Inicio Mundo Fuego amigo americano pretende desatar III Guerra Mundial

Fuego amigo americano pretende desatar III Guerra Mundial

26
0
Compartir
A un paso del holocausto

 

*  El Comité de Acción Política LaRouche ya había alertado sobre un inminente estallido bélico global  con tendencias termonucleares a raíz del ataque en contra de Siria, lo que también vendría a demostrar el musculo poderoso de los norteamericanos y las serias respuestas de Corea del Norte.

 

 

Por BLAS A. BUENDÍA

Especial para Expediente Ultra

El sábado 8 de abril de 2017, el Comité de Acción Política LaRouche (LaRouche PAC) emitió una riesgosa declaración política luego del ataque estadounidense con misiles crucero sobre una base aérea siria, en contra de la utilización de armas químicas que afectaron a miles de civiles y que fueron perpetradas por fuerzas de Bashar al Assad.

A través de un resumen ejecutivo del Executive Intelligence Review (EIR), se reproduce íntegramente el texto afín, lo que viene a sumarse como una alerta mundial por las incursiones marítimas bélicas de Estados Unidos y ante la amenaza de Corea del Norte al emitir un mensaje al gobierno de Donald John Trump: “Si hay guerra no dejaremos a ningún estadounidense vivo”.

En despachos anteriores, LaRouche ya había alertado sobre un inminente estallido bélico global, con tendencias termonucleares, ahora, a raíz del ataque en contra de Siria, lo que también vendría a demostrar el musculo poderoso de los norteamericanos y las serias respuestas de Corea del Norte.

Al examinar el bombardeo a Siria ordenado por el Presidente Donald John Trump. Lyndon y Helga LaRouche lo condenaron en los términos más firmes posibles.

El Presidente Trump recibió un informe fraudulento sobre los acontecimientos mismos, según los cuales Bashar al-Assad fue responsable de un ataque con armas químicas sobre su propia población, a pesar del hecho de que las fuerzas militares estadounidenses en el terreno en Siria sabían que las substancias químicas salieron de una base de Al-Qaeda, como lo declararon Rusia y Siria. Personas dentro de la cadena de mando de seguridad nacional y de inteligencia, le mintieron al Presidente.

Las fuentes empleadas para imputar la culpabilidad siria de los ataques son exclusivamente británicas, la misma gente que coordina el ataque internacional contra la Presidencia de Trump, en un esfuerzo para destruir cualquier posibilidad positiva de una relación con Rusia y con China para reconstruir la economía de Estados Unidos y del mundo. Esto fue una violación del derecho internacional. Trump cayó en una trampa. “Los británicos pusieron en movimiento esto contra toda la especie humana”, señaló Lyndon LaRouche.

LaRouche dijo que Trump debe buscar de inmediato a los responsables del fraude y despedirlos. Tiene que haber una investigación de las Naciones Unidas sobre el invidente, de inmediato. Después de esto, sería adecuado un juicio por crímenes de guerra. El Presidente no debe nunca escuchar a los británicos. No es ningún accidente que esta trampa haya ocurrido precisamente cuando el Presidente se reunía con el Presidente de China, Xi Jinping, en una reunión que tiene furibundos a los británicos y a sus aliados de Wall Street, una reunión que podía presagiar un nuevo paradigma pacífico para el progreso económico y científico.

El Comité de Acción Política LaRouche (LaRouche PAC) está coordinando una movilización nacional en contra de este fraude, para decirle al Presidente que despida a los responsables y que retorne a las premisas sensatas del Sistema Americano para su Presidencia, no a las políticas de una Tercera Guerra Mundial de Barack Obama y de Hillary Clinton. Lo que está en juego es nada menos que la viabilidad de su Presidencia. También exigimos que la Organización de las Naciones Unidas investigue de inmediato.

De acuerdo a un sinnúmero de fuentes de la comunidad de inteligencia que han comentado o que han sido entrevistadas por LaRouche PAC, las fuerzas de Estados Unidos en servicio activo en el terreno en Siria sabían que esto no fue un ataque del gobierno sirio con armas químicas.

Los sirios atacaron una base de Al-Qaeda que almacenaba armas químicas utilizadas por los terroristas. Las fuerzas estadounidenses en el terreno informaron a la cadena de mando que no fue un ataque sirio con armas químicas. Estados Unidos fue informado de la misión siria antes de que se llevase a cabo y sabía cuál era el objetivo que atacarían. Alguien le mintió deliberadamente al Presidente, o le ocultó esta información al Presidente.

La inteligencia en el terreno que supuestamente documenta un ataque de la Fuerza Aérea Siria con armas químicas, salió del grupo Cascos Blancos, creado por los británicos, financiado por el Ministerio de la Defensa británica, y totalmente penetrado por el Estado Islámico (EIIS) y los terroristas de Al Nusra a quienes respaldan. La otra “prueba” que se menciona salió del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que consiste de un solo individuo, que reside en Londres, y que es notorio por diseminar ampliamente información errónea.

El Presidente tiene que escuchar a quienes votaron él y a otros patriotas que no están interesados en una Tercera Guerra Mundial ni en una guerra perpetua en el Medio Oriente.

El pantano que se tiene que desaguar es el pantano intervencionista neoconservador liberal de Wall Street, Londres y Washington DC, que han dilapidado la riqueza de la nación, y han involucrado a nuestra juventud en guerras fraudulentas que han destruido la moral de toda una generación. Señor Presidente, encuentre, despida y enjuicie a los responsables de esto, propuso LaRouche.

