Inicio CDMX La Ciudad de México, una metrópoli de alto riesgo

La Ciudad de México, una metrópoli de alto riesgo

260
0
Compartir
Delitos imparables

*  La capital del país cayó en la anarquíay  su gobierno de “izquierda” se ha visto rebasado del todo a todo, sin ofrecer ninguna seguridad para sus habitantes

 

Por BLAS A. BUENDÍA

Especial para Expediente Ultra

A raíz que el Gobierno federal con el aval de los Tribunales de todo el país permitió la entrada en vigor del Nuevo Sistema Penal Acusatorio, de forma automática la Ciudad de México –centro de los Poderes de la Unión-, cayó en la anarquía ya que su gobierno de “izquierda” se ha visto rebasado del todo a todo, y no ofrece ninguna seguridad para sus habitantes.

En redes sociales se advierte que en la actualidad los índices de inseguridad son muy altos, y no se digan los robos y secuestros exprés están a la alza en todos lados.

No obstante de ello, se promueve la alerta de varias orientaciones para evitar que la sociedad sea víctima de los amigos de lo ajeno.

Evitar asistir a las tiendas Oxxo, 7-Eleven, Benavides, Gasolineras, Farmacias, etcétera, particularmente por las noches ya que los delincuentes están al asecho.

Al asistir a un supermercado se recomienda asistir acompañado  por uno o varias personas, “y ponerse bien truchas” revisando los automóviles que se hallen alrededor del tuyo para observar que antes de subirte, no pudieras ser sorprendido por gente deshonesta.

Evitar viajar en carretera de noche, incluso si sufres aluna colisión en carretera, ¡no pares!, porque podrías ser despojado de tu automóvil y de tus pertenencias a grado que podrías poner en riesgo tu propia vida.

Si se te cierra un carro mientras vas manejando, no te pares, chócale de preferencia en la parte trasera del carro (entre la llanta trasera y cajuela) para que puedas salir, acelera y no te frenes.

No dejes nada en tu carro que se vea de valor, como son lentes, bolsa, carteras, I-Pod, y aparatos electrónicos que puedan atraer la atención de la delincuencia.

Acciona siempre los seguros cuando te subas al carro y no tengas tu bolsa a la vista, recomendando que ésta la pudieras poner debajo de tu asiento de manejo.

Cambia constantemente tu trayecto al trabajo, escuela, amigos, en fin…

Si van a dejarte un sobre o invitación, que lo pasen por debajo de la puerta. Si necesitan que les firmes un papel, que lo pasen por debajo de la puerta y entonces lo firmas, sin antes demandar la plena identificación de quien lo solicite.

Procura mantener siempre cerrada la puerta o portón de tu casa.

Baja el nivel que reflejas a la gente.

No te bronquees con nadie de carro a carro.

Evitar usar camisas que tengan logotipos de tu negocio o de la compañía donde trabajas.

Recuerda, tú eres vulnerable a pocos metros de alejarte de tu casa o trabajo, si te quieren secuestrar, ya te estudiaron 2 meses y ya tienen las rutas de escape a 3 cuadras de tu casa o trabajo. Así que si te tratan de agarrar o frenar, ¡no te pares!… si sales de ese rango de 3 cuadras ya no tienen rutas de escape y te dejan ir.

Si se paran en un carro a un lado de ti y te enseñan una pistola, ¡no te bajes!, acelera y trata de escabullirse… Recuerda… no te quieren matar, ¡te quieren secuestrar!

Todo el mundo debe tomarse 5 minutos para leer estas alertas ya que puede salvar tu vida o la de un ser querido.

Debido a tantos secuestros recientes, aún durante el día, es importante recordar algunas de las cosas que se deben hacer en una situación de emergencia.

Esta información es para ti, mujer: para ti, hombre. Es especialmente para que la compartas con tu esposa, con tus hijos, con todos aquellos a quienes conozcas.

Después de leer estos concejales cruciales, nunca debes dejar de ser más cuidadoso.