Inicio Columnas FEDERALISMO: CON ESO NO SE JUEGA

FEDERALISMO: CON ESO NO SE JUEGA

292
0
Foto especial

*Germán le trae ganas a Silvano; lo quiere “desaparecer”

*IV Informe: las variantes y lo de siempre

*Los recomendados de Batres; corrupción solo cambia de nombre

Por Martha Elba Torres Martínez/ Semanario Los Periodistas

Efectivamente, moralmente derrota, la oposición –específicamente el PAN- abrió un juego de inmensurables consecuencias que puede llevar a México a escenarios catastróficos y a etapas superadas de autoritarismo. Comenzó promoviendo la desaparición de Poderes en Veracruz por un tema de orden local, gobernado por Morena, y este reviró con lo mismo para Guanajuato y Tamaulipas, por grave crisis de violencia e inseguridad.

Que seamos francos, la delincuencia organizada ha cobrado la vida de cerca de 18 mil hombres, mujeres y niños, en lo que va de este 2019 y las instancias a las que le toca por ser delito de orden federal, no hacen nada por detener tal matanza. Hasta el año pasado, las jornadas sangrientas se cifraban en decenas, hoy son de centenas.

Anteayer por la mañana, con Ciro Gómez Leyva escuchaba al ex panista y ahora morenista, el senador Germán Martínez Cásares, proponiendo que también deberían desaparecer los Poderes en otros estados, entre ellos Michoacán, por la frivolidad del gobernador. Mencionó a Tepalcatepec, colindante con Jalisco, por la incursión del CJNG el pasado 1 de septiembre, pero ni una palabra por las masacres en Veracruz y Morelos, donde gobierna su ahora partido.

No se desde cuando la frivolidad es una causal para un propósito de tal naturaleza, pero da la idea de hasta dónde puede avanzar Morena en reimplantar el autoritarismo, así sea dinamitando el Sistema Federal Mexicano, para imponer a fuerzas, la 4T.

Y no nos perdamos en el laberinto de las especulaciones. La desaparición de los poderes de un Estado –de acuerdo al 76 constitucional- se puede suscitar en los casos de que los titulares de los poderes constitucionales: i) quebranten los principios del régimen federal; ii) abandonen el ejercicio de sus funciones, a no ser que medie causa de fuerza mayor; iii) estén imposibilitados físicamente para el ejercicio de las funciones inherentes a sus cargos, que afecten la vida del Estado, impidiendo la plena vigencia del orden jurídico; iv) prorroguen su permanencia en sus cargos después de fenecido el período para el que fueron electos o nombrados –aquí sí aplicaría para Baja California, que aun no entra en funciones- y v) promuevan o adopten forma de gobierno o base de organización política distintas de las fijadas en los artículos 40 y 115 de la Constitución.

Cito a Gamboa (2006): “Se atentaría contra la autonomía de los estados al depositar en un órgano federal, como lo es la Cámara de Senadores, la facultad suprema de calificar a su arbitrio, la legitimidad de los poderes estaduales, así como la legalidad de sus actos y la posibilidad de remover a los titulares de dichos poderes sin ninguna consideración”.

Y tenía que suceder. Abocarnos a la documentación histórica, porque la desaparición de poderes sirvió como instrumento de control autoritario durante gran parte del siglo XX. Le servía al presidente en turno para destituir a un gobernador que no sirviera a su causa. Así, entre 1917 y 1975, el Senado dio causa a 62 solicitudes del Ejecutivo Federal, hasta que en 1978, con la Ley Reglamentaria de la fracción V del artículo 76 pararon los procesos.

¿Qué pasó? Pues que los presidentes encontraron maneras menos formales para deshacerse de los gobernadores incómodos, con las renuncias “por motivos de salud” y con Carlos Salinas de Gortari que innovó las “concertacesiones” ante las asonadas electorales que en los noventas detonaba la oposición. Ejemplos.

A Cuauhtémoc Cárdenas, en Michoacán, se le entregaron dos cabezas –sentido figurado- Luis Martínez Villicaña (1988) y Eduardo Villaseñor (1992); en Tabasco, la de Salvador Neme (1992), había competido con López Obrador. Ya Ernesto Zedillo en la Presidencia intentó tumbar a Roberto Madrazo (1994), por las presiones de Amlo, pero se le cebó. También fueron concertacesionados, pero con el PAN, Ramón Aguirre en Guanajuato y Fausto Zapata en San Luis Potosí, ambos en 1991.

Y vayamos al fondo: la desaparición de Poderes implica si bien el Ejecutivo, también el Legislativo y Judicial, así que habría que arrasar con todas las estructuras y nombrar provisionales, comenzando por el gobernador. A este me refiero con las consecuencias inmensurables, porque siguiendo la idiotez de Martínez Cázares, a Silvano Aureoles y a la 74 Legislatura, solo les faltan dos años para concluir el mandato y de acuerdo a todas las mediciones oficiales, la estrategia de coordinación con el Gobierno Federal en seguridad, esta funcionando.

Entonces, ¿se imaginan? Hay que parar todo, programas, leyes y juicios, solamente porque a Germán Martínez se le hace frívolo el gobernador. Y bueno, también como si los mandatarios estatales estuvieran mancos, porque los Poderes pueden recurrir a la Suprema Corte. Y sucede que cuando resuelva ¡chin! ya estamos en campañas elecorales.

Pudo ser una puntada de quien, como director general del IMSS, se pudo considerar para competir por la gubernatura del que dice, es su estado, pero tampoco fue tranquilizante la respuesta de López Obrador, ayer que le preguntaron al respecto: no está de acuerdo, pero los senadores –sus lacayos- son libres de decidir…

                                                                               ***

La otra de Germán Martínez, es que le enviaba su regalito a Aureoles, con motivo de su IV Informe de Gobierno, ese mismo miércoles 25.

Puedo señalar que fue un evento con variantes: 1.- no invitó a nadie, ni presidente ni representante, ni a gobernadores vecinos; 2.- fue más una comparecencia, llevó sus láminas para ilustrar con palitos y manzanitas e improvisaba. Lo de siempre: 1.- el cerco de seguridad y las marchas, este día los ex empleados de la extinta Junta Local de Caminos y la inefable CNTE; 2.- el enanismo político del presidente de la Mesa Directiva, el morenista Antonio Madriz.

La organización y logística estuvo a cargo del Congreso que aprobó en un principio el acceso a la prensa, en los palcos a reporteros, y por goteo a cámaras en la planta baja. A la hora, ni lo uno ni lo otro, por lo que armaron la gorda. ¿Y para qué? si fue transmitido en vivo por el Sistema Michoacano de Radio y Televisión y por redes sociales. Por eso, esta columnista, bien cómoda en la oficina siguiendo el informe en vivo.

En el siglo pasado, la prensa no toleraba este tipo de groserías. Hasta por empezar tarde los eventos o las conferencias, acordábamos el retiro en bola y a ver quién los seguía. Ya no. Con la pérdida de la exclusividad para gestionar información, perdimos nuestra dignidad. Hoy, quien sea, con un dispositivo, comunica.

Y retomo a Antonio Madriz, porque Morena, si quiere progresar, debe sacudirse de ser el rompe y rasga de la política. Silvano recordó que ya nada más le quedan dos años, que se lo sigan puteando, pero que todos cerremos filas por Michoacán, como él cierra filas con el Presidente, por México. Y cierto. No coincide en muchas decisiones de López Obrador, pero ya no se confronta. Se aplacó. Todo por el estado. Pero sale este diputado con un discurso, de plano arrabalero. Vamos, no tuvo la capacidad mental de siquiera responder a este planteamiento del mandatario.

Antonio Madriz es como estos alcaldes –en total 33, de Morena y otros partidos- que no firman el Mando Único en seguridad, a pesar de que lo ha pedido el Presidente y Alfonso Durazo. La razón de tal rebeldía para con la estrategia federal, ya dudo que sea exclusivamente financiera o política. Algo o alguien los detiene.

El día que realmente López Obrador y Durazo le pongan atención a la negativa de sus ediles no solo de Michoacán sino en otros estados, para coordinarse, se van a encontrar con muchas sorpresas…

                                                                              ***

LA COMIDILLA

La renuncia, el lunes 23, de Irene Levy Mustri al cargo de integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, a través de su cuenta de Twitter: “Les deseo mucha suerte en la lucha contra la corrupción y la impunidad que tanto afecta a nuestro querido México”.

Vio lo que muchos vemos, que la corrupción solo esta cambiando de nombres.

Ese mismo día, Excélsior documentó las liquidaciones estratosféricas que el Senado tendrá que pagar a las y los 35 despedidos –varios sin título profesional-, que por recomendación suya, entraron a laborar a la Cámara. Son 11 millones de pesos de erogación no prevista. ¿Dónde esta la política de austeridad, anticorrupción; nada de recomendados ni asesores?

Pero el Presidente dice que gobierna con el ejemplo. Claro, en su realidad palaciega…

Bibliografía

Gamboa, Claudia y Ayala, Arturo (2006) “Desaparición de Poderes. Estudio Teórico Doctrinal, de Antecedentes Constitucionales e Históricos, y de Iniciativas presentadas”. Cámara de Diputados. México. Disponible: http://www.diputados.gob.mx/sedia/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here