Inicio Opinión JAVIER LOZANO, EL “HUACHICOLERO” DE LA ELECTRICIDAD, DE CALDERÓN: SME

JAVIER LOZANO, EL “HUACHICOLERO” DE LA ELECTRICIDAD, DE CALDERÓN: SME

182
0
Compartir
Javier Lozano, de panista fracasado a funcionario mediocre (Foto especial)

*  Afirma Javier Lozano: “no se rompió un solo vidrio, ni se fue un minuto la luz”, sin embargo, una breve revisión de las afectaciones derivadas del decreto de extinción muestran decenas de personas heridas por el estallido de bóvedas subterráneas, transformadores, cortos en líneas de distribución,  etc., además de cientos de accidentes laborales

 

 

Por Humberto Montes de Oca

Especial para Expediente Ultra

(El pasado domingo 17 de marzo, el ex Secretario del Trabajo en el sexenio de Felipe Calderón, Javier Lozano Alarcón, fue entrevistado en el programa “La Silla Roja”, como parte de la programación del periódico el Financiero, insistiendo en que el despido de 44 mil electricistas del SME fue en bien del país. Ante sus aseveraciones, Humberto Montes de Oca, Secretario del Exterior de ese sindicato, envío una aclaración a ese medio, que por su trascendencia informativa, creemos pertinente publicar en este medio)

 

En relación a la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC),  el ex Secretario del Trabajo en el sexenio del impresentable Felipe Calderón, repite su falsa verdad histórica que asume que el despido masivo de 44 mil trabajadores y la extinción del organismo público descentralizado LyFC fue una acción de gobierno impecable que resultó de innegable beneficio para el interés nacional.

Nada más falso. Javier Lozano escogió el peor ejemplo para criticar la estrategia de combate al “huachicoleo” del presidente López Obrador.  Omite que el decreto de extinción de LyFC fue ilegal, y autoritario de principio a fin, lo cual derivó en un conflicto social que se mantiene vivo hasta nuestros días, a raíz del injustificado despido de más de 44 mil trabajadores y la persecución, linchamiento mediático y criminalización de los 16,599 electricistas que durante años hemos luchado por la  preservación de nuestro sindicato y la defensa de la soberanía energética de nuestro país.

No es como dice Lozano, el gobierno de Felipe Calderón no “entró al organismo”  sino que militarmente tomó por asalto los centros de trabajo de LyFC en forma violenta, empleando a cerca de 30 mil efectivos de las fuerzas armadas disfrazadas de policía federal para desalojar a punta de pistola nuestros centros de trabajo.

Afirma Javier Lozano “no se rompió un solo vidrio, ni se fue un minuto la luz”, sin embargo, una breve revisión de las afectaciones derivadas del decreto de extinción muestran decenas de personas heridas por el estallido de bóvedas subterráneas, transformadores, cortos en líneas de distribución,  etc., además de cientos de accidentes laborales que incluso costaron la vida a por lo menos una docena de trabajadores contratistas, quienes sin equipo de seguridad y capacitación alguna fueron lanzados a operar y dar mantenimiento a la línea viva energizada de Luz y Fuerza. Lozano es responsable de este crimen industrial.

Aunado a lo anterior, el decreto de extinción provocó un aumento irracional de los costos de la energía eléctrica en la zona centro del país, los usuarios del servicio público de energía se vieron forzados a cambiar de compañía, sin contrato de por medio, a CFE;  lo que derivó en la creación de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica, quienes hasta la fecha se mantienen en huelga de pagos por las altas tarifas eléctricas.

En pocas palabras, el Decreto de Extinción de LyFC fue un acto ilegal, irracional y arbitrario del expresidente Felipe Calderón que le fue recompensado por las empresas trasnacionales que pujaban por la privatización del sector eléctrico. Como se sabe la ex Secretaria de Energía, Georgina Kessel es Consejera Externa Independiente y parte del Consejo de Administración de la empresa española IBERDROLA, mientras que Felipe Calderón fue, de 2016 a 2018, miembro independiente del Consejo de Administración de la empresa estadounidense Avangrid, filial de IBERDROLA. De lo que se deduce entonces: Javier Lozano es cómplice del huachicoleo eléctrico. Lo mismo defendió la extinción de Luz y Fuerza que la fracasada reforma energética de Peña Nieto.