Inicio Mundo Ganó Trump, y Estados Unidos pasó del voto de castigo al Harakiri

Ganó Trump, y Estados Unidos pasó del voto de castigo al Harakiri

572
0
Destrozos, único consuelo de derrotados en todo EU por la inesperada victoria de Trump

México no pagará el muro, advierte la canciller, Ruiz Massieu; hay un  plan para proteger derechos de paisanos por temor a repatriación  masiva

 

 

Cd de México, noviembre 9/2016 (agencia acento) Priva el estupor: Trump se salió con la suya. EU pasó del voto de castigo al  harakiri.
Donald Trump recibió, lo que jamás otorgó, muestras de caballerosidad, con felicitaciones del Papa, los líderes de Europa, de Putin (of corse) amo de Rusia, así como del Presidente Peña, no sólo de su propio presidente, Barack Obama. Una lección, ante un desastre político.
El presidente Enrique Peña Nieto le tuireó una felicitación al pueblo de EU.

Obispos de EU pidieron en una oración que divulgaron hoy que Dios proteja a todos en este trance. “Sananos de nuestras diferencias”.

El tsunami de este toro de pueblo sin cerca, sepulta al sueño americano (empezando por el de la democracia otrora envidiable) en la peor pesadilla.

México no pagara el muro. Nuestra canciller, Cluadia Ruiz Massieu madrugó para advertir ante la pregunta lógica en la TV, que México no pagará el muro que amenaza sustituir al Río Bravo, en la mente de otra mentalidad de gobierno.
El país, sí, empujará para sostenerse como aliado vertical, vecino y socio de la potencia que es EU en uina frontera de tres mil kilómetros.
La Secretaría de Hacienda, dijo por boca de su titular, José Antonio Meade, que la fortaleza económica, fiscal y monetaria, resistirá, pero que eso no nos hará bajar la guardia.

El Presidente del Banco de México, dijo también a la salida del sol, que mantendremos las estrategias de una baja inflación y que hay reservas y recursos para sostener el vendaval, al menos por ahora.

A lo hecho, pecho

  

En México nadie se explica el tsunami que arrolló todo: el voto de 40% de mujeres por el personaje mundial que mas ha insultado a ese sector; el “desquite” del anticastrismo en Florida se impuso por sobre el racismo que viene; y así la indiferencia de los millennials, como el no tan despierto latinpower, al menos el que no votó, ya tienen ídolo para rato.

Dicen que nadie tiene la obligación de entender el absurdo. La población ajena a Trump de EU, de México y del mundo, sigue buscando una explicación, sin éxito…Y concluyen que el fracaso a veces tiene éxito:
Ganó el candidato convertido en presidente electo no aburrirá jamás a la pantalla de cristal.

Con un príncipe del humor involuntario, como se ve, el mundo tiene que cargar con la hojarasca de esta derrota para todos, incluso –sin que lo sepan del todo- de Trump, no solo de sus votantes y buena parte de su pueblo.

Esperanza: que congresistas lo ataje

Una esperanza es que los congresistas, republicanos y todo, pero opuestos a sus desvíos, lo atajen en sus ansias militares desmedidas como las que anunció contra enemigos históricos: Rusia y China.

Como es sabido, Trump tendrá entre sus atribuciones, el control de las armas nucleares yu parece ávido de usarlas.
Como se ve, con una Cámara de Representantes de mayoría absoluta, e igual en el Senado, el contrapeso que obró ante el poder de Obama, sesta vez, podría no valer.

La Cámara de Representantes en Estados Unidos queda bajo el mando republicano; fue reelecto en este trance Paul Ryan, presidente de la misma, al vencer al demócrata Ryan Solen

Una de las batallas más importantes que se llevaron a cabo durante la jornada electoral de ayer fue la de la Cámara de Representantes. Así el control estará en manos del partido republicano.

De esta manera, al menos durante los dos próximos años, la Cámara Baja continuará con la mayoría legislativa, y estará encabezada por Paul Ryan como presidente de la misma, quien fue reelecto y cuya posición es la de mayor rango en el congreso estadunidense.
Ryan (46 años) sin embargo, es importante saber que fue uno de los republicanos más críticos contra la conducta de Donald Trump.

De esta manera, con el dominio republicano en ambas cámaras, Trump tendrá el camino despejado, siempre que no se le atore su prepotencia con legisladores que pueden atajarlo. Así sus propuestas tendrán el contrapeso de un partido republicano no totalmente coincidente y a una fracción demócrata que se acerca al mismo número de republicanos.

En veremos la fuerza en el senado

Al cierre de esta edición, el Partido Republicano estaba muy cerca de retener el control del senado estadunidense con sonadas victorias de varios de sus candidatos, entre ellos Richard M. Burr, de Carolina del Norte, quien fue reelecto y superó a la demócrata Deborah Ross, quien buscaba terminar con 20 años de domino republicano.

Otra victoria importante fue la reelección de Marco Rubio, el conservador cubano-estadunidense que compitió por la nominación presidencial de su partido y quien va por su segundo período en Florida. De igual manera, el senador John McCain, de Arizona, fue reelecto para un sexto período a los 80 años de edad.

Por los demócratas, Catherine Cortez Masto, ex fiscal general de Nevada, se convirtió en la primera senadora de origen latino en ser elegida al congreso, al ganar su disputa al republicano Joe Heck.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here