Inicio Exclusivas Jorge Castañeda se autodestapa paras 2018 como independiente

Jorge Castañeda se autodestapa paras 2018 como independiente

*Controvertido excanciller (castrista y panista), acusado de agente de la CIA la DFS *”Si no veo apoyo, me retiro”; podrían ser El Bronco o De la Fuente, dice *Hace observaciones a lo que cree debe hacer Peña Nieto hacia el exterior

762
0
fOTO: drogasmexico.org

Joaquín Herrera

CD de México, 19 de febrero/16 (agencia acento) Se destapa como presidenciable Jorge Castañeda Gutman. Retoma su sueño por la Presidencia como candidato independiente, para 2018, tras el intento fallido de 2006.
Descarta que Margarita Zavala o Andrés Manuel López Obrador, puedan limpiar de corruptos, como tampoco cree que lo haría un priista, pero sí El Bronco o Juan Ramón de la Fuente (para variar).
Hijo de Jorge Castañeda y Álvarez de la Rosa, quien fuera también Canciller y una figura relevante en el siglo XX, ahora Jorge Castañeda Gutman cree factible llegar a Los Pinos, solo siendo un solo aspirante independiente. Sólo así cree factible derrotar a “la partidocracia”.

Lo cree factible para él, como para Jaime Rodríguez El Bronco, hoy gobernador independiente de Nuevo León o Juan Ramón de la Fuente, mencionado durante dos décadas por perredistas como figura probable. Lo han candidateado  (al parecer sin muchas ganas, lo mismo para Jefe de Gobierno, Gobernador mexiquense o la Presidencia de la República), salvo que siempre prefirieron a Cuauhtémoc Cárdenas, a AMLO y a Marcelo Ebrard, como quizá ahora vayan con Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno.

En su libro “Solo así”, Jorge Castañeda argumenta la urgencia de  corregirle el rumbo al país, en entrevista con Carlos Loret de Mola en Televisa, esta mañana.

Castañeda Gutman, nacido en la Ciudad de México, en 1953 es un político, intelectual y comentarista mexicano, fue asesor de dos presidenciables Cuauhtémoc Cárdenas (1988), y de Vicente Fox (2000) por lo que llegó a Secretario de Relaciones Exteriores de 2000 a 2003. Cortó con él, tras el voto de castigo al gobierno que emitió México contra la violación  derechos humanos en Cuba ante la ONU. Hoy el tema de derechos humanos figura como bandera del posible candidato independiente, junto con el combate a la corrupción.

Hijo de Jorge Castañeda y Álvarez de la Rosa -diplomático e historiador que ocupó la Secretaría de Relaciones Exteriores los dos primeros años del sexenio de Vicente Fox Quezada, del PAN- tiene un curriculum impresionante: doctorado en Historia Económica en La Sorbona y profesor visitante en el Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Princeton, la Universidad de Nueva York y la Universidad de California, Berkeley.
El autor de más de una docena de libros y editorialista frecuente en los diarios Reforma (en MéxicoEl País (en España), Los Angeles Times y en la revista Newsweek (EU), no cree que como independiente deba aparecer Andrés Manuel López Obrador, al que considera político del “viejo cuño”.

El Castañeda que militó en el Partido Comunista Mexicano (adolescente) adorador de Castro a la fecha. Viajó tanto a Cuba, aunque hoy parece odiar a “las izquierdas” de AMLO y otros, pero también al PRI y al PAN, al que sirvió desde el primer gobierno no priista, de Vicente Fox (2000-2006).
A Castañeda le sacaron a relucir (2008) en El Universal la versión que actuó (1979-85) como agente de Fidel Castro en México (el “sospechosismo” así  llega a excesos pero quizá Castañeda dio pie a ello) supuestamente con base a documentos.  Estos datan de la policía política que fue la así disuelta Dirección Federal de Seguridad.

¿De izquierda, derecha o todo lo contrario?

Castañeda de dice «de izquierda», aunque otras voces lo ubican «en la vereda ideológica y política conservadora» y hasta agente de la CIA, como publica la Agencia de Noticias de Chile (ANCHI)

Tras su obra La Utopía Desarmada, de duras críticas a Fidel este dijo que  “eso no es una investigación, eso es una delación», según la misma fuente.
Castañeda desafió al castrismo elevado a dogma en “La Vida en Rojo, una biografía del Che Guevara”, tocando lo intocable, al Che Guevara, símbolo de la izquierda.
A Castañeda no le perdonaron publicar en «Los 68 del 68», (2006, en Reforma) de que se exageró número de víctimas en Tlatelolco.
El Polémico chilango, renunció  como Secretario de Relaciones Exteriores, al venir el voto de México en la ONU sobre si apoya r o no a EU en la guerra de Irak.
Se convirtió en el  mayor crítico de su ex jefe, el Presidente Fox y su gestión. Reveló que supuestamente fue testigo de un pacto entre éste y Grupo Televisa para evitar el establecimiento en México de una tercera cadena televisiva de alcance nacional.
En síntesis, el político castrista, se peleó con Castro sus seguidores; izquierdista, apoyó a Cuauhtémoc Cárdenas, pero se convirtió en critico de su hechura, Andrés Manuel López Obrador.
Sirvió al panismo de Fox y se pasó al lado más duro de sus puestos.
Así, terminó distanciado por prácticamente los partidos políticos, contra los que ahora lucha como aspirante a candidato independiente a las presidenciales de 2018.

