Inicio Columnas GOBIERNOS MUNICIPALES ANTE COVID-19

GOBIERNOS MUNICIPALES ANTE COVID-19

201
0

Por Juan Carbajal/@JA_CARBAJAL

Mucho se ha hablado de los gobiernos cercanos a la gente, ya sea como teoría política, como lema de campaña, como política pública o simplemente como una idea y anhelo, siempre queriendo encontrar una asociación o tal vez una justificación para las acciones de una representación social que en cierto modo nos han hecho creer que merecemos.

En cada proceso electoral, en las charlas políticas, en estudios especializados escuchamos que el gobierno municipal es el más cercano a la gente, y en cierto modo lo percibimos de esa manera, más por la lejanía de los otros órdenes de gobierno que por una realidad palpable.

La idea de cercanía no es del todo incierta, toda vez que corresponde al orden municipal la atención de las dinámicas sociales más inmediatas y de mayor apogeo en la comunidad, que van desde la recolección de desechos o la responsabilidad de tener agua potable en el grifo; es el gobierno municipal quien da permiso de tirar un árbol en la banqueta o el que otorga un permiso para venta de dulces en una ventanita.

Muchos son los estudios, programas y datos que nos refieren las deficiencias con que cuenta cada municipio en México, la brecha del desarrollo se ha marcado claramente y la coincidencia generalizada es la poca regulación y facultades reales que se llevan a cabo en el ejercicio de gobierno.

La pandemia derivada del COVID-19; ha dejado de manifiesto con mayor énfasis las carencias con que cuentan las administraciones municipales, sobre todo ante la imposibilidad de dimensionar las esferas de acción y las facultades ante las circunstancias que se ha presentado.

Ante la ausencia de una legislación clara y actuación precisa de los Ayuntamientos, se ha generalizado una reacción tardía en la aplicación de medidas de contingencia, en algunos casos mediante acciones encontradas respecto a las medidas dictadas por el gobierno estatal y federal.

Derivado de las medidas de control social dictadas por los gobiernos estatales, los municipios se han limitado a intentar disuadir a la población para que no acuda a los lugares públicos; y aquí es en donde más se han enfrentado a las críticas y al rechazo de la población.

Los propios ayuntamientos han mostrado su poco entendimiento a las normas, y se limita a su aplicación tácita intentando aportar a un control de la pandemia, sin contar con elementos claros de actuación, incluso extralimitándose en su actuación, rebasando en otros casos los límites de la protección a los Derechos Humanos.

En su afán de ser un “gobierno cercano a la gente”, las actuaciones de los miembros del ayuntamiento rayan, incluso, en lo ridículo, contrapuesto o ineficiente, y tristemente para la población, las medidas de afectación económica y social repercutirán primero en lo local.

Si ya era complicado para los gobiernos locales legitimarse con sus gobernados, los nuevos retos que habrán de enfrentar en los próximos meses serán definitivos para el fortalecimiento municipal. La gobernanza cobra una nueva dimensión con cada uno de los miembros de un ayuntamiento.

Hoy especialmente, los regidores, síndicos y alcaldes tienen la tarea de emprender acciones que permitan acercarse a la población mediante políticas públicas adecuadas para responder a las necesidades que con la pandemia de COVID- 19 se han agudizado, o en otros casos se han generado como nuevos retos para el ejercicio del gobierno.

En Hidalgo el reto es mayor, dado que los tiempos electorales reclaman la conclusión de las administraciones en turno, para el mes de agosto y el inminente nombramiento de concejos municipales, que se encarguen de las administraciones públicas en tanto se elijan a los nuevos gobiernos municipales.

Tanto el nombramiento de concejos, como la elección de los nuevos ayuntamientos; representan el mayor reto para la población, en espera de conformar un gobierno que atiendan de manera puntual las necesidades propias de cada lugar, y sobre todo para encausar la nueva normalidad, que reclaman los tiempos a nivel internacional.

El nuevo desarrollo debe surgir desde lo local, y es aquí, en donde los gobiernos municipales deben estar a la altura de los nuevos retos y proponer, ejercer y generar el desarrollo que todos esperamos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here