Llame a la Casa Blanca al número de la línea de comentarios 202-456-1111, o llame directamente al 202-456-1414. También puede escribir un mensaje a la Casa Blanca en el portal https://www.whitehouse.gov/contact … Y podrá tuitear al Presidente en: https://twitter.com/realDonaldTrump.

NO QUEDARÍA EN LA FAZ DE LA TIERRA, NINGÚN GRINGO VIVO

Como colofón de lo anterior, Corea del Norte amenazó con no dejar a ningún estadounidense vivo en el caso de que ambos países se encuentren en un nuevo enfrentamiento.

“Ha pasado para siempre la época en la que Estados Unidos nos chantajeaba con armas nucleares; ahora EE.UU. ya no es una fuente de amenaza y miedo para nosotros”, afirmó el lunes el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, según la agencia norcoreana Express.

“Ha pasado para siempre la época en la que Estados Unidos nos chantajeaba con armas nucleares; ahora EE.UU. ya no es una fuente de amenaza y miedo para nosotros”, afirmó Kim Jong-un.

Kim realizó tales declaraciones durante una celebración para conmemorar el 62 aniversario del fin de la Guerra de Corea (entre 1950 y 1953).

Si bien no se ha firmado un acuerdo de paz, el aniversario (que se celebra cada año), es considerado por el Gobierno de Corea del Norte como una victoria sobre el imperialismo de los Estados Unidos.

Además, el general Pak Yong-ski del Ejército Popular de Corea, en un acto separado, pronunció un discurso y enfatizó que si el país norteamericano provoca otra guerra con Pyongyang, Corea del Norte combatirá hasta que no quede nadie para rendirse.

Pak, quien se cree que será el nuevo ministro de la Defensa del país asiático, declaró que la pasada guerra de Corea provocó el inicio de una cuesta abajo para EE.UU., pero la segunda guerra traerá la destrucción final para el imperialismo estadounidense.

Las tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte aumentan cada día. Washington, para contrarrestar a Pyongyang, mantiene desplegados cerca de 30.000 soldados en el territorio surcoreano, mientras que Corea del Norte amenaza con lanzar misiles nucleares contra el territorio estadounidense en caso necesario.

EL DESPLIEGUE DEL PORTAVIONES

Despachos informativos de nivel interncional, aseguran que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere estudiar todas las opciones para terminar con la amenaza nuclear de Corea del Norte, por lo cual, el envío de un portaviones a la península coreana es una medida de precaución, dijo el domingo 9 de abril el asesor de Seguridad Nacional, general HR McMaster.

Anunciada menos de 48 horas después del ataque estadunidense contra una base aérea en Siria, la decisión de enviar el portaviones Carl Vinson a aguas cercanas a la península coreana, suena a advertencia.

McMaster calificó este despliegue de medida de prudencia frente a un régimen paria dotado de capacidad nuclear.

En entrevista para la cadena Fox, agregó que el presidente había pedido a sus asesores militares un abanico de opciones para terminar con esa amenaza (régimen norcoreano) contra el pueblo estadunidense y contra nuestros aliados y socios en la región.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, se comunicó por teléfono con Trump el sábado 7. Luego de evocar el ataque estadunidense en Siria, apoyado por Tokio, ambos dirigentes acordaron mantener la cooperación, principalmente sobre la amenaza que representa Corea del Norte, según la Casa Blanca.

Rex Tillerson, secretario estadunidense de Estado, dijo que los ataques con misiles contra la base aérea siria Al Shayrat conllevan un mensaje a cualquier nación que opere fuera de las normas internacionales.

Estados Unidos atacó el poblado rebelde sirio de Jan Sheijun con 59 misiles Tomahawk la noche del jueves 6 en respuesta a una agresión con armas químicas contra civiles perpetrada por fuerzas de Bashar al Assad.

Trump ordenó el ataque después de ver en imágenes de televisión a decenas de niños sufriendo los efectos del ataque químico.

El mensaje para todos los países es que si se viola el derecho internacional, si no se respetan los compromisos, si uno se convierte en una amenaza para los demás, en algún momento habrá una respuesta de Estados Unidos, declaró Tillerson durante una entrevista con la cadena ABC.

El jefe de la diplomacia estadunidense negó los rumores sobre un proyecto de Washington para asesinar al dirigente norcoreano Kim Jong-Un, y aseguró que no estaba al tanto de ningún plan de esa naturaleza.

No tenemos la intención de cambiar el régimen en Corea del Norte, sostuvo.

Pyongyang ha dicho desde hace tiempo que la Casa Blanca prepara algún tipo de ataque en su contra y que por ello el programa nuclear norcoreano es defensivo.

Por otra parte, Nikki Haley, embajadora estadunidense ante la Organización de las Naciones Unidas, estimó que el presidente sirio, Bashar al Assad, no podía continuar en el poder tras el presunto ataque químico.

Haley resaltó que derrotar al insurgente Estado Islámico (EI), desmantelar la influencia iraní en Siria y la salida de Bashar Al Assad, son tareas prioritarias para Washington.

No vemos una Siria en paz con Al Assad ahí, señaló Haley en una entrevista para CNN.

En otro orden, al menos 32 integrantes del EI fueron asesinados durante un bombardeo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos en Mosul, reportó el ejército iraquí.

Entre los fallecidos están Adnan al Yaburi, líder de Yaish al Usra (filial del EI); Abú Assaf, jefe de seguridad e inteligencia, y Abú Iyas, encargado de armas químicas, publicó Europa Press.