Inicio Exclusivas HACIENDA ENTREGA A MICHOACÁN RECURSOS FEDERALES…¡A RÉDITOS¡

HACIENDA ENTREGA A MICHOACÁN RECURSOS FEDERALES…¡A RÉDITOS¡

446
0
El gobernador ante el agiotismo hacendario (Foto Codigomichoacan.com)

*  Para levantar los bloqueos de la CNTE a vías férreas, el gobernador gestionó un adelanto de mil 230 millones de pesos de sus participaciones federales, por lo que la dependencia le estableció una tasa de fondeo bancario del 8.28 por ciento en promedio ponderado, a cubrirse en diez meses

 

Por Martha Elba Torres Martínez

Especial de Semanario Los Periodistas

Por los mil 230 millones de pesos que el presidente Andrés Manuel López Obrador “prestó” a Michoacán de sus propias participaciones federales para pagar los bonos de la CNTE, reclamados con bloqueos a las vías férreas, como buen agiotista, cobra interés.

Al presentar el gobernador Silvano Aureoles Conejo el Plan para el Desarrollo y Fortalecimiento de las Finanzas Públicas del Estado de Michoacán, al referirse a los escenarios complejos e inciertos para la economía nacional y de los estados, reveló que sobre el anticipo de participaciones federales por mil 230 millones de pesos, en enero pasado, para el pago de bonos y prestaciones de la CNTE, el estado tendrá que sufragar intereses a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Es decir, le presta a Michoacán sobre sus propias participaciones, y todavía tiene que pagar rédito. La buena de Hacienda, se lo cobrará en 10 “módicas” parcialidades.

Mil 200 millones costó liberar las vías del tren

Y el comunicado No. 007-2019 de la SHCP, emitido el 23 de enero, así lo confirma:

“SHCP analizará adelanto de participaciones en ingresos federales al estado de Michoacán.

“El Gobierno del Estado de Michoacán solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público un adelanto de Participaciones en Ingresos Federales. Este adelanto consiste en otorgar durante enero un monto equivalente a un mes promedio del Fondo General de Participaciones que se estima recibirá el Estado de Michoacán durante el ejercicio fiscal 2019.

“Este adelanto consiste en otorgar durante enero, un monto equivalente a un mes promedio del Fondo General de Participaciones que se estima recibirá el Estado de Michoacán durante el ejercicio fiscal 2019.

“Lo anterior, en el entendido de que existe el compromiso del Estado de Michoacán para que dicho adelanto, junto con sus correspondientes cargas financieras, sea cubierto mediante cantidades mensuales iguales en un periodo máximo de 10 meses.

“Es decir, la compensación de este adelanto que realizará el Estado de Michoacán a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, será durante el presente año en parcialidades iguales de febrero a noviembre, sumando una tasa de fondeo bancario, es decir, 8.28 por ciento en promedio ponderado. (Consulta: 04/04/2019 http://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?accion=consultarCuadroAnalitico&idCuadro=CA52&sector=18&locale=es)

“Estos recursos se adelantan a las Entidades Federativas, previa solicitud de parte, para otorgarles liquidez presente y forman parte de los propios recursos que se estima reciban en 2019.

“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público se encuentra atendiendo dicha solicitud a efecto de que el Estado de Michoacán reciba dicho adelanto de participaciones en ingresos federales a la brevedad”. (Recuperado en: https://www.gob.mx/shcp/prensa/comunicado-no-007-2019-shcp-analizara-adelanto-de-participaciones-en-ingresos-federales-al-estado-de-michoacan

Caja general

Recientemente, el dirigente estatal del PRD y diputado local, Antonio Soto Sánchez, advirtió que de no resolver la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la controversia constitucional sobre la nómina magisterial, a favor de Michoacán, la Secretaría de Finanzas terminará convirtiéndose en una “caja general” para pagar exclusivamente las quincenas del magisterio, “pues no habrá presupuesto para ninguna obra o programas de desarrollo de la población”.

La semana pasada, el presidente López Obrador reiteró que está en revisión la posibilidad de que sean federalizadas las nóminas magisteriales de los estados que quedaron fuera del FONE y que sufren conflictos con la CNTE, pero nada en concreto, incluso la  reforma educativa.

Participaciones a los estados con módicos intereses

En su mensaje de ayer, Aureoles expuso que desde el inicio de su mandato -2015- estaba identificado el déficit estructural de las finanzas, por más de 5 mil mdp, y originado fundamentalmente “por la demanda de dinero para cubrir la nómina de maestros y maestras. Por ello, una de las prioridades inaplazables fue, es y será, el saneamiento de las finanzas públicas del Gobierno del Estado”.

