios”- repicó a manos del Presidente Peña.
Luego el mandatario con el pecho cruzado por la bandera tricolor, lanzó la arenga que la tradición ha ido moldeando, en recuerdo del Padre de la Patria, Miguel Hidalgo y Costilla, lanzó esa madrugada del 16 de septiembre en 1810.

Como es sabido, la Guerra de Independencia  de México, fue encabezada por un buen número de curas –Hidalgo lo era de Dolores, Guanajuato- y en su pequeño curato logró formar un ejército civil con asistente a la misa que ese domingo. Iban a asistir a la misa dominical; terminaron enrolados en la  rebelión hacia la libertad e independencia del país.

México no se explicaría la fiesta nacional más importante del año, sin El Grito y el Desfile de hoy.

La corriente que ha querido afectar actos del Presidente –ya sea el Informe que por ley debe rendir cada año ante el pueblo vía El Congreso o los de las Fiestas Patrias- ha tenido acciones de sabotaje desde la administración del Presidente Vicente Fox en el año 2000,  incluyó a la de Felipe Calderón y ahora a la de Peña Nieto.

Anoche, un puñado de jóvenes se puso playeras y aviso a los medios proclives a esas acciones de saboteo y se registraron graficas de una hilera de manifestantes en hilera, formando la leyenda “Peña Asesino”.

El Grito, como se llama a esta ceremonia, se repite en todas las plazas principales de la capital en cada una de las demás 31 entidades del país, en las capitanías de puerto, los consulados y embajadas mexicanas en el extranjero.

Peña hizo tañer la misma campaña que tocó el cura Hidalgo hace 2005 años, colocada hace más de un siglo sobre la Parte superior del balcón central de Palacio Nacional, de cara a la plaza principal, llamado Zócalo, que fue la ciudad sagrada del imperio azteca.

La arenga así se debería hacer la madrugada del 16 de septiembre, pero se fue trasladando a la media noche del 15 de Septiembre, para no madrugar.

En cambio el desfile sí se mantuvo para el 16 de septiembre, en recuerdo del que por primera vez se efectuó bajo el mando de Ignacio Rayón efectuó una formación de su ejército y efectuó una descarga de artillería, e hizo tañer la campaña de Dolores, repitió la arenga de Hidalgo y leyó la proclama de independencia que escribió Andrés Quintana Roo en 1812, mientras la población encaló paredes y decoró con mecheros.

En 1813, Morelos decretó como fiesta nacional el 16 de septiembre; lanzó además, sus Sentimientos de la Nación, a manera del equivalente a una Constitución y ya en 1824 se efectuó un desfile en forma, frente a la Alameda Central.

En 1833, el desfile se tuvo que cambiar al 4 de octubre, ante la epidemia de cólera que azotó al país.

En 1847, el pueblo recordó la gesta con agresiones al ejército invasor de EU, a pedradas y actos de sabotaje.

En 1916, el Presidente Carranza por única vez suspendió El Grito, ante una gripe que le agredió y le impidió salir al balcón de Palacio Nacional.

En 1968, la rebelión estudiantil se manifestó allí con una rechifla al Presidente Gustavo Díaz Ordaz.

El Grito y El Desfile ha sido oportunidad de protesta –como las miles que se han hecho frente a Palacio Nacional desde que México era Nueva España- pero 2007, en que la ciudad fue “partida” en dos por el entonces candidato presidencial perdedor, Andrés Manuel López Obrador, con un  plantón” a lo largo de la ruta del Desfile, la protesta así tuvo qwue ceder.

El entonces secretario de la defensa, responsable de la principal del país, especialmente para El Grito y el desfile,

advirtió a AMLO: “El Grito y El Desfile, se van a celebrar, como siempre; tienen 48 horas para desalojar” y AMLO se replegó y se retiró. La población jamás olvidó ese agravio del tabasqueño a la capital, la ciudad que más votos le ha dispensado. Y según expertos, fue el motivo que en la siguiente elección Presidencial, no le votó arrolladoramente como esperaba el hoy líder de Morena, rumbo a su tercer intento.

El fallido sabotaje de anoche recuerda los intentos por sabotajes que así, terminan por revertirse a los autores.

Se verá si tuvo el mismo efecto ahora que en 2016 habrá elecciones en 17 estados del país.

Con la fiesta nacional, México entila al último tercio del año.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here