Inicio Exclusivas Inicia la carrera por la sucesión en Hidalgo

Inicia la carrera por la sucesión en Hidalgo

El PRI se prepara para elegir a quien será su candidato al gobierno del estado en 2016; suenan los nombres tanto de senadores como de funcionarios federales, sin exentar que la equidad de género puede ser un factor determinante para que el estado tenga a la primera gobernadora en su historia

621
0

Tras el V Informe del gobernador

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Fotos Especiales

Luego de que el gobernador, Francisco Olvera Ruiz, rinda su V Informe de Gobierno, el proceso de sucesión en Hidalgo entrará en su recta final; casi  una decena de precandidatos pelearán  el derecho a ocupar el despacho del Cuarto Piso de la Plaza Juárez, aguardando  ansiosos la luz verde para mostrar en la pasarela política sus capacidades y méritos partidistas  que los haga merecedores  a la nominación priísta, pero también no exentos de personificar los claroscuros que aparecerán en el cercano proceso de selección.

En Hidalgo, el PRI ha mantenido su supremacía electoral desde el siglo pasado. En tierras hidalguenses la oposición no ha logrado crecer ni cuajar en proyectos aliancistas como el intento fraguado por el PRD y el PAN, en el 2010, por llevar a la gubernatura a la hoy delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez. Mientras el tricolor debió ceder en aquel año los gobiernos de Sinaloa, Puebla y Oaxaca, a los candidatos de dicha coalición, en tierras hidalguenses tal intento pasó sin pena ni gloria. Francisco Olvera se alzó con un inobjetable y holgado  triunfo.

De su cantera política, Hidalgo ha aportado  tres  presidentes nacionales al Revolucionario Institucional: Alfonso Corona del Rosal –que incluso fue presidenciable en el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz–, Manuel Sánchez Vite y Adolfo Lugo Verduzco. Y ahora de esta misma ascendencia estatal, se ha consolidado en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, el ex gobernador y cabeza principal del Grupo Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong, actual Secretario de Gobernación, hombre de indudables capacidades, responsable de la política interna del país.

Varios serán los factores y elementos que habrán de determinar las características a valorar en la elección del próximo candidato del PRI, sobre todo si se considera que el retornó del tricolor a Los Pinos, revivió el indudable peso específico del Presidente en la designación de los abanderados a la gubernaturas, amén de que en el nuevo contexto político-electoral, el factor de la equidad de género juega ahora un papel preponderante como quedó demostrado con la inclusión de dos candidatas en el pasado proceso electoral;  Ivonne Álvarez contendió por Nuevo León –perdiendo ante El Bronco–, y Claudia Pavlovich por Sonora, ganando al PAN.

En la extensa lista de probables se ha mencionado a los dos senadores por la entidad: Omar Fayad Meneses y David Penchyna Grub. El primero con una sólida carrera política en el estado donde ha fungido como Secretario de Educación, Procurador General de Justicia, Secretario de Agricultura y Secretario de Desarrollo Social. Ha sido además alcalde de Pachuca, diputado federal en dos ocasiones, ocupando además una docena de cargos partidistas, diversos cargos en la Secretaría de Gobernación y Primer Comisionado de la Policía Federal Preventiva (PFP), además de Administrador General de Aduanas.

Actual Presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado, ha sido baluarte en la Cámara Alta de las propuestas presidenciales para mejorar los sistemas de justicia. Hace unas semanas se habló de un veto por parte del gobierno local a su persona, anulando la publicación de sus boletines en los medios hidalguenses,  por haberse autodestapado, el pasado mes de junio, sin línea alguna, para luego ratificar su institucionalidad y lealtad al gobernador. Pese a tal dislate, su hoja de servicios hace a Fayad uno de los precandidatos merecedores a la nominación.

Como Secretario de Energía de la Cámara Alta, David Penchyna realizó una ardua labor de cabildeo en favor de la aprobación de la Reforma Energética lo que al decir de su círculo cercano le valió los palmares con el Presidente Peña Nieto, pero también le atrajo ciertas animadversiones cuando apareció la versión que corrió en los pasillos del Senado en el sentido de que el legislador ya se hacía despachando como Director de Pemex, en recompensa por sus servicios prestados a la madre de todas las reformas estructurales. La noticia no cayó nada en gracia al círculo cercano de Los Pinos donde personajes como Pedro Joaquín Coldwell y Emilio Lozoya, Secretario de Energía y titular de Pemex, respectivamente, ven con recelo las expectativas del político hidalguense, en caso de no ser favorecido con la designación priísta.

Penchyna se ha destacado en una docena de cargos: en 1988-1991, fue  Subdirector de Estudios y Análisis del IFE; 1992-1993 Director de Concertación de Vivienda de la SEDESOL; 1994-1995 Subdirector en el Infonavit; 1995-1997 Director general de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores;1998-2000 Secretario de los Consejos de Administración de la Comisión Nacional del Fondo Nacional de Apoyo a Empresas Sociales (FONAES), Zonas Áridas (CONAZA),  Programa de Educación, Salud y Alimentación (PROGRESA), entre otras dependencias federales, así como Diputado Federal y Secretario Estatal de Desarrollo Social.

La prensa local ha señalado que extrañamente y luego de un largo periodo de  no aparecerse por los municipios de Hidalgo, a últimas fechas al senador le ha dado por bajar a darse “baños de pueblo” por las diversas regiones, organizando diversos actos y eventos para aparecer en los medios. Penchyna es un político inteligente al que si bien no se le regatean méritos no se le conceden amplias lealtades. Todo indica que  sus aspiraciones dependerán, en buena medida, de lo que se determine en las altas instancias de Los Pinos, aunque se rumora que con la llegada a la dirigencia nacional del PRI, de Manlio Fabio Beltrones, los bonos  de Penchyna se han visto renovados.

Si nos remitiéramos a ubicar a Hidalgo como uno de los espacios reservados a cristalizar el año próximo la equidad de género, tendríamos que considerar, sin duda alguna, a tres mujeres hidalguenses con amplia experiencia política: Nuvia Mayorga Delgado, actual titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), es quizá la política hidalguense que ha logrado atraer con mayor fuerza los reflectores de los medios locales y nacionales a su persona, sobre todo, luego de que un evento efectuado en la entidad, gozó de las atenciones especiales del Presidente Peña Nieto y al que, curiosamente, no se concedió el mismo trato, y menos el acceso,  a otros aspirantes como los senadores ya citados. De hecho, hasta los diputados locales debieron apechugar para que la distinción presidencial hiciera lucir en todo lo alto a la funcionaria.

Sus credenciales incluyen que en 2012 llega como diputada a la LXII Legislatura; ha laborado en la  Secretaria de Programación y Presupuesto del Gobierno Federal como Subdirectora de Programación Financiera, Coordinadora de Administración y Finanzas, Directora General de Egresos y Subsecretaria de Egresos. En el Instituto Hidalguense de Educación fue Coordinadora de Administración y Finanzas. Fue nombrada Presidente de la Comisión de Presupuesto y Fiscalización del Consejo Político Nacional. En 2005 tomó posesión como Secretaria de Finanzas del Gobierno del Estado de Hidalgo y ratificada el 31 de Marzo del 2011, en el mismo cargo,  en el gobierno de Francisco Olvera Ruiz. En su cuenta de twitter la responsable  de la CDI, escribió: “Sería un orgullo ser la gobernadora de Hidalgo”.

También enlistada para la probable opción de la equidad de género se menciona con insistencia a Paula Hernández, ex Secretaría de Obras Públicas en el sexenio de Miguel Ángel Osorio Chong y actual Coordinadora del Programa Prospera del Gobierno de la República. Bajo su conducción, Prospera ha sido uno de los puntales de la política social del gobierno del Presidente Peña Nieto. En Hidalgo nadie regatea capacidades a la actual funcionaria federal, por lo que no debería llamarse a sorpresa su eventual postulación.

Otras de las hidalguenses cuyo nombre suena para el proceso de sucesión lo es el de la ex diputada local, ex funcionario del Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo, ex diputada federal  y ex Directora del Consejo Nacional para el Fomento a la Educación (CONAFE), Carolina Viggiano Austria, cuya factor en contra, como señalan algunos analistas políticos es que no ha sido “ni de aquí ni allá”; es decir, que no le ha alcanzado el tiempo para hacer su proselitismo como aspirante al gobierno de Hidalgo y cumplir con sus tareas como Primera Dama en el Gobierno de Coahuila pues está casada con el actual gobernador, César Moreira. La ex legisladora es una mujer de amplia capacidades e innegable experiencia política, pero lo que gravita en su contra, dicen sus cercanos, es su carácter fuerte que la ha llevado a escenificar no pocos desencuentros públicos, incluso en actos públicos con su actual marido. Con todo, Viggiano es parte esencial del listado al 2016.

También dentro del equipo de funcionarios hidalguenses se mencionan  los nombres de Jorge Márquez Montes, actual Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación y hombre cercano al titular de esa dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong, así como  Víctor Velasco, Director General de Delegaciones de la SEDATU y ex diputado federal.

Otro de los nombres que deben considerarse en primera fila lo es el del actual coordinador de los recién desempacados diputados federales de Hidalgo, Fernando Moctezuma Pereda que ocupó la Secretaría General de Gobierno en la actual administración de Francisco Olvera Ruiz. Moctezuma Pereda es un hombre institucional, con amplios conocimientos sobre la problemática del estado y podría ser una opción que ayudará a evitar fisuras y posibles escisiones en las filas del tricolor.

Si bien el panorama electoral para el PRI no parece ser complicado el año entrante en Hidalgo si se consideran los resultados del pasado proceso electoral donde el tricolor obtuvo el 33 por ciento de los votos muy por encima del 12,4 del PAN, 9,6 del PRD y 7 por ciento de MORENA, en política no está nada escrito y la ruta de los candidatos independientes tomada por Jaime Rodríguez, “El Bronco”, en Nuevo León, no puede exentarse en la entidad. Todo dependerá, sin duda, de la forma en que se ejecute el proceso de selección para que ninguno de los aspirantes se sienta agredido o relegado, labor que se espera, ejecute quirúrgicamente Manlio Fabio Beltrones, para que el PRI siga siendo inamovible en tierras hidalguenses.

También habrán de considerarse las opiniones que aporten los protagonistas hidalguenses  de primer nivel de la política nacional, de donde resultó aislado el ex gobernador, ex procurador y ex titular de SEDATU, Jesús Murillo Karam, como también el punto de vista que deberá aportar el actual gobernador, Francisco Olvera, todo, claro está, con la venía del Presidente. ¿Cuál será el elegido de todos los actualmente enlistados? Los claroscuros están por aparecer, como también los acostumbrados golpes bajos y el “fuego amigo”. La carrera, está por comenzar…

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here