La amarga experiencia de 2006

Tras renunciar o ser renunciado en Relaciones Exteriores, Castañeda probó suerte y en 2004 anunció su candidatura independiente para las presidenciales de 2006, sin ser nominado por un partido político. Un juez de distrito desechó sus argumentos; igual que un Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Administrativa. Este involucró a la Suprema Corte que atrajo el caso (2005)n pero la Corte confirmó la misma y dijo que el amparo no es procedente en el caso de leyes electorales.
Jorge Castañeda llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y acusó al gobierno de Fox de impedir  su candidatura y hasta septiembre de 2008 la Corte Interamericana emitió un truculento fallo cantinflesco que lo mismo se interpretaba como triunfo que como fracaso de Castañeda, cuando ya el sucesor de Fox, Felipe Calderón rendía su tercer Informe de Gobierno.

Ahora, contra AMLO

Tras esa experiencia a Castañeda le dio por emprenderla, no contra el panismo, sino se le sumó y llamó a ganarle al candidato de izquierda a la presidencia Andrés Manuel López Obrador «a la buena, a la mala y de todas las maneras posibles». Buscó ser candidato panista a Jefe de Gobierno del DF, la mejor posición para ser presidenciable, pero el partido de Calderón prefirió a Demetrio Sodi, pariente de Tahlía y ni a Dios ni al diablo: el PAN no ganó en la capital, donde sigue mandando el PRD.

Castañeda ha sido un aguerrido crítico del sistema mexicano desde entonces.
A finales de noviembre de 2007 salió a la luz La diferencia, libro de Castañeda y Rubén Aguilar Valenzuela, le vocero que decía lo que quiso decir el Presidente Fox.
En 2014 Castañeda publicó su autobiografía, Amarres Perros. Incluye observaciones de medio siglo en México y en América LatinaCentroamérica, en la relación sostenida con Estados Unidos.

Sus amarres perros

Entrevistado por la revista “Quién” (que lo publicaría en portada) en NY el exSecretario de Relaciones Exteriores  habló de su lado más íntimo y lo que titula en su autobiografía como “Amarres Perros”. Reveló que su mayor “amarre” fue con Adela Micha (siendo canciller aún) pero que no ha tenido una pareja estable.
Sobre las mujeres…

Quién: ¿No has encontrado una mujer que te convenza?

Jorge Castañeda: Encuentro a diferentes para diferentes momentos, pero no una que reúna todas las características que me gustan.

Sobre sus relaciones más perras…

Q: ¿Cuáles han sido tus relaciones más perras, en lo público y en lo privado?

JC: Perras públicas: las políticas. Toda la intensidad y el enfrentamiento con el gobierno de Salinas durante los años del Tratado de Libre Comercio. También la relación perra con Fidel Castro a lo largo de los años, y en particular cuando yo es- tuve de canciller. En lo personal, la más importante fue mi matrimonio de 22 años, pero la más perra sin duda, la de Adela.

 

Q: Se dice que las cosas con ella acabaron mal…

JC: Más que acabar mal se pusieron mal después de que acabaron. Sin duda por agravios mutuos. Yo terminé triste pero no enojado. Nunca manifesté en público ni en reuniones privadas amplias ningún tipo de molestia o crítica. Ella tomó una decisión distinta por razones que sólo ella conoce, en torno a sus propias declaraciones y actuaciones en distintos ámbitos, que son derecho de cada quien, pero tienen consecuencias. Y las consecuencias en este caso fueron que a mí me pareció que no era conveniente y no me causó ninguna gracia.

Sobre Peña Nieto

 Q: ¿Qué le recomendarías hoy a Peña Nieto para reposicionar a México en el extranjero?

JC: Hay dos grandes acotamientos de la proyección de México en el mundo. La primera es que por los reflectores internacionales, el tamaño del país, la cantidad de mexicanos que viven fuera y la cantidad de turistas, por las redes sociales, la imagen que se tiene desde hace tiempo es más o menos fiel a la realidad interna. Ya no es posible establecer compartimentos, estancos donde por un lado los mexicanos pensamos una cosa y los de fuera otra. A ratos se puede lograr, controlar a los medios. Salinas lo pudo hacer quizás hasta el ‘93, Peña lo pudo hacer su primer año quizás, pero llega un momento en que las cosas se decantan. Y por otro lado, Peña no puede tener como única política exterior la promoción de sus reformas. Debes tener una causa que te sintetice. Para mí con Fox fueron los derechos humanos. Puede ser la paz, el cambio climático, los derechos indígenas… Necesitas una causa, de tal manera que cuando te reúnes con tus homólogos tienes algo de qué hablar que no sea simplemente contarte de mi reforma energética.

Ese es quien hoy se autodestapa como aspirante en las presidenciales de 2018, a condición de convencer. “Si veo que no, lo dejo”, dijo a Loret de Mola.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here