A principios de su mandato, emitió el decreto de austeridad, con el que se reguló la contratación de personal, se redujo el salario de los funcionarios públicos y se eliminaron los gastos de celulares, viáticos, combustible, compensaciones, gratificaciones extraordinarias.

Desde entonces se redujo el salario a 72 mil pesos mensuales y en tres años ha adelgazado la burocracia de confianza en un tercio.

Sobre las nuevas circunstancias que se presentan, y las nuevas políticas presupuestales de la Federación, dibujan un escenario complejo e incierto para la economía nacional, y para los Estados, empezando por:

1.- La reducción de la expectativa de crecimiento de la economía nacional, la cual podría ubicarse por debajo del crecimiento registrado el año pasado.

El Banco de México refirió hace dos días, que la expectativa de crecimiento rondaría en el 1.5% para 2019, lejos de la anunciada inicialmente del 4% para este año.

2.- La disminución en la recaudación federal participable, prevista por la Secretaría de Hacienda, en más de 120 mil millones de pesos para 2019; esto significa, por ejemplo, casi 2 veces el presupuesto anual de Michoacán.

3.- El reporte de la caída de la recaudación del IVA, y de los ingresos petroleros en el primer bimestre del año en curso, lo que impacta de manera directa en las participaciones de Estados y Municipios.

4.- La incertidumbre expresada por las agencias internacionales, con respecto a las finanzas y la deuda pública de la federación.

5.- La calificación negativa, de la situación financiera de Petróleos Mexicanos, por parte de las calificadoras internacionales.

6.- La eliminación de 11 programas federales de Obra Pública, Apoyo al Campo, Salud, Cultura, Desarrollo Científico y Apoyo a Migrantes, que representan para Michoacán, una pérdida de mil 270 millones de pesos.

7.- La posible cancelación del programa de Zonas Económicas Especiales, que para Michoacán significa un antes y un después, lo que en la práctica representa suspender inversiones por miles de millones de dólares, y en consecuencia, la no generación de empleos.

8.- El anticipo de participaciones por 1 mil 230 millones de pesos, lo que significa gastar por adelantado nuestro propio presupuesto pero, además, pagar intereses por ello a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

9.- Dicho adelanto de participaciones fue destinado íntegramente al pago de bonos y prestaciones, de maestras y maestros agrupados en la CNTE.

Estas circunstancias, obligan ajustar el gasto del Gobierno del Estado en un monto de 2 mil millones de pesos e implementar acciones más drásticas, como la desincorporación de un paquete de activos en bienes muebles e inmuebles, que incluyen vehículos, así como los helicópteros propiedad del estado. El servicio de ambulancia aérea se mantiene.

También se buscará generar mayor rentabilidad de las concesiones que otorga el Gobierno del Estado, a la vez que se refuerza la disciplina financiera y contención del gasto de las dependencias y entidades del Gobierno, sin afectar la educación, salud, seguridad pública y la atención a grupos prioritarios, como mujeres, niñas, niños y adolescentes, adultos mayores y personas con discapacidad.

Fin al impago

Silvano Aureoles también dio a conocer la puesta en marcha de inmediato, de un programa de reactivación económica, que incluye el pago progresivo de deudas a proveedores y prestadores de servicios al Gobierno del Estado, iniciando por los ejercicios fiscales más rezagados; dinamizar el programa de inversión de obra pública en salud, educación, infraestructura hídrica, seguridad pública, caminos, carreteras estatales, y fortalecimiento de los servicios públicos municipales, por un monto de hasta mil 900 millones de pesos.

Para reforzar las medidas en materia de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción, mediante decreto, propondrá que el pago a proveedores se realice de forma electrónica, se bancaricen los pagos de apoyos sociales y de nómina, de todo el personal que presta algún servicio al Gobierno.

Por todo ello, pidió al presidente López Obrador, “que ayude a Michoacán, que nos ayude a solucionar los problemas de carácter estructural de las finanzas públicas del estado que arrastra Michoacán desde hace décadas, a partir de una distribución justa y equitativa de las participaciones federales, que se traduzca en mejora de la situación socioeconómica de las y los michoacanos.

“En Michoacán estamos haciendo la parte que nos corresponde, pero necesitamos del compromiso y del acompañamiento del Gobierno de México para lograr el saneamiento definitivo de las finanzas públicas estatales”, concluyó.