Inicio Columnas HIDALGO: LA ALIANZA EMERGENTE PAN-PRD, CIRCO DE DOS PISTA

HIDALGO: LA ALIANZA EMERGENTE PAN-PRD, CIRCO DE DOS PISTA

623
0

 

 EN CONDOMINIO

*  En un desesperado intento por no acabar de desfondarse, las dirigencias de Acción Nacional y del Sol Azteca en Hidalgo, dan como un hecho que declinará alguno de sus candidatos; sea Guadarrama o Francisco Xavier, difícilmente podrán alcanzar a Omar Fayad, que tras el debate reafirmó su condición de puntero en las encuestas

Por Ignacio León Montesinos

Especial de Expediente Ultra

Sin el menor respeto a su militancia y simpatizantes, los dirigentes del PAN y PRD en Hidalgo, Asael Hernández Cerón y Ramón Flores Reyes,  anuncian como un hecho la alianza de facto, que al cuarto para las doce, harán sus institutos políticos en su desesperación por ir en busca de una misión imposible: tratar de derrotar en los comicios de junio próximo al puntero, Omar Fayad.

La torcida ecuación aliancista no puede ser más disparatada sobre todo si se considera que ni con la guerra sucia utilizada como estrategia de baja estofa para tratar de disminuir la imagen del priísta, ni José  Guadarrama Márquez  ni Francisco Xavier Berganza Escorza, lograron su objetivo y, por el contrario, el abanderado de Acción Nacional y político tutti-frutti, se ganó la merecida animadversión de un sector social que ha venido luchando contra la discriminación y el reconocimiento pleno de sus derechos humanos. Su manifiesta homofobia mostró su oscuro rostro  intolerante, algo inaceptable para la sociedad mexicana que lucha por la consolidación de sus libertades y su diversidad.

En su afán de buscar el poder como un fin de lucro  y no como un medio para servir a la ciudadanía mediante la adecuación de sus respectivas ideologías – lo que queda de ellas—en coherentes proyectos  de gobierno,  la  aberrante simbiosis de la derecha con la izquierda, pretende utilizar a los electores como simples peones en el tablero de su  ajedrez partidista. Pero cuidado: no tomarlos en cuenta es abonar puntadas a su mortaja política.

¿Creen acaso los dirigentes de ambos partidos que la gente es tonta? ¿Piensan, quizá, que pueden direccionar su voluntad a como les venga en gana?

En este circo no de tres, sino de dos pistas, vale preguntarse: ¿cuál de los maromeros declinará a favor del otro? ¿Guadarrama le alzará la mano a Francisco Xavier o será  en viceversa?

Si como señalaron las cúpulas nacionales, el asunto se resolverá por encuestas, no hay mucho que adivinarle, y aunque el profesor experto en clase de aviación, Pepe Guadarrama, dijo en el debate que está muy bien posicionado, los sondeos lo han ubicado desde el arranque de la contienda debajo del abanderado de Acción Nacional. ¿Acaso veremos al eterno aspirante a gobernador arriar sus banderas, de gratis?

Si nos remitimos a la lógica de las encuestas así deberá ser, pero a final de cuentas la alianza de última hora poco abonará a los intereses de las cúpulas azules y amarillas, si se considera  la deteriorada imagen ganada  a pulso por  Berganza Escorza, luego de su guerra de lodo que se transformó, para su persona,  en arenas movedizas tras el debate.

Francisco Xavier ya no es una atractiva moneda de cambio para ningún partido, pues baste recordar que tras sus deleznables comentarios hasta el propio Asael Hernández trató de enderezar la plana y deslindar a su partido,  por los altos costos políticos que traerá consigo la mentalidad  Ku Kux Klan de su candidato. Y ni qué decir de Pepe Guadarrama, cuya nominación terminó por fracturar a la raquítica izquierda hidalguense, exiliando a buena parte de la militancia perredista  a las filas de MORENA. ¿Acaso piensa que  lo apoyarán los simpatizantes de Acción Nacional?

Y como reza el apotegma gallero: Tan malo el pinto como el colorado; o si se quiere adecuarlo  a las circunstancias: tan ínfimo el azul como el amarillo. Ni a cuál irle ¡y menos apostarle!

La tendencia a favor Omar Fayad, el candidato de la coalición Un Hidalgo con Rumbo, es algo irreversible. Un hecho consumado, pues tras el debate el oriundo de Téllez ha comprobado que “golpe que no mata, fortalece”. ¿No cree usted